En cualquier organización, con independencia de su tamaño, se suele plantear tarde o temprano una necesidad que resulta vital: la recogida de información con el propósito de mantenerla almacenada y organizada para recurrir a ella en cualquier instante. Es por ello que la aparición de aplicaciones de creación y gestión de bases de datos representan la manera más eficaz y apropiada de conseguirlo. En este contexto, el crecimiento exponencial y paulatino de la información que las empresas manejan y producen constituye una carga de trabajo importante para las bases de datos corporativas, circunstancia que incrementa los costes de almacenamiento, gestión y gasto energético. He aquí un dato verdaderamente significativo aportado por IBM: cada día se llegan a generar en todo el mundo 15 petabytes de información y se prevé que en 2010 la información codificada se multiplique por dos cada 11 horas.
Junto a las bases de datos propiamente dicha, ha visto la luz una clase de software de carácter específico cuyo cometido es el de servir de interfaz entre el usuario, la base de datos y las aplicaciones que la utilizan. Nos estamos refiriendo a los sistemas de gestión de bases de datos. Gracias a ellos, precisamente, las empresas están en condiciones de manejar de forma mucho más ordenada, clara y cómoda los datos que poseen, convirtiéndolos en información de carácter relevante.
A la hora de establecer una tipología referida a las bases de datos, el usuario va a encontrarse con diferentes posibilidades. De un lado, estarían aquéllas que se clasifican en función de la variabilidad de los datos que se almacenan (la información se presta a una simple lectura o, por el contrario, puede actualizarse y editarse libremente). De otro, las que catalogan según su contenido. En este grupo estarían, por ejemplo, las de tipo bibliográfico o de texto completo. Asimismo, las bases de datos se pueden dividir de acuerdo al modo en que la información se administra. Pertenecen a este grupo las ya populares bases de datos relacionales: muy extendidas en la actualidad, están formadas por varias tablas, cada una de las cuales agrupa un conjunto de registros. Por su parte, las bases de datos dimensionales son bastante similares respecto a las relacionales. La diferencia está en la tipología de los atributos o los campos de la tabla que, en el caso de la multidimensional, representan las mediciones de la propia tabla o las medidas que se necesitan estudiar. Este tipo de tabla en concreto se utiliza, sobre todo, para establecer aplicaciones OLAP (On-Line Analytical Processing, procesamiento analítico en línea) en las llamadas aplicaciones de Inteligencia Empresarial que requieren consultar grandes cantidades de datos con la mayor celeridad posible. Se suelen utilizar, asimismo, en informes de negocio de ventas y de dirección, además de la minería de datos, entre otras áreas y campos de aplicación. Por otro lado, y con un carácter más reciente, se encuentran las bases de datos orientadas a objetos. En ellas, se trata de almacenar tanto el estado como el comportamiento de cada uno de los elementos que se manejan. Este tipo de base incorpora, de igual forma, un conjunto de objetos que resultan fundamentales: este es el caso de la encapsulación, una propiedad que evita accesos incorrectos, o el polimorfismo, que permite que una operación se aplique a diversos tipos de objetos.
Los beneficios que una base de datos proporciona son diversos. Entre los más importantes hay que destacar los referidos a la mejora de la integridad y accesibilidad de los datos, lo que redunda en un aumento de la productividad y el nivel de seguridad de la información.

ANÁLISIS DE LAS BASES DE DATOS

1. FileMaker Pro 10
El popular software para la creación de bases de datos se ha renovado manteniendo el equilibrio entre la facilidad de uso y la potencia.

