Con la aparición de la crisis sanitaria, las empresas se marcaron un objetivo único: mantener la productividad. La gran mayoría de las organizaciones lograron mantener sus objetivos gracias al teletrabajo, pero pronto se dieron cuenta de que, dado que el grueso de los empleados tuvo que emplear sus portátiles personales, éstos no contaban con las prestaciones necesarias para mantener sus niveles de productividad. A día de hoy se ha solucionado parte de ese problema, pero se siguen necesitando equipos que garanticen las máximas prestaciones. Y eso es lo que ha conseguido ASUS con su nueva línea de portátiles Expert Book B1.

Comercializados en dos tamaños, de 14 y 15,6 pulgadas, el ExpertBook B1400 y el B1500, respectivamente, cuentan con todos los requisitos necesarios para garantizar un rendimiento sobresaliente gracias a la incorporación del procesador Intel Core i7 de última generación y las tarjetas gráficas NVIDIA® GeForce®. Además, ambos equipos se benefician de la tecnología Performance Boost, que permite a la máquina ajustar sus temperaturas internas.

Los nuevos ExpertBook B1 se complementan con una memoria máxima de 48 GB, así como de un sistema de almacenamiento rápido y de gran capacidad – lo que garantizan un acceso ágil a los contenidos –, y reducen drásticamente los tiempos de espera, algo imprescindible para los entornos de teletrabajo actuales y, sobre todo, para aquellos empleados habituados a ejecutar su labor con bases de datos o complejos programas de ERP, diseñadores gráficos, arquitectos, u otros muchos perfiles que necesitan de la máxima capacidad de su equipo. En lo que respecta al almacenamiento interno, los equipos pueden contar con dos unidades de almacenamiento, un disco SSD de 1 TB y un HDD de 2 TB.

Para todo tipo de entornos

Aunque nos encontramos ante dos equipos perfectos para entornos colaborativos y de teletrabajo, las previsiones indican que, en los próximos meses, muchos trabajadores irán incorporándose, de forma gradual, a las oficinas. El nuevo entorno laboral, por tanto, será híbrido. La ventaja de los nuevos equipos de ASUS es que las organizaciones ya no tendrán que adquirir ordenadores estáticos que estén permanentemente en las sedes de las compañías. Cada empleado podrá utilizar su ExpertBook B1400 y B1500 independientemente del lugar en el que se encuentre, ya que han sido diseñados para garantizar la movilidad.

En este sentido, ASUS ha apostado por fabricar unos portátiles realmente ligeros, sobre todo si se compara con otras máquinas similares de sus competidores. Sin ir más lejos, el B1400 pesa 1,45 kg, lo que le permite llevarlo a cualquier parte siendo además uno de los equipos más finos de su clase, ya que tiene un grosor de solo 19,2 mm.

No obstante, a pesar de esas reducidas dimensiones ofrecen una excelente proporción pantalla-cuerpo. El estrecho marco de sus pantallas NanoEdge permite acomodar una pantalla más grande en una superficie más pequeña, por lo que el ExpertBook B1400 ofrece un 84% de relación de aspecto, mientras que el B1500 proporciona una relación del 90%, aprovechando la práctica totalidad de la superficie. En lo que se refiere a la pantalla, además, ésta tiene emisiones de luz azul certificadas por TÜV Rheinland, lo que reduce el cansancio cuando se utiliza durante períodos prolongados.

Una prioridad: la seguridad

Nos encontramos, por tanto, ante unos equipos diseñados para garantizar la movilidad de los trabajadores y centrados en la productividad. Al ser portátiles que no van a estar de forma exclusiva dentro del perímetro de la empresa, la seguridad cobra especial importancia. Éste es un elemento esencial y una de las mayores preocupaciones de los departamentos de TI de las compañías, que durante el confinamiento han tenido que cambiar sus estrategias de ciberseguridad para prevenir ataques y proteger los datos dado que el número de conexiones externas se han multiplicado de forma exponencial. Por eso, además del rendimiento, los CIOs y CISOs exigen tener equipos robustos y que garanticen en todo momento la seguridad, algo que los ExpertBook B1 cumplen con nota.

