estrategia cloud
Por Alberto Molina, Cloud Application Manager en Wolters Kluwer Tax & Accounting
Por Alberto Molina,
Cloud Application Manager en Wolters Kluwer Tax & Accounting

Tras dos años de pandemia que han acelerado la adopción del cloud computing, lo más probable es que la mayoría de las empresas ya hayan implementado una estrategia para migrar o comenzar este camino hacia la nube. Para aquellas que aún no han dado el paso, estos son los 6 pasos que se deberían seguir para establecer una estrategia cloud.

1. Cambiar de mentalidad

La decisión de implantar el cloud es principalmente una estrategia de negocio, más que una estrategia de IT. La empresa debe tener claros los motivos por los cuales quiere ir a la nube y, de acuerdo con ellos, diseñar una estrategia. Las ventajas competitivas y las oportunidades para crecer exponencialmente son, sin duda, claves en esta decisión. La potencia que aporta la nube en cuanto a agilidad y flexibilidad es lo que está haciendo crecer la tecnología los últimos años. También hay tener que claro que el cloud no es solo un entorno donde alojar la infraestructura, sino un espacio desde el cual se debe crear una estrategia e impulsar un cambio de mentalidad para ser más rápidos, seguros, escalables y baratos.

2. Analizar el estado actual y el deseado

Un buen análisis es indispensable para planificar bien el camino. Es muy importante saber dónde estamos y dónde queremos estar, tanto en lo relacionado con los Service Level Agreement (SLA) marcados y el plan de continuidad como en la seguridad y la protección del dato. De igual manera, es fundamental establecer un governance claro y tener todas las métricas y alertas posibles.

La decisión de implantar el cloud es principalmente una estrategia de negocio, más que una estrategia de IT

3. Elegir el modelo cloud

Este análisis previo nos ayudará a elegir el modelo de cloud, tanto del tipo de nube (pública, privada o híbrida) como del tipo de servicio (IaaS, SaaS o PaaS). También sabremos si nos interesa tener un multicloud o si queremos ser más fieles a un solo proveedor. En muchas ocasiones dependerá del nivel de madurez de los equipos o las aplicaciones. En Wolters Kluwer, como proveedor de software de gestión, tenemos claro que el camino es la nube pública y, por eso, ya hace años que dimos el salto sin pasos intermedios como la híbrida, ya que creemos que implicaría asumir más riesgo de seguridad al tener varios puntos de foco. Igualmente, preferimos centrarnos en un único proveedor para poder sacarle todo el provecho posible y que los equipos estén centrados en ese expertise.

4. Diseñar y asegurar el plan

El siguiente paso consiste en formar el equipo o personas que se encargarán del diseño e implantación de la infraestructura en el cloud. Pero también formar y acompañar en el cambio cultural que la nube traerá con ella al resto de las personas que trabajarán con mayor o menor medida en la nube. Una vez diseñado el plan, tenemos que asegurarnos de que este incluye todos los parámetros de seguridad, disponibilidad e integridad de datos analizados anteriormente. Sin olvidarnos de que los equipos tengan los conocimientos adecuados y roles bien claros y definidos.

5. Implementar la estrategia

La implementación puede tener unos tiempos muy diferentes y puede durar desde pocas semanas hasta muchos meses, dependiendo de la envergadura del proyecto, pero debemos guiarnos siempre por un roadmap con varios hitos para poder ir verificando los avances. Tener unos buenos líderes capacitados y empoderados difundiendo las buenas prácticas ayudará a acelerar la adopción de la nube.

6. Seguir avanzando y creciendo

Ya estás en cloud, el juego solo acaba de empezar. Es fundamental no parar y seguir avanzando y creciendo junto al proveedor cloud, las nuevas tecnologías y características que irán apareciendo y ante las que debemos estar atentos y ser ágiles para sacar todo el provecho posible.

>