Albert Triola Oracle Database

Albert Triola lleva más de 30 años trabajando para Oracle, aunque los 20 primeros los pasó en la extinta Sun Microsystems, hasta que fue adquirida por la firma de Larry Ellison. Desde hace ocho meses es el nuevo country leader de esta multinacional en nuestro país. Triola cuenta para Byte TI cuál es la evolución de Oracle en estos últimos meses.

Entrevista a Albert Triola, country leader de Oracle

Lleva poco menos de un año desde que lidera la subsidiaria de Oracle en nuestro país, ¿cuál es su valoración?

Han sido unos primeros meses intensos pero con un alto nivel de satisfacción ya que me he encontrado con una plantilla con muchas ganas de adaptarse a la nueva realidad y de contribuir al éxito de la subsidiaria.

Los empleados se han volcado en ayudar a personas que están sufriendo y han participado en proyectos para que, por ejemplo, chicas jóvenes puedan aprender habilidades tecnológicas. También he visto como la creatividad se ha incrementado para cubrir deficiencias que se producen cuando se trabaja desde casa. Veo también que hay mucha más interacción con nuestros clientes y con nuestros partners.

Las compañías están en un momento crítico, en el que los datos juegan un papel importante, y nosotros con nuestros partners estamos ayudando a que se adapten a esta nueva realidad y sean cada vez más innovadores.

Toda esta situación nos ha venido, además, en un momento en el que no hemos tenido un portfolio tan amplio como el que tenemos ahora. Creo que nuestra apuesta por el entorno cloud ha posibilitado que podamos ayudar a todos los sectores empresariales con nuestras propuestas y soluciones.

Sé que no dan resultados en España, pero ¿cumplen los objetivos?

Tenemos una propuesta de valor hacia las empresas desde el punto de vista de cloud que está diseñado para dar soporte de misión crítica tanto en la infraestructura como en las aplicaciones. Por ejemplo, en el mundo del ERP estamos entrando en muchos clientes que apuestan por Oracle por primera vez. En el apartado de HCM también crecemos con clientes que ya tienen nuestro ERP o que son clientes de nuestro competidores pero que los estamos rodeando con tecnología Oracle.

Lo que estamos viendo en España es que hay dos complejidades. La primera es la gestión del dato y desde Oracle estamos ayudando a que esta gestión del dato sea unificada y la segunda hace referencia a la adaptación a las nuevas versiones de los productos de los proveedores porque esto les lleva a los departamentos TIC tiempo, dinero y recursos.

Además, en algunos casos no es posible adaptarse a la velocidad a la que actualizamos los fabricantes. Por eso, hacemos hincapié en hacerles ver que en el momento en el que entran en la nube de Oracle, las soluciones se actualizan cada 90 días y las empresas pueden adaptarse de forma rápida y sin necesidad de realizar ningún tipo de integración.

En definitiva, en España, tanto en portfolio como en demanda por parte de los clientes, nos encontramos en un momento muy dulce.

Sois de las pocas empresas que no habéis dejado de lado nunca la parte onpremise. Aún así la apuesta por la nube es clara. Vuestros clientes, ¿qué tipo de nube están prefiriendo?

Alrededor del 73% de nuestro negocio es recurrente. A estos clientes que tienen licencias onpremise, les damos la posibilidad de que en el momento que ellos consideren oportuno, esa funcionalidad y ese dinero invertido lo puedan llevar al mundo cloud. Pero es el cliente el que decide qué quiere llevar y cuándo lo quiere llevar. No obligamos a nadie a migrar a la nube. Tampoco le obligamos a elegir el tipo de cloud que quiere. Nosotros les damos todas las opciones para que decida, porque forzar al cliente a que vaya hacia una determinada dirección es un error claro.

Han presentado la nueva versión de Database. ¿Qué aporta de nuevo y que valoración han tenido por parte de los clientes?

Nosotros tenemos una experiencia muy grande en el mundo de las bases de datos. Entendemos que los datos tienen peso y el dato conlleva interacción con los nuevos entornos.

Con la versión 21c de Oracle Database, lo que hemos hecho es facilitar que se puedan gestionar entornos mixtos, desde entornos estructurados a no estructurados, documentos, objetos,… Se trata de ayudar a que los clientes pueda elegir si quiere una gestión transaccional o analítica y que decida si lo quiere onpremise o lo quiere en el cloud. La ventaja del cloud es que el cliente se olvida del mantenimiento más pesado que corre de nuestra cuenta, pero por los motivos que sea, es el cliente el que elige el modelo que quiere.

Además, le hemos ido incorporando funcionalidades como machine learning, Inteligencia Artificial o datos en formato blockchain. Todo esto lo puede incorporar de forma muy rápida todos los clientes que hayn apostado por el mundo cloud.

Hace un par de años apostaron muy fuerte por el Autonomous Database, ¿cómo va? ¿no es un poco absurdo apostar por esta fórmula en un modelo onpremise?

Hace unos años, sí podía ocurrir. Cada vez tenemos más adopción y más empresas que le ven el beneficio a la nube. Cada vez estamos viendo que más entornos de producción, por ejemplo, están trabajando la tecnología Autonomous en la nube. En el momento en el que entran en ese entorno le ven los beneficios de forma inmediata. Es verdad, que mucha parte de las empresas tienen miedo al principio, pero una vez que se prueba, ese miedo desaparece.

Al igual que muchas otras empresas que no eran especialistas, están haciendo hincapié en el mundo de la seguridad. ¿Por qué? ¿Qué aporta en este aspecto una compañía como Oracle?

Para nosotros uno de los temas clave es la seguridad, sobre todo en un entorno cloud en el que se está hablando de la gestión empresarial de una compañía. Hablamos de proteger datos confidenciales y esenciales para el funcionamiento de una compañía.

Lo que hace Oracle en este sentido, es separar de forma total las tareas propias de la operativa de las tareas del cliente. De tal forma que aunque nosotros gestionamos la operativa del día a día, nuestros ingenieros no pueden acceder a los datos del cliente. De la misma forma, los clientes no pueden entrar en la parte operativa del día a día. Esta separación física es lo que nos hace diferenciales en el mercado y ayuda al cliente a estar tranquilo con la seguridad de los datos.

Independientemente de eso, si aún así un cliente tampoco está convencido pero se quiere beneficiar de las ventajas del cloud de Oracle, le montamos la máquina física en su empresa y le implementamos la nube en casa del cliente.

Un apartado en el que están invirtiendo mucho desde hace unos cuatro años es en la estrategia de CX, ¿qué ha cambiado la pandemia en esa estrategia de CX?

Sí, se está prestando más atención al cliente, pero eso es algo que ya venía produciéndose en los últimos años. Pero esa no es la parte que más ha cambiado con la pandemia sino la que se refiere a la gestión de los almacenes, la parte de la gestión de la logística y la referente a la cadena de suministro.

La interacción con el cliente, no ha cambiado mucho, eso ya estaba. Lo que les ha preocupado más es cómo ser eficiente en llevar la mercancía al cliente o cómo gestionar un almacen de forma eficiente, porque muchas empresas han visto que fallaban en apartados como esto. Esta situación ha hecho que muchos clientes se fijen en las herramientas que proporciona Oracle y que les pueda solucionar toda esta problemática nueva.