La última versión del programa de creación de bases de datos más conocido entre los usuarios de Mac, y también compatible con Windows en sus ediciones XP y Vista, llegó al mercado a comienzos de este año. Desde entonces, y hasta ahora, ha sido la solución elegida por millones de personas para dar respuesta a sus necesidades de organizar la información y la razón está clara: su utilización es lo suficientemente sencilla como para que los usuarios no profesionales sean capaces de crear bases de datos sin que esta tarea suponga un quebradero de cabeza.
La característica que lo convierte en una opción interesante y distinta a otros sistemas, con la misma función, es que a la hora de trabajar con él, el motor de la base de datos está integrado junto a las vistas (resultados que se obtienen de la consulta de una tabla). De esta manera, es posible modificar los datos desde el propio interfaz. Con la última actualización, asimismo, se añade un conjunto completo de nuevas funcionalidades destinadas a garantizar el máximo rendimiento, manteniendo la esencia del software. Como el formato de archivo es el mismo, esto va a permitir que se puedan abrir las bases de datos creadas con ediciones anteriores (a partir de Filemaker Pro 7) y viceversa. La única excepción se produce con las características propias de la nueva versión, que no funcionarán en las más antiguas.
Muy sencillo
La instalación del software es realmente fácil. Sólo es necesario tener instalado el programa Bonjour de Apple aunque, si no es el caso, el propio FileMaker pide permiso para hacerlo. Una vez que se ha instalado en el ordenador, el cambio más evidente a simple vista es la renovación del interfaz. Ahora es más amigable y las funciones más utilizadas tienen un acceso más sencillo. En este sentido, destaca el nuevo diseño de su barra de herramientas. Totalmente personalizable para que cada usuario coloque las funciones que más utilice con un solo clic, se ha unificado en un único bloque.
Los principiantes en el mundo de las bases de datos agradecerán que, nada más iniciar el programa, aparezca una pantalla de bienvenida. Desde ella se accede a unas nociones básicas de utilización que harán que los usuarios que se enfrenten por primera vez a FileMaker tengan una pequeña ayuda a la hora de empezar a trabajar. Además, incluye un completo tutorial y el acceso a un centro de recursos para sacar el máximo rendimiento a la herramienta. La pantalla de inicio también se erige en novedad destacada porque, desde ella, se crean proyectos nuevos tomando como base la información contenida en fuentes de datos externas. Así, no hay que escribir los datos uno a uno. Los formatos de importación compatibles son muy variados y entre ellos se encuentran las hojas de cálculo de Microsoft Excel, incluso en su versión 2007, o los archivos de texto que separan los datos con comas o tabuladores. Igualmente útiles son las 30 plantillas disponibles para crear bases de datos fácilmente partiendo de una base preestablecida.
Otra de las mejoras está orientada a la implementación de las búsquedas. Hasta ahora, los resultados de cada una de ellas desaparecían una vez se cerraba este asistente. Era un problema importante porque las búsquedas, normalmente, se realizan utilizando varios campos como forma de acotar mejor los resultados y encontrar más fácilmente los datos. Y como repetir todo el proceso para realizar la misma búsqueda otra vez hace perder mucho tiempo, FileMaker Pro 10 lo ha solucionado guardando las cinco últimas búsquedas para que puedan volver a ejecutarse desde el menú Peticiones en cualquier momento. Si es necesario, también se tiene la posibilidad de guardarlas de forma permanente.
Funcionamiento automático
Posiblemente, la mejora más importante, atractiva y con consecuencias más claras en el rendimiento del programa son los activadores de guiones. Los guiones son pequeños programas para automatizar el funcionamiento del software que pueden configurarse para que se ejecuten asociados a determinadas acciones en las plantillas o sus campos. De este modo, es psoible establecer que un guión se active al entrar o salir de una plantilla, al acceder a un campo determinado o cuando se modifica su contenido. Son sólo algunos ejemplos, pero esta función supone pasar de una ejecución manual y destinada a una única base de datos, a otra automática y más versátil. El software integra 12 activadores de guiones preparados para ser utilizados. De ellos, cinco se basan en objetos y siete en presentaciones.
Cada una de las bases de datos creadas no tiene por qué ser un recurso individual. FileMaker Pro 10 está capacitado para compartir la información seleccionada entre usuarios de Windows y de Mac con alguna versión del programa instalado en el ordenador. Lo hace a través de una conexión de red común entre dos ordenadores. Pero también se contempla la opción de publicar una base de datos directamente en la Web. Sólo hay que pulsar un botón para seleccionar esta función en la que, para acceder a la base de datos, no se necesita ninguna relación entre los ordenadores y ni siquiera tener instalada una versión del programa.
Otros detalles interesantes a destacar son el envío de datos por correo electrónico a través de SMTP, sin necesidad de abrir el cliente de correo electrónico; la asistencia SQL optimizada y la posibilidad de realizar todas las operaciones comunes en los listados de los informes desde el modo Examinar, cuando en la versión anterior no se podía modificar ningún campo.
[(

Ficha técnica

Market.In 2008 S.L.
Provenza, 277. 6ª planta, oficina 8
08037 Barcelona
Teléfono: 93 272 62 00
Fax: 93 272 61 99
Web: www.filemaker.com/es
Precio: 349 euros)]


