Andrés Castillo, Director de Innovación Tecnológica del Hospital Niño Jesús

El departamento de Innovación Tecnológica del Hospital del Niño Jesús, dirigido por Andrés Castillo, lidera el proyecto internacional iProcureSecurity, una iniciativa de diferentes organizaciones e instituciones sanitarias de Europa que busca identificar los principales desafíos que la diversidad de sistemas supone para la capacidad de trabajar en conjunto, estimular la adopción de Innovación con miras a aumentar la estandarización de las operaciones en toda Europa y proponer requisitos técnicos para las actividades de Innovación que impulsen un sistema europeo más homogéneo de equipos de emergencia médica capaces de trabajar como una unidad cohesionada.

Hablamos con Andrés Castillo, Director de Innovación Tecnológica del Hospital Niño Jesús sobre en qué consiste esta iniciativa:

– ¿Qué es exactamente iProcureSecurity y cuál es su finalidad?

Es un proyecto de Servicios de Emergencia Médica financiado por la Comisión Europea, del cual forman parte algunos hospitales, instituciones y empresas europeas, que buscan identificar los mejores sistemas para un trabajo conjunto en toda Europa y de esta forma proporcionar los requerimientos técnicos y de innovación para que los equipos de emergencia médicos sean capaces de trabajar como una única unidad, específicamente también en emergencias infantiles. Hasta ahora, los servicios médicos de emergencia en Europa están caracterizados por un panorama heterogéneo con diversas configuraciones organizativas, estándares profesionales, mecanismos de coordinación y actores. Por eso, y en respuesta a estos desafíos, el proyecto iProcureSecurity tuvo como objetivo identificar y analizar las necesidades del ecosistema de emergencias europeo, monitorizar las iniciativas de investigación y desarrollo y, finalmente, definir las necesidades y documentación técnica para la siguiente fase de desarrollo y adquisición de soluciones innovadoras.

– ¿Quiénes forman parte de este proyecto europeo y cómo desarrollan la actividad?

De forma genérica, el consorcio iProcureSecurity consta de 10 organizaciones de investigadores y profesionales en el sector de emergencias médicas y es una asociación estratégica para la coordinación de la adquisición de innovación. Esta iniciativa reúne a los miembros del proyecto H2020 iProcureSecurity, expertos en Servicios de Emergencias Médicas (EMS), organizaciones de I+D y representantes de las principales firmas de sistemas de innovación sanitarios para detectar los requisitos tecnológicos en este campo y proponer a la Comisión Europea la financiación de un proceso de compra pública pre-comercial que se espera comience en la primavera de 2021. Asimismo, el consorcio ha publicado en su sitio web diversos documentos con el conocimiento producido y ha puesto en marcha una comunidad de práctica para compartir las necesidades de innovación en el marco de los servicios médicos de emergencia en Europa con el fin también de poner en contacto a las administraciones públicas responsables de los servicios de emergencias con las industrias europeas.

“iProcureSecurity pretende sentar la base de los mejores servicios médicos en urgencias para la infancia a través de tecnología avanzada”

– ¿Cuál es el papel del Hospital Niño Jesús dentro de este consorcio?

El Hospital ha tenido una participación importante en la definición de los requisitos técnicos del mismo después de analizar el mercado, el estado del arte y las necesidades y retos de las emergencias europeas. Nuestra participación pone de relieve la experiencia de nuestro hospital en este campo dentro del panorama europeo y aporta conocimiento para desarrollar nuevos proyectos de cara al futuro cercano. Ayudamos de forma activa a recoger información sobre las empresas que tienen soluciones o están desarrollando ideas en el campo de las emergencias y urgencias para que puedan ser presentadas al conjunto de Europa y sirvan así de acicate de innovaciones a los profesionales de este campo. Por su condición de proyecto pionero, iProcureSecurity pretende sentar las bases de construir los mejores servicios médicos en urgencias para la infancia a través de la más avanzada tecnología.

– ¿Cuál es la principal problemática a la que se enfrentan los equipos de emergencia en materia de innovación tecnológica?

Se necesita aplicar las nuevas tecnologías y generar mayor innovación. Nuestro objetivo es que las ambulancias sean digitales, que sean un punto de conexión entre los diferentes elementos para así poder tratar al afectado lo antes posible. Una de nuestras principales acciones está en poder identificar a las víctimas y su estado lo antes posible mediante la mejora en la asignación de los recursos de urgencias de igual manera que reducir el tiempo de llegada al hospital. Sabemos que hay áreas que necesitan una disrupción en este aspecto y para ello hemos detectado cinco ámbitos: se requiere de mayor formación ante pandemias y actos de violencia, mejorar la coordinación y los tratamientos en situaciones de emergencias, incrementar el conocimiento de los ciudadanos antes estas situaciones y cambiar el sistema actual de triaje.

– ¿Cómo se puede realizar esos avances? ¿En qué trabaja iProcureSecurity sobre estos aspectos?

Aún el papel tiene una relevancia en las emergencias médicas. Queremos proporcionar mayor digitalización, conectar con los datos clínicos y hacer más eficientes las conexiones en el momento de las urgencias médicas. Que las ambulancias y helicópteros sean lugares donde ya se trate al paciente. De hecho, hemos propuesto a la Unión Europea un nuevo sistema de triaje donde todos los actores que forman parte del proceso estén conectados. A partir de ahí, realizaremos una compra pública pre-comercial que nos permita desarrollar innovaciones con transparencia y que, de otra forma, no podríamos realizar.

Esperamos que esta iniciativa sea aprobada a lo largo del mes de enero y que podamos ponerla en marcha pronto para así, invertir en la industria y que diseñe el sistema. Creemos que en poco más de un año pueda lograrse y que en 2023 sea una realidad a la vez de estar coordinados con otros proyectos europeos para aprovechar los estándares de interoperabilidad que se desarrollan en la actualidad.

– ¿Qué tipo de tecnología puede ser la más indicada?

El objetivo es atender a la víctima desde el primer momento y localizarla lo antes posible. Por ejemplo, queremos dotar de drones y vehículos autónomos que transporten medicinas e incluso a pacientes, además de guiar mediante vídeo a las personas alrededor de la víctima para que sean capaces de asistir mientras llega la ambulancia. También la realidad virtual es un poderoso aliado en estas situaciones para ayudar a la formación de los profesionales, o los wearables para avisar a los sistemas de emergencia y monitorizar al paciente.

Igualmente, la inteligencia artificial es un factor importante para la toma de decisiones de situaciones críticas. En definitiva, las nuevas tecnologías pueden proporcionar un apoyo esencial en este contexto y para ello estamos concentrando nuestro esfuerzo.

– ¿Cómo está organizado el proyecto para esta labor?

Contamos con diferentes grupos de trabajo, como el de servicios de emergencias médicas, pre-comercial procurement, legislación europea, lucha contra el COVID-19, soluciones de innovación para emergencias, barreras y retos en las emergencias médicas, o terminología multilingüe para estas situaciones, por ponerte algunos ejemplos. El objetivo no es otro que crear una red paneuropea de profesionales y cualquier parte relevante del sector de las emergencias médicas y sanitarias para identificar las brechas de capacidad entre los diferentes EMSS en Europa, evaluar las necesidades de innovación y entregar requisitos técnicos que puedan actuar como licitaciones listas para usar.