Manuel Lopez web informática

Se está repitiendo hasta la saciedad que los datos son el petróleo del siglo XXI. Nada que objetar por mi parte, ya que soy un convencido de que no es que estemos en Transformación Digital, es que nuestra forma de vida ya es Digital. Y Digital quiere decir en el fondo Datos, que se pueden explotar de forma masiva.

Volviendo a la analogía del petróleo, en el siglo XXI este “petróleo” ¿se debe democratizar? Es decir, debe ser accesible y útil para todos los ciudadanos/usuarios/consumidores (‘ciusucon’ en ‘nuevalengua’ Orwelliana – referido a la novela 1984, de George Orwell-), o por el contrario solo debe ser accesible a quienes son capaces de refinar el crudo para convertirlo en gasolina que alimente los motores de desarrollo de las empresas y sociedades y con ello consiga el avance de la sociedad en su conjunto.

La otra cara de la moneda viene representada por la presión asfixiante que el dato está generando en los ‘ciusucon’ y sobre todo en las empresas. Hoy en día si no eres capaz de gestionar a través del dato, ya sea tu vida personal, de consumidor, o de simple mortal, no eres nadie. Una empresa que no tenga su CDO, Científicos de Datos, Soluciones de Big Data, Machine Learning, Deep Learning, etc., solo puede decirse de ella, que es de otro siglo o de otro mundo, desde luego no de este mundo y este siglo XXI que empezó de forma tan esperanzadora y poco a poco se está dirigiendo hacia zonas “Orwellianas”.

Yo creo que debemos de dar al dato la importancia que tiene, nunca politizarlo como últimamente hacemos con todo. Debemos ser conscientes, cada uno de nosotros, de que somos generadores netos de “petróleo del siglo XXI” (‘petroXXI’ en nuevalengua), ser conscientes que pagamos con ‘petroXXI’ todos los servicios “gratuitos” que recibimos y sobre todo, usarlos en nuestro provecho, que para eso somos los generadores de petróleo digital.

>