2. IBM DB2 9.7
La última versión de la base de datos DB2 de IBM consigue mejorar el rendimiento de las aplicaciones de negocio gracias a sus funciones de gestión de carga de trabajo y gestión automática. Asimismo, provee de una mayor capacidad de análisis para datos XML y relacionales de manera simultánea.
El sistema de gestión de bases de datos DB2 del gigante azul lleva a sus espaldas una dilatada trayectoria y su última versión, disponible desde el pasado mes de junio y conocida con el nombre en código de “Cobra”, hace especial hincapié en la economización de los recursos. IBM ha cifrado, de hecho, que DB2 9.7 posibilita que las organizaciones ahorran hasta un 75% en costes asociados: almacenamiento, formación, desarrollo y administración. Para ello, los ingenieros de la compañía han apostado por un modelo de enfoque de gestión integrado e inteligente de los datos que contribuye a la mejorar de la productividad de los desarrollares.
A pesar de mantener las mejoras acometidas en versiones pasadas (y apostar por novedosas funcionalidades desgranadas más adelante), la herramienta llama la atención porque permite que una base de datos que ha sido creada y desarrollada sobre Oracle pueda trasladarse a DB2, prosiguiendo su desarrollo con absoluta normalidad como si de un entorno Oracle se tratara. Para ello, IBM ha incluido en el código de DB2 9.7 todos los datos que Oracle emplea y maneja en estos instantes, además de un motor compilador de lenguaje PL/SQL. La función que tiene este motor es, precisamente, la de llevar a cabo todos los procedimientos almacenados en éste, pero sobre la base de DB2. La utilización de PL/SQL permite, de igual forma, que tanto los paquetes como los programas que se están utilizando se guarden en la base de datos a modo de objeto, de manera que los usuarios autorizados tengan acceso a los mismos. En este caso, y para ahorrar recursos, los programas se ejecutan desde un servidor.
Compresión de datos
IBM DB2 9.7 hace uso del soporte nativo XML. Esto significa que junto al motor relacional clásico, la base de datos incorpora un nuevo motor XML (a modo de columna) gracias al cual el tratamiento de la información se somete a un procesamiento nativo en forma de tablas relacionales. Una de las ventajas que proporciona la tecnología de indexado de etiquetas XML es que la búsqueda de información a través de documentos XML resulta mucho más rápida.
Otra funcionalidad interesante que se ofrece a los desarrolladores es la referida a la compresión de datos. En este caso se emplea una técnica que está basada en la elaboración de un diccionario estático: la base implementa un algoritmo que utilizándolo indexa aquellos patrones que aparecen representados con más frecuencia en los registros de las tablas que forman parte de la base de datos. La mecánica de este sistema consigue eliminar los valores que aparecen duplicados o repetidos (en las tablas patrones), pues almacena sólo uno (en este caso, cada valor incluye una referencia de los lugares en los que aparece). Otra de las ventajas de emplear la tecnología de compresión es que se reduce en al menos un 50% el espacio que la información ocupa en el disco. En algunos casos, incluso, se consigue mejorar el rendimiento de la propia base de datos a pesar del sobreconsumo al que la CPU del ordenador se expone, fruto de los procesos de compresión-descompresión.
Sin duda alguna, la partición de tablas que ofrece esta base de datos sacará de más de un apuro a las organizaciones que ven incrementar sus bases de datos paulatinamente. A este respecto, y con el propósito de garantizar el máximo rendimiento y comodidad a la hora de tratar con las tablas, DB2 9.7 propone dos sistemas de trabajo. El primero distribuye los datos sobre diferentes objetos de almacenamiento que reciben el nombre de particiones de tabla o rangos, y que pueden ubicarse, por ejemplo, en uno o varios tablespaces. Eso sí, a la hora de utilizar esta funcionalidad es preciso aplicar un criterio que, ante todo, resulte lógico y que “obligue” a utilizar los valores de una o más columnas de nuestra tabla de trabajo. Uno de los beneficios a destacar de este sistema es que la administración de las tablas se mejora notablemente. Junto a la partición por rango, la otra alternativa es la clusterización por dimensiones o MDC. En este caso, los datos relacionales se agrupan en función de una o varias características. Las ventajas de esta otra metodología ponen de manifiesto una disminución en el número de operaciones de entrada y de salida al proceder a una lectura de índices (los tiempos de acceso a éstos por consiguiente, resultan menores); optimizar operaciones de entrada y salida en el acceso a los datos (como los datos se agrupan físicamente por dimensiones, cada una de estas operaciones sólo va a captar los registros que se han solicitado previamente) y reducir de manera notable los tiempos de espera de las consultas más complejas. Hay que reparar, asimismo, en el hecho de que las tablas en ningún caso se van a fragmentar ya que cada uno de los nuevos registros que se inserten se dirige al bloque más adecuado.
Memoria auto-ajustable
En otro orden de cosas, optar por un sistema de memoria ajustable va a permitir que el sistema adapte su configuración a la carga de trabajo que exista en cada momento (por ende, la tarea de configurar la memoria de la base de datos se simplifica de manera notable). De esta forma si la carga cambia o sufre cualquier modificación, la memoria se somete a un proceso de ajuste acorde a las nuevas circunstancias de forma automática y desatendida. Las posibilidades que encierra esta característica son muy importantes, sobre todo si tenemos en cuenta que la carga de trabajo de las bases de datos no siempre permanece estática y que las modificaciones a las que pueden someterse tienen lugar en períodos de tiempo muy cortos. ¿Cómo trabaja la funcionalidad de auto-ajuste de memoria? En este caso, el gestor de autoajuste es el que se encarga de hacer un seguimiento de las características de la carga de trabajo existentes (emplea, para ello, algoritmos de feedback y control inteligente) y de los cambios que se van sucediendo en todo momento. El gestor, de esta forma, puede llevar un control de la cantidad de memoria que se está consumiendo, así como de las peticiones de recursos compartidos a la base de datos. Así, y en función de la carga de trabajo a la que la base se está sometiendo, la memoria se irá autoajustando. En el caso de los sistemas operativos Windows y AIX, este gestor, además, libera memoria de manera directa al sistema operativo siempre y cuando considere que la base de datos esté teniendo más memoria de la que verdaderamente necesita.
Y en lo que respecta a la seguridad, se ha implementado un sistema de control de datos de etiquetas (LBAC) que permite establecer los permisos de acceso de lectura y de escritura en las filas y las columnas de las tablas. Para la gestión de LBAC se ha creado la figura de SECADM. Su labor es doble. De un lado, erigir las políticas de seguridad pertinentes. De otro, implantar las etiquetas de seguridad que forman parte de esa política establecida previamente.
En resumen, DB2 9.7 pone de manifiesto el enfoque de gestión inteligente e integrada de los datos que IBM ha venido defendiendo con el propósito de mejorar la productividad de los desarrolladores y, también, la disminución de los costes en las organizaciones.
[(

