Manuel Navarro, Director de Byte TI web windows 365

Siempre he creído que el uso de aplicaciones móviles podría ser un elemento esencial para combatir el coronavirus. He escrito que sería necesario que todo el mundo la llevara en su teléfono móvil. Un buen funcionamiento de la misma haría que aquellos que han tenido algún contacto estrecho con alguien diagnosticado tomara las medidas oportunas para que se produjera una reducción de los contactos.

En Corea y otros países orientales el uso de este tipo de herramientas ha ayudado y mucho a contener los contagios. Pero aquí somos diferentes: primero, cuando la aplicación estaba desarrollada, una parte importante de las comunidades se negaron a ponerla en marcha por diferentes motivaciones (la mayoría políticas, porque quien había desarrollado la app fue el Gobierno Central).

Por otro lado, la sensación que tengo, es que aquellos que se la han instalado, lo han hecho por el método boca-oreja, pero no porque este Gobierno haya invertido en recursos de marketing y publicidad en hacer que los usuarios se la implementen. Y eso, que el marketing, la promoción y el autobombo es algo en lo que son especialistas.

Cuantas más herramientas tengamos, mejor, y si por ejemplo, todo el mundo llevase Radar COVID en sus smartphones, seguramente no harían falta rastreadores

La aplicación también ha tenido que luchar contra las fake news. Algo habitual en nuestros días. La idea de esas noticias falsas, promocionadas también desde grupos populistas, era que se trataba de una aplicación diseñada para espiar al usuario. Esto tampoco se ha combatido suficientemente bien.

Pero a pesar de todos los obstáculos con los que se ha encontrado la aplicación, es necesario defender este tipo de herramientas para añadir un elemento más de lucha contra la pandemia. Cuantas más herramientas tengamos, mejor, y si por ejemplo, todo el mundo llevase Radar COVID en sus smartphones, seguramente no harían falta rastreadores. Así que era necesario defender Radar COVID… hasta que me ha tocado probarla en mis carnes.

Hace ya unas semanas tuve contacto estrecho con una persona positiva en COVID-19. Una persona, que, como yo, tenía implementada la aplicación. En ningún momento la aplicación me ha dicho que he tenido contacto con una persona infectada y que debía guardar un aislamiento. A día de hoy, y transcurridos muchos días desde el contacto sigo teniendo mi semáforo en verde. Así que, ¿alguien me puede explicar para qué sirve Radar COVID?

Me da la sensación de que Carmen Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, pone mucho interés y trabaja más que nadie pero es una voz en el desierto. Da entrevistas por doquier, ofrece información, ha promocionado hasta la saciedad la aplicación, se ha comprometido en su desarrollo,… para que desde el Gobierno no se le preste el suficiente apoyo y, desde la oposición sólo reciba críticas infundadas.

1 Comentario

  1. Manuel, añado a tu exposición otro tema preocupante: uno de mis hijos dio positivo en una PCR que le hicieron este sábado. Es asintomático, o falso positivo… no sé. Pe
    el lunes fuimos todos al ambulatorio a hacernos pruebas. Afortunadamente todos negativos, pero cuando pregunté a la doctora sobre cómo se recibía el código para que mi hijo activara su positivo en la App, ella ¡No tenía ni idea de lo que le estaba hablando!
    En fin, una inutilidad total.