si hablamos de los sistemas de refrigeración, el cliente tiene que saber que cuanto más antiguo es el centro de datos
si hablamos de los sistemas de refrigeración, el cliente tiene que saber que cuanto más antiguo es el centro de datos

El debate se abrió hablando sobre la situación en la que se encuentra el mercado del Centro de Datos. En opinión de Carlos Clerencia director de Sector Público y Corporativo de Intel, “los CIOs están empezando a tener estrés físico porque no son capaces de absorber todo lo que está viniendo. La tendencia más fuerte es el todo definido por software. Las ventajas son evidentes, pero la fiabilidad de los sistemas es algo que preocupa pero este es el camino a seguir”. Por su parte, Alberto Franco, Enterprise Business Consultant – Global, Large & SMB Accounts en Dell, afirmó que lo que caracteriza hoy en día al data Center es que “las grandes empresas están definiéndose como compañías de software incluso cuando no ha sido su negocio tradicional. Van a proliferar los worksohps en las compañías y el CPD moderno va a estar entre el onpremise y el as a service”.

“La tendencia es que el software marca al hardware. Esto no era así hasta hace poco. La tendencia es el workscale.Se van a separar los recursos y a partir de ahí se pasa a montar los servicios que sean necesarion. Por tanto, la orquestación se complica y desde el punto de vista de un CIO genera desconfianza. En los próximo cinco años tendremos algo más estabilizado, afirmó Cedric Escoriza, IT Manager especialista en Cloud Paas Infrastructure Zemsania. Para Sergio Bernal, Director Técnico del Grupo Econocom,vemos un cambio en cómo funcionaban los usuarios respecto de las aplicaciones. Ahora cualquier persona lleva un ordenador en la mano y requiere que las apps tengan un conjunto de datos mayor, con tiempos de acceso rápidos, que siempre esté disponible etc. Estamos viendo una transformación de las redes con menos latencia, equipos más pequeños, con sistemas de almacenamiento más densos, etc. Son CPDs mucho más pequeños y concentrados donde hay que pensar mucho por ejemplo en la refrigeración y en el consumo”.

Finalmente, Óscar Jiménez, Enterprise Business Group Manager Iberia en Lenovo aseguró que “el CPD se está transformando hacia algo más ágil y el futuro es el CPD definido por software. Aunque el futuro va hacia el software lo que ponemos debajo es importante y tener una infraestructura hardware es fndamental porque incidirá en el servicio que una empresa presta con el software”.

Explosión cloud

Uno de los causantes de la importancia del data center en los entornos empresariales ha sido cloud computing. Hasta que no apareció la nube nadie se planteaba dejar sus datos alojados en un centro de datos externo. La nube vino a cambiar eso, tal y como expresó Óscar Jiménez: “Ha sido una revolución, un cambio de paradigma importante y un alivio para muchos centros de datos que han podido compartir cargas. Es importante definir que es lo que se puede migrar y lo que no se puede migrar pero cloud ha aportado una flexibilidad muy importante que hasta ahora no se tenía”. Para Sergio Barnal, “Cloud supone muchas cosas para pymes y para grandes cuentas. Para las primeras les cuesta conseguir hardware y con una plataforma virtual ahora lo pueden tener. Además, tienen facilidad para mover ciertas cargas de trabajo y conservar otras que son más necesarias”. Por su parte CedricEscoriza, aseguró que el éxito de la nube viene motivado por la flexibilidad. Y es que según su opinión, “Cloud ha dado una vuelta de tuerca. También está la ventaja de poder operar en una nube privada y mezclarla con un cloud público”. Para el portavoz de Dell, la nube “ha supuesto la capacidad para construir en su infraestructura de servicios y complementar el portfolio de servicios en la empresa. Además ha supuesto que el IT se ha transformado en ser un centro de costes a que cada departamento de la empresa sea su propio service provider”.

Finalmente Carlos Clerencia fue rotundo, al afirmar que “la gran apuesta de la cloud es mejorar el uso de la infraestructura. Uno de los principales problemas que se encuentran es migrar las aplicaciones al cloud. Es rentable siempre, pero la migración cuesta y hay que planificarlo bien y asumir el coste. La flexibilidad de cloud permite apostar por modelos híbridos. El tener interconectores que permitan migrar de la pública a la privada es algo que va a ocurrir. La flexibilidad la tiene que asumir el departamento IT y debe ser capaz de interconectar con las redes externas”.

Montar uno nuevo o mantener

Una de las dudas que pueden surgir en aquellas empresas que ya tenían un centro de datos es qué hacer. Si montar uno nuevo o mantener el que ya poseen. Cedric Escoriza aseguró que nunca había visto que montar un nuevo data center desde cero en una empresa que ya tuviera uno: “La mayoría de datacenters se rediseñan en un nuevo espacio para albergar un datacenter más moderno pero desde cero no es algo que me parezca viable”.El portavoz de Econocom aseguró que si una empresa tiene un centro de datos antiguo, “está perdiendo dinero. Hay que pensar si es mayor esfuerzo adquirir uno nuevo o rediseñar un CPD. El cliente tiene que saber que si tiene más de cuatro años, se puede bajar el coste operativo de manera significativa”. En la misma línea se situó Carlos Clerencia quien aseguró que “el CPD tiene una vida limitada de 10-15 años. Se están retrasando los ciclos de renovación y eso es un tremendo error”.

