La previsión indicaba lo contrario, por lo que me interesé llamando a una persona responsable de la organización ferial. “Lo sentimos de verdad, pero no puede ser, no tenemos recursos en esta ocasión”, me contestaron educadamente…

Publicidad

Al parecer, este año, SIMO TCI seguirá ocupando un solo pabellón, pero más pequeño, para evitar los espacios vacios de ediciones anteriores. Hay menos expositores y, por lo tanto, menos dineros para invertir: lo que nos pasa a todos.

A pesar de la “anécdota”, este año vuelvo a escribir (llevo así más de treinta años) que SIMO Network, o como le queramos llamar, es necesario para el sector. Si no existiera, habría que inventarlo. Nos interesa a todos.

Nos interesa como sector por muy diversas razones. La principal, porque es una oportunidad de concentrar la oferta de nuestro mercado, para que sea visible, pueda ser estudiada y, eventualmente, comprada. Es una forma, en definitiva, de mostrar esta importante industria y explicar la importancia que tiene.

Está claro que sus organizadores también tienen que poner de su parte, para hacer atractiva la participación de empresas en el mismo. Poco puede hacer, en todo caso, si la mayoría de las compañías del sector le dan la espalda. Como siempre, es la pescadilla que se muerde la cola. Por eso, todos debemos hacer un esfuerzo por la darle la vuelta a esta situación.

Por encima de todo, la feria tiene que ser interesante para el visitante: sin éste no hacemos nada. Para que sea interesante, tiene que haber oferta, cuanta más, mejor: si consiguiéramos, como antaño, ocupar los diez pabellones, seguro que se llenaba de paisanos con ganas de conocer todo lo que se mueve en este gran mundo de la Informática y las Telecomunicaciones.

La organización tendrá que echarle más imaginación para acercar a clientes y visitantes y las empresas tendrán que hacer un esfuerzo por estar allí: ¡NOS INTERESA A TODOS!


Juan Manuel Sáez


A pesar de la crisis, todavía quedan empresas que pueden presumir de buenos resultados. A finales de julio, el director general de la filial española de Toshiba, Alberto Ruano, nos reunió a un reducido grupo de periodistas para contarnos que su compañía había logrado crecer un 18% en el primer semestre, cuando el mercado había decrecido un 20. ¡No está mal!