Ficha técnica

IBM España S.A.
Santa Hortensia 26-28
28002 Madrid
Teléfono: 91 397 6611
Web: www.ibm.es
Precios: Versión DB2 Express-C: Sin costo (consultar plataforma y requerimientos de configuración)
Versión DB2 Express: desde 8.694 euros
Versión DB2 Workgroup: desde 14.489 euros
Versión DB2 Enterprise: según opciones y configuración)]


3. IBM Informix Dynamic Server 11.5
Este servidor de base de datos posibilita que cualquier organización, con independencia de su tamaño, vea facilitada la tarea de utilizar la información que su base de datos precisa. Los costes de gestión asociada a ella pueden verse reducidos hasta en un tercio.
En 2001 se conoció la noticia de que IBM adquiría Informix, compañía dedicada a la gestión de bases de datos sobre plataformas UNIX. En la actualidad, y siete más años más tarde, el producto que nos ocupa en estas páginas es, quizá, una de las propuestas más importantes y significativas de la división de Gestión de la Información de IBM. La clave de este posicionamiento, quizá, esté en que la popular multinacional informática ha sabido mantener la arquitectura y la sencillez tan características que Informix supo impregnar a su portafolio de producto.
Antes de profundizar en las características y ventajas de Informix Dynamic Server 11.5 hay que matizar que sus desarrolladores han establecidos hasta tres ediciones con el propósito de adaptarse a las necesidades de cualquier organización. La que recibe el nombre de Express es una base de datos integrable de entrada y de alto rendimiento dirigida a las pequeñas y medianas empresas y que, sin ofrecer funcionalidades extra, tiene un precio muy ajustado. Disponible para los sistemas operativos Windows y Linux, posee la limitación de dos procesadores y una memoria RAM de 4 Gb, así como la posibilidad de actualizarse a cualquier otra edición de características superiores. De entre sus funcionalidades adicionales hay que destacar las referidas a la restauración y copias de seguridad automáticas que garantizan una alta disponibilidad, prescindiendo de cualquier tarea de carácter manual. Por otro lado, la edición Workgroup centra su atención en las empresas medianas y servidores departamentales con una restricción de cuatro procesadores y 8Gb de RAM. En tercer, y último lugar, está la versión Enterprise, que provee de una estabilidad de recursos ilimitada y un rendimiento difícil de igualar.
Gran rendimiento
La presente versión asienta sus cimientos en un modelo de arquitectura DSA, lo que le permite hacer un uso muy eficiente de los recursos, tanto a nivel hardware como software, de los sistemas en los que va a ejecutarse. Asimismo, y profundizando en la citada arquitectura, los grupos de trabajo que implementen Informix Dynamic Server 11.5 disfrutarán de capacidades de procesamiento en paralelo; una memoria ajustable en función de la carga de trabajo existente; una gestión inteligente del almacenamiento en disco y la posibilidad de explotar sus bondades como multiprocesamiento simétrico SMP (Symetric Multi-Processing) al máximo cuando dos o más procesadores deban compartir la misma memoria central. La arquitectura DSA, además, provee de una escalabilidad prácticamente independiente del hardware que se emplee, incluso en las máquinas que carecen de mucha potencia y son más antiguas (multithreading).