Modelo de gestión

Cuál es el modelo de gestión que se debe seguir fue el siguiente apartado que se trató. Para el portavoz de Lenovo, “con un modelo definido por software, que es hacia el que vamos, el modo de gestión va a cambiar radicalmente. El centro de datos se tiene que ver como un único pool de recursos y tiene que haber un cambio de mentalidad en la gente para que el negocio evolucione como tendría que hacerlo”. Por su parte el portavoz de Econocom señalo que “se está viendo que muchos datacenters se gestionan de forma muy ligera sin cuidar los formalismos y otros que son demasiado formales. En un mundo definido por software, no se puede esperar a que una persona tenga que probar algo para poder hacer un cambio. Las personas muchas veces lastramos procesos”. Para el representante de Zemsania, “al modelo de gestión técnico hay que sumar los conocimientos de storage, de redes etc. que permitan hacer un buen modelo de gestión del datacenter. El CPD modular ayudará mucho a eliminar la obsolescencia porque alargan la vida de CPDs antiguos añadiendo mayor capacidad a los centro de datos tradicionales”.

En las herramientas de automatización parecen estar algunas de las claves. Al menos así lo ve el portavoz de Dell, para quien “las claves residen en tener control de todo lo que tenemos del CPD, llegar a las herramientas de automatización, que se provean herramientas de gestión unificada para gestionar el computo el almacenamiento y la red. Esto es el modelo de gestión amplia y controlada al que se tiene que ir”.

Eficiencia energética

Es el principal problema de los centros de datos. El consumo energético es muy elevado, no sólo por lo que consumen las máquinas en sí, sino por el gasto que hay que hacer en refrigerar ese datacenter. Tal y como expuso el portavoz de Intel, “uno de los gastos más importante es el referente al consumo energético. Una de las preocupaciones es la limitación energética y el consumo energético. Nosotros lo que estamos haciendo es poner mucho énfasis en la reducción del consumo. Apostamos por una especie de ley de Moore en consumo energético. Simplemente con renovar la infraestrutura se puede reducir el consumo en un 30%, con respecto a máquinas de hace cuatro años. A nivel de coste monetario se rentabiliza rápidamente”.

Si hablamos de los sistemas de refrigeración, el cliente tiene que saber que cuanto más antiguo es el centro de datos

Y es que en la renovación está la clave si realmente queremos realizar una reducción del consumo. Tal y como aseguró Alberto Franco de Dell, “salen los números claramente. Entre medias creo que los fabricantes deberían ser capaces de exigir una infraestructura que reduzca no solo los consumos de la equipación sino que sean capaces de trabajar a 40 grados y se gaste menos en la refrigeración”.

En este sentido, Sergio Bernal de Econocom afirmó que “si hablamos de los sistemas de refrigeración, el cliente tiene que saber que cuanto más antiguo es el centro de datos, más consumirá. Al actualizar los sistemas se reduce la huella de consumo. Nosotros lo que hacemos es dar una vuelta y vemos que la mayoría de los lugares donde están los centros de datos son espacios abiertos con lo que proponemos espacios más contenidos, donde la refrigeración se sitúa sólo en los equipos en los que trabajan”.

Para el representante de Lenovo, “el papel determinante de la eficiencia energética es fundamental para la tecnología. Nosotros ya tenemos servidores que funcionan a 45º. Hay que crear un data center que sea mínimamente sostenible. Hoy en día no existe. Sí va a haber CPDs más eficientes que permitan, por ejemplo, ahorrar en aire acondicionado”. En este punto el portavoz de Econocom no se mostró de acuerdo y aseguró que “sostenible es complicado por los requerimientos energéticos que van dentro. Lo que nos preocupa es que las máquinas son cada vez más potentes, tienen más densidad así que un CPD es muy difícil que sea 100% sostenible”.

En ese momento terció el portavoz de Zemsania quién aseguró que “comparados con hace 10 años, los datacenters son muy sostenibles pero todavía queda mucho camino por andar porque aunque se hayan optimizado mucho los servidores, la tecnología va mucho más lenta en este sentido. Incluso los CPDs que se consideran 100% sostenibles, refrigerados por agua, se han encontrado con problemas de humedad, que tiene que solucionar”.

Seguridad

Finalmente se abordó el apartado de la seguridad. Posiblemente para muchas empresas el punto más importante, sobre todo si se trata de llevar datos a un centro de datos externo. Tal y como aseguró Carlos Clerencia de Intel, lo primero que hay que decir es que “la seguridad 100% no existe. Nosotros estamos incluyendo tecnología de seguridad para prevenir los ataques. Implementar todas estas tecnologías no es algo sencillo pero tenemos tecnología que es capaz de aislar las máquinas virtuales para que sean completamente estancas entre ellas. Si una empresa no tiene un experto de seguridad mejor contratar con un proveedor que sea experto. Lo que hay que hacer es detectar cuando te entran y actuar lo más rápidamente posible”. Desde Dell se afirmó que “la seguridad no solo tiene que ser perimetral sino una seguridad que viva en la empresa para impedir que una maquina virtual desborde una cloud pública o un empleado se lleve información en un pincho. La seguridad tiene que evolucionar”.

El portavoz de Econocom hizo hincapié en la seguridad física, que también la considera muy importante para asegurar perfectamente un centro de datos. En su opinión, “la seguridad física ha dejado de ser ciencia ficción: por ejemplo el control biométrico, que permite saber quién accede a qué, es muy común en los grandes centros de datos y en España no son comunes en los CPDs medianos/pequeños”. Finalmente el portavoz de Lenovo afirmó que “el error humano es la mayor brecha de seguridad. Hay que invertir en formación con los empleados si se trata de un CPD interno y si se decide ir a un CPD extermo elegir al proveedor que ofrezca la mayor seguridad posible”.