internet datos cloud hitachi vantara gestionar el dato dmaas

El dato se ha convertido en el elemento fundamental para el funcionamiento de una empresa. Se trata de un pilar que cobra cada vez más relevancia para poder establecer una correcta estrategia empresarial en la que el cliente sea el centro de la acción que lleva a cabo cualquier organización.

Establecer esa estrategia que gire en torno al dato implica saber gestionarlo, protegerlo y extraer de él, aquella información que aporte más valor para la empresa. Se trata por tanto, de una tarea ardua y compleja para la que se necesitan herramientas específicas y personal cualificado que puedan realizar de forma eficiente esa labor.

Las soluciones de automatización han facilitado parte de ese trabajo, pero aun así, muchas organizaciones carecen de los recursos para implementar ciertas herramientas o para contratar empleados que se dediquen a ello. Así que en un mundo en el que buena parte de la tecnología y de las herramientas se sirven en modo as a service, ¿por qué no gestionar los datos de esa forma? Bienvenidos a la era del DmaaS, o lo que es lo mismo, Data Management as a Service.

Un cambio más que necesario

Los enfoques tradicionales intentan reunir todos los datos que obtiene una organización. Una cantidad de datos que cada vez es más numerosa: estructurados y no estructurados, archivos y objetos, texto y multimedia,… La intención de esta estrategia es que estén protegidos y sean fáciles de ver y reutilizar. Pero esos arcaicos métodos ya no funcionan por lo que las empresas son incapaces de obtener los beneficios que pueden extraer de cada uno de ellos.

Gestionar el dato aprovechando las ventajas que aporta DMaaS traerá los beneficios de la analítica con unos costes previsibles

Además, estamos en la época del cloud, por lo que la gestión de los datos que se encuentran en diferentes nubes hacen imprescindible el cambio de modelo y es aquí donde DmaaS cobra un valor especial. Gracias a este novedoso enfoque, centrado en la nube, la sencillez a la hora de realizar copias de seguridad o de gobernar y analizar todos los datos se multiplica, por lo que, cualquier empresa puede tener, por fin, una correcta estrategia que gire alrededor del dato.

Y es que, el DMaaS acelera la transformación digital y gracias a él, las organizaciones obtienen la máxima productividad y flexibilidad con la ventaja de que no tienen que gestionar la infraestructura de datos. Con el DMaaS, las empresas obtienen un fácil acceso a múltiples capacidades de gestión de datos, como la copia de seguridad y la recuperación, la recuperación ante desastres, el archivado, los servicios de archivos y objetos, el aprovisionamiento de desarrollo/prueba, el gobierno de datos, la seguridad y el análisis de los mismos.

Te puede interesar:
Gestión de Datos como Servicio para Dummies

Por otro lado, este modelo elimina la complejidad de la gestión de datos y unifica las operaciones en una única plataforma. Esta implementación reduce el tiempo de inactividad y la pérdida de datos. Con ello, se consiguen operaciones más rápidas -desde las copias de seguridad hasta el desarrollo, pasando por las pruebas y los análisis- al tiempo que se reduce el coste total de propiedad (TCO). Con DMaaS, se pueden gestionar las fuentes de datos en los centros de datos, el borde y las nubes públicas. En definitiva, la empresa va a poder obtener el valor preciso de cada dato para poder acelerar la toma de decisiones.

Elegir el proveedor

Los proveedores de esta gestión de datos como servicio, proporcionan un completo conjunto de soluciones que se adaptan a las necesidades de cada empresa, por lo que se muestra como el servicio perfecto para mejorar su posicionamiento con respecto a sus competidores, con un coste mínimo y recurrente. Ahora bien, ¿cómo se elige un proveedor de DMaaS?

La oferta es muy amplia y no todos ellos ofrecen las soluciones que una empresa necesita. DMaaS se adapta a todo el espectro de estrategias en la nube. Sin embargo, la forma en que una empresa implementa y complementa la DMaaS, puede variar. Por eso se necesita contar con un partner que asesore a la empresa sobre el enfoque que debe dar a una plataforma DMaaS. Gracias a él, la plataforma permitirá la incorporación de nuevas soluciones y evitará que aparezcan silos y complejidad. A fin de cuentas, el principal objetivo del DMaaS es reducir esa complejidad.

Uno de esos socios es SCC, una firma en la que la calidad y la apuesta por la incorporación de las más modernas innovaciones a su catálogo, son sus señas de identidad. Y entre esas incorporaciones, la compañía acaba de añadir una de las plataformas DMaaS más importantes del mercado a su oferta.

Con esta incorporación, SCC quiere aportar una solución rupturista en un momento en el que las organizaciones buscan simplificar todo lo relativo a la gestión de los datos asociados a la producción, explotando su valor intrínseco evitando la fragmentación en silos y reduciendo costes directos e indirectos, onpremise o en la nube.

 ¿Y qué proporciona la plataforma de Cohesity? Sobre todo sencillez. Nos encontramos ante una solución hiper-escalable definida por Software que permite la gestión de la información de protección, los ficheros, los entornos secundarios de almacenamiento o para pruebas, así como los servicios de archivado. Además, una de las principales características con respecto a otros competidores es que permite explotar todos los datos dentro de un único ecosistema de soluciones con terceros en su Marketplace.

Más información en: www.es.scc.com

>