No obstante, las ventajas que proporciona la citada arquitectura no acaban aquí, pues gracias a ella las organizaciones que la utilicen tienen garantizada un conjunto de funcionalidades que inciden positivamente en el rendimiento que se ofrece. Este es el caso de la opción Barrido Paralelo que permite beneficiarse del particionamiento de las tablas que se están utilizando de dos maneras y en función de si el optimizador considera que, durante el barrido de una tabla, se necesita o no tener acceso a todas sus particiones. Otra característica a señalar es High Performance Loader (HPL), gracias a la cual los datos que se cargan en las tablas lo hacen a velocidades ultrarrápidas debido a su capacidad de lectura en paralelo a partir de múltiples fuentes. Precisamente, y mientras la lectura de estas fuentes se está ejecutando, HPL puede de manera simultánea realizar manipulaciones y conversiones de los datos que se están utilizando. A la lista de las funcionalidades que hemos señalado hay que sumar también las referidas al Optimizador basado en costes (utiliza las informaciones estadísticas que el gestor almacena para efectuar los cálculos y las estimaciones pertinentes de los costes de la CPU y las operaciones de entrada y de salida que erigir el plan de acceso) y el Control de seguridad en forma de etiquetas que permiten definir y controlar los privilegios de los usuarios a la hora de leer, escribir, actualizar o borrar los datos que la tabla contenga.
Disponibilidad continúa
A la hora de ejecutar una tarea u operación, Informix Dynamic Server 11.5 lo que hace es descomponer éstas en un conjunto de subtareas que, a su vez, van a parar a diferentes procesadores virtuales o VPs (el hecho de que cada una de estas subtareas se dirija a un procesador u otro dependerá de la naturaleza y características que posean). A este respecto, un VP está preparado para responder simultáneamente a todas las peticiones que provengan de un usuario en concreto (paralelismo fan-in) y dentro de la misma unidad de tiempo del procesador. Asimismo, una misma petición puede distribuirse entre distintos PVs (paralelismo fan-out). Uno de los beneficios que se derivan de esta actuación es que es posibilita reducir hasta en un 50% los recursos hardware que se necesitan para la ejecución de una misma carga de trabajo.
Como todos los VPs comparten la misma memoria ello explica que, en el supuesto de que la base de datos necesite más memoria, Informix Dynamic Server 11.5 ubicará de forma dinámica segmentos adicionales de la misma, liberándolos cuando ya no se necesiten. En este sentido, la funcionalidad Parallel Data Query (PDQ) saca el máximo provecho a los VPs que la base de datos incorpora, pudiendo ejecutar las operaciones basadas en el paralelismo fan-out antes citadas. Su activación sirve, por ejemplo, para optimizar las consultas de procesamiento analítico en línea u OLAP con el propósito de aligerar y ganar tiempo en las consultas de aquellas bases de datos que incluyen grandes volúmenes de información. En este caso, a cada tarea se le asigna un nivel de prioridad en concreto que irá en función del nivel de ejecución que cada operación requiera. PDQ trabaja de forma conjunta con la funcionalidad Memory Grant Manager (MGM) al ejecutar un balanceo entre las peticiones tipo OLAP que los usuarios realicen y los recursos que el sistema tiene.
En otro orden de cosas, Informix Dynamic Server 11.5 puede presumir de ser uno de los primeros producto de su clase en facilitar a los centros de datos una disponibilidad continua y una recuperación ante desastres con independencia de su ubicación geográfica, y eso que no es un mainframe. Garantiza, asimismo, la gestión de la misma cantidad de datos con menos servidores, requiriendo de menos licencias y recortando costes de administración. Como resultado, se garantiza un ahorro de costes de la gestión de la información (hasta un 33%), de espacio y de energía. Las organizaciones más pequeñas y que precisen de un acceso ininterrumpido a sus datos, pero carezcan del personal adecuado para la gestión directa de sus bases de datos, tienen una buena oportunidad de beneficiarse de este producto.
[(