Para empezar, cuentan con un sensor de huellas dactilares, lo que garantiza que sólo el usuario que tenga derecho a utilizar ese equipo pueda acceder a él. Además, el inicio de sesión se hace de forma sencilla: tan solo tiene que pulsar el botón de encendido, sin tener que introducir contraseñas, para que el portátil empiece a funcionar. Para garantizar la privacidad, los nuevos modelos ExpertBook B1 también incluyen una cámara web frontal con una tapa.

Los CIOs y CISOs exigen tener equipos robustos y que garanticen en todo momento la seguridad, algo que los ExpertBook B1 cumplen con nota

En lo que se refiere al apartado interno, si la organización así lo desea, se puede solicitar que los equipos incluyan el chip TPM 2.0, que también aumenta las credenciales de seguridad. La tarea de este chip es la de almacenar de forma segura los datos de autenticación, tales como las contraseñas o las claves de cifrado para proteger la información y las transacciones importantes. De esta forma se mantiene la información fuera del alcance de posibles atacantes.

Como hemos dicho, el entorno laboral va a cambiar, y mayoritariamente se va a apostar por uno híbrido en el que los trabajadores combinen su labor en casa con la que realizan en las oficinas. Adelantándose a las circunstancias, en ASUS diseñaron los nuevos equipos con el objetivo de cumplir y superar los exigentes estándares de fiabilidad de la industria, incluida la norma militar estadounidense MIL-STD 810H, lo que garantiza una robustez superior a la de la mayoría de modelos de sus competidores. El diseño del chasis combina mejoras estructurales para superar las rigurosas pruebas del uso diario. Entre ellas, se incluyen una resistente cubierta de aleación de aluminio, un soporte estructural debajo del teclado y una espuma protectora que protege el disco duro de golpes y caídas.

En lo que a sostenibilidad y eficiencia energética, la gama ExpertBook B1 cumple con las certificaciones más requeridas a nivel “Ecolabel”, en concreto Energy Star y EPEAT nivel Silver.

Toda la conectividad del mundo

Por supuesto, si hablamos de movilidad, la conectividad es otro apartado clave con un alto nivel de exigencia para un portátil. La nueva serie de ASUS lo tiene toda: están equipados con una completa selección de puertos, entre los que incluye el nuevo estándar Thunderbolt™ 4 con DisplayPort para pantallas, suministro de energía, carga rápida y transferencias a velocidades extremas. Además, cuentan con USB 3.2 Gen. 2 y USB 2.0 de tipo A, HDMI 1.4, Ethernet, una ranura micro-SD y una toma de audio, todo ello probado hasta con 10.000 ciclos de conexión para garantizar la máxima fiabilidad. También hay una ranura de bloqueo Kensington que permite asegurar los portátiles ExpertBook B1 dondequiera que se utilicen.

Cuentan con tres salidas de vídeo externas (DisplayPort a través de USB-C, HDMI y VGA D-Sub) y la posibilidad de conectar hasta dos pantallas externas 4K UHD. Esto da la libertad de participar en una videoconferencia o clase a distancia en la propia pantalla del portátil, mientras se utilizan dos pantallas a los lados para ver la información relevante de la llamada o el evento. En cuanto a conexiones inalámbricas, incorporan la tecnología WiFi 6 y las mejoras ASUS WiFi Master.

En definitiva, nos encontramos ante unos equipos perfectos para garantizar la productividad empresarial, que cuentan con las últimas medidas de seguridad y con un peso y una robustez para poder trabajar con ellos desde cualquier lugar. Y todo ello un precio realmente competitivo que empieza en los 599 euros según las especificaciones que se necesiten.

>