yahoo!
yahoo!

¿Cómo puede pasar una compañía como Yahoo! de estar cotizada en 125.000 millones de dólares, a tener una oferta de compra de Microsoft por 47,5 mil millones, y finalmente ser vendida por apenas cinco mil millones? Como todos ustedes saben, esa compañía, otrora el rey de Internet, se llama Yahoo! y acaba de ser adquirida por Verizon por ese valor: menos de cinco mil millones de dólares

Personalmente nunca me ha gustado Yahoo!, sino en sus comienzos. Aquellos tímidos inicios de Internet cuando se valoraba más una buena compilación de enlaces que un buscador, y en el que la simple idea de tener una buena lista catalogada de sitios web hacía que pudieses tener un nombre y ser un punto de referencia para los navegantes. Ese Yahoo! sí me gustaba, pero claro, era una compañía que aún estaba en pañales.

Pero el Yahoo! de hace diez años a esta parte en la que nos encontramos en la actualidad nunca ha sido de mi agrado. Nunca me han gustado ni la imagen corporativa, ni su usabilidad, ni los servicios que ofrecía me han atraído en exceso, y lo mismo ocurría en mi entorno más cercano. ¿Un correo a yahoo.es?… Rara vez me he encontrado a un amigo o a un cliente con ese dominio en su correo.

Pero el Yahoo! de hace diez años a esta parte en la que nos encontramos en la actualidad nunca ha sido de mi agrado

Esta operación de compra veraniega deja en un estado bastante incierto el puesto de Marissa Mayer, actual consejera delegada de la compañía. Pero que nadie se preocupe, el despido la dejaría en la calle, sí, pero se iría a casa con 55 millones de dólares en el bolsillo. Una bonita recompensa para alguien que no ha hecho más que incidir en el tremendo batacazo de la firma tecnológica. En fin, el mundo de la tecnología se seguirá moviendo, y Yahoo! es ya parte del pasado. A otra cosa.