Ficha técnica

IBM España S.A.
Santa Hortensia 26-28
28002 Madrid
Teléfono: 91 397 6611
Web: www.ibm.es
Precios: Versión IDS-DE: Sin costo (consultar plataforma y requerimientos de configuración)
Versión IDS Express: desde 8.694 euros
Versión IDS WGE: desde 14.489 euros
Versión IDS-EE: según opciones y configuración)]


4. InterSystems Caché 2008.2
(*PRODUCTO RECOMENDADO*)
Con unos requisitos de hardware y mantenimiento mínimos, esta base de datos ejecuta el lenguaje SQL y emplea tecnologías de desarrollo tan conocidas como .NET, Java o C++. Las empresas que la adquieran disfrutarán de una aplicación que garantiza una escalabilidad máxima, desarrollo de aplicaciones web y consulta de datos transaccionales en tiempo real.
La multinacional americana participa en esta comparativa con Caché 2008.2, una base de datos de carácter multidimensional de alto rendimiento destinada a sistemas de tamaños muy diversos. Gracias a ella, es posible desarrollar dos tipos de aplicaciones de proceso transaccional. De un lado, aquéllas basadas en la relación cliente-servidor. De otro, las referidas al entorno Web. En un caso u otro, Caché despliega sus habilidades en un entorno de trabajo intuitivo cuyo fin último es la creación de aplicaciones rápidamente.
Su estructura gira en torno a tres ejes fundamentales: la presencia de SQL (el conocido lenguaje de consulta que ya introdujese la tecnología relacional), una base de datos de objetos y un potente acceso a los mismos. En este caso, el modelo de objetos que ha empleado InterSystems está basado en el estándar ODMG (Object Database Management Group), soportando un conjunto de conceptos de programación orientados a objetos y en los que tienen cabida los siguientes criterios: encapsulación, objetos embebidos, herencia múltiple, polimorfismo y colecciones. Asimismo, y gracias a un sistema de trabajo de estas características, la generación de los modelos de datos resulta útil y, sobre todo, con sentido. El hecho de emplear esta tecnología de objetos también posibilita que las tareas de programación ganen en sencillez y comodidad. La clave: permitir un seguimiento mucho más pormenorizado de lo que se está haciendo, pero también de lo que se está modificando.
Otra característica a destacar se refiere al empleo de un motor de datos multidimensional que facilita un almacenamiento compacto y eficaz de los elementos en las estructuras más complejas. En este caso, Caché 2008.2 “maneja” un diccionario unificado que, más allá de definir las clases y las tablas que se están utilizando, proporciona un mapeo en el que se reflejan estas estructuras multidimensionales. Hay que hacerse eco, de igual forma, de la arquitectura de datos unificada que la herramienta emplea y que permite definir una determinada clase de objetos para, de esta forma, generar automáticamente una descripción relacional SQL de dicha clase (una única definición describiría de manera instintiva los datos como tablas y objetos). La potencia es, en otro orden de cosas, una cualidad a reseñar en este modelo de datos multidimensional y que proporciona un mayor rendimiento, incluso en los casos que se exija una escalabilidad a miles de usuarios.
Búsquedas más ágiles
Como servidor de datos multidimensional, Caché 2008.2 posee una función de búsqueda de texto libre con la que efectuar consultas que contengan palabras de interés, incluso en aquellos casos en los que las palabras de un documento sean variantes de los términos de dicha búsqueda. Hay que tener en cuenta, eso sí, que la activación de esta opción (búsqueda con Word-Aware) exige que el campo de texto esté indexado. Dentro de este apartado también hay que hacerse eco de la llamada indexación con mapa de bits. La presencia de esta característica permite que las consultas sobre los datos dinámicos se efectúen de forma mucho más rápida. Algo parecido sucede con la presencia de la novedosa tecnología índices bitmap transaccionales que, al aprovechar las estructuras de los datos multidimensionales, consigue suprimir dos problemas a los que los índices bitmap han tenido que enfrentarse: la actualización de las bases de datos relacionales (tarea, en ocasiones, muy lenta) y el espacio de almacenamiento que podían llegar a requerir. El resultado son búsquedas extremadamente ágiles a partir de grandes bases de datos en sistemas que se emplean, sobre todo, en procesos transaccionales. La otra ventaja se refiere a la posibilidad de llevar a cabo un análisis de los datos en tiempo real sobre aquellos datos que aparecen actualizados.
¿De qué forma los ordenadores de un mismo sistema pueden utilizar sus bases de datos entre ellos? La solución se encuentra en la tecnología Enterprise Cache Protocol. Escalable y de alto rendimiento, tiene la habilidad de ir añadiendo servidores de aplicaciones (cada uno de ellos, a su vez, incluye su propio servidor de datos) en función de las necesidades de las organizaciones. De esta manera, cada usuario utilizaría la base de datos como si de una base de datos local se tratara. En otro orden de cosas, Caché 2008.2 es una base de datos que garantiza la integridad de la información fruto de las situaciones más diversas: fallos en el sistema de alimentación o errores de hardware, entre otras. La solución está en Write-Image Journaling y características tipo clusters de recuperación de fallos y servidores Shadow (dispone de una copia prácticamente idéntica de la base de datos original) que minimizan y, en algunos casos, suprimen el impacto sobre los usuarios.
Amplio abanico de lenguajes
La base de datos de InterSystems incorpora un servidor de aplicaciones cuyo núcleo incorpora, entre otros, los lenguajes scripts de Caché ObjectScript y Caché Basic. Si el primero, orientado más a objetos, desarrolla aplicaciones de bases de datos de carácter complejo más rápidamente, el segundo posibilita que los programadores de Visual Basic empleen Caché 2008.2 de forma sencilla y disponiendo de un acceso directo a los arrays multidimensionales de la aplicación. Además de los lenguajes que se han citado, esta propuesta soporta MVBasic, C++, XML, .NET y Multivalue. Hay que hacer una mención especial a Jalapeño: esta tecnología propone a los desarrolladores del lenguaje de programación Java una novedosa forma de generar aplicaciones con base de datos. En este caso, el programador define los datos para, a continuación, crear aplicaciones a partir de sus entornos de desarrollo favoritos y sin reparar en los mecanismos que determinan la manera en que los objetos de datos se almacenan. Al suprimirse el mapeo relacional, Jalapeño consigue reducir hasta un 40% el ciclo de desarrollo que requiere una aplicación.
Finalmente, terminamos este análisis dando cuenta de la inclusión de un entorno productivo que va a permitir el desarrollo de aplicaciones basadas en navegador (o entorno Web). Esto es posible porque Caché 2008.2 incorpora tecnología Caché Server Pages que da forma y ejecuta páginas web generadas dinámicamente. El resultado es que son muchos los usuarios que pueden acceder vía Internet a las aplicaciones de la base de datos, con independencia del tipo de hardware que empleen. En este caso, la tecnología Zen permite crear aplicaciones web completas de forma sencilla, en muy poco tiempo y con un denominador común: interfaces de usuario completas a la par que interactivas. En este caso, Zen incorpora una biblioteca de componentes que, al estar pre-construidos, facilitan la integración de diferentes elementos: árboles de selección, medidores gráficos, pestañas, cuadrículas, menús o tablas. A su vez, cada uno de estos elementos (es posible ampliarlos y personalizarlos en función de las necesidades que existan) contiene información referida a su representación en el navegador a través de distintos lenguajes como HTML, XML e, incluso, SVG. Caché 2008.2 está disponible para los siguientes entornos: Windows, Linux, Unix, Mac OS X y Open.
[(

Ficha técnica

InterSystems Spain
Avenida de Europa, número 12
Parque Empresarial La Moraleja
28108 Alcobendas, Madrid
Teléfono: 91 484 1880
Web: 91 662 6084
Precio: desde 258 euros)]


5. Microsoft SQL Server 2008
La inteligencia de negocio en una de las bases más importante de cualquier base de datos que se preste. Centrándose en ella, Microsoft ha desarrollado la plataforma SQL Server 2008, que ofrece también una gran seguridad de los datos así como una fácil escalabilidad de los servicios.
SQL Server 2008 de Microsoft es una base de datos muy completa que se adapta a las necesidades de cualquier empresa independientemente de cual sea su tamaño. Gracias a su gestión integral de los archivos de una compañía, hace posible controlar cualquier información desde cualquier lugar y en cualquier momento. Además, permite almacenarla y recuperarla desde el Data Center, una consola de gestión unificada y enviarla hacia los escritorios de los ordenadores o los dispositivos móviles.
Fiabilidad, productividad e inteligencia
Desde 1989 Microsoft ha dedicado parte de sus esfuerzos a elaborar una base de datos que ofrezca una total garantía de calidad aplicable en empresas de todos los tamaños. El primer gran producto que lanzó fue SQL Server 2000, que incorporaba al motor, presente en las versiones anteriores, nuevas prestaciones como la elaboración de reportings. Cinco años más tarde llegaría un nuevo modelo que contendría servicios de análisis de integración y soporte XML. La versión de 2008 es la culminación de todo este proceso.
La estructura de SQL Server 2008 gira en torno a tres plataformas distintas que se complementan para generar una solución que conjuga fiabilidad, productividad e inteligencia. La primera de ellas es la base de datos fiable. Su infraestructura permite el cifrado completo de la base de datos y la gestión de claves sin que sea necesario modificar en modo alguno las aplicaciones. Así es más sencillo llevar a cabo búsquedas por rango y evitar, al mismo tiempo, que usuarios que no disponen de autorización, accedan a la información protegida. Y en lo que concierne a la notificación de errores, esta versión perfecciona el nivel de fiabilidad con mejoras en la reparación automática de páginas, mayor rendimiento y mejoras en el soporte. De esta forma, permite recuperar de forma transparente los errores más habituales de las páginas de datos solicitando una copia de la misma. Además, y gracias a Resource Governor, los usuarios tienen una respuesta predecible ya que este programa hace posible definir cuales son las prioridades a la hora de llevar a cabo las distintas actividades.
La segunda plataforma es la productiva. Su función es mejorar el proceso de instalación y la capacidad de almacenamiento de datos. SQL Server 2008 incorpora mejoras en el proceso de vida de la base, así como un rediseño de los procesos de instalación y la arquitectura de configuración. Elimina, asimismo, la limitación a 8 Kb de tamaño máximo que puede alcanzar un tipo de dato definido por el usuario, y que era lo establecido en las versiones anteriores. Gracias a ello, se abren nuevas posibilidades para desarrollar soluciones que estén a medida de cada cliente. Por último, cuenta con una gestión basada en políticas, lo que permite prevenir cambios no deseados en la configuración de uno o más servidores SQL Server así como asegurar el cumplimiento de las políticas impuestas por el administrador de bases de datos o la compañía.
La tercera pata sobre la que se sustenta el programa de Microsoft es la plataforma Business Inteligence. Las herramientas que incluye se dirigen a la gestión de aquellos archivos que faciliten la toma de decisiones mediante la comprensión del funcionamiento de la firma y la anticipación de acciones para otorgarle una dirección bien informada. Para ello, integra sistemas de partición que posibilitan manejar tablas de gran tamaño de un modo más eficaz gracias a que las dividen en bloques más pequeños. Y para simplificar aun más las consultas, dispone de una herramienta denominada Grouping Sets que hace posible definir múltiples agrupamientos dentro de un sistema de búsqueda. De este modo, a través de un sistema de filas agrupadas, es más sencillo agregar nuevos datos, realizar las búsquedas que se desee o llevar a cabo informes.
El análisis de la información es otro de los puntos clave de esta herramienta. Para llevarlo a cabo de la mejor manera posible, SQL Server 2008 cuenta con varios programas que se dirigen a ofrecer prestaciones analíticas avanzadas. Uno de ellos es la capacidad MOLAP, que optimiza el rendimiento de almacenamiento y hace que los datos ocupen menos tamaño en disco gracias a sus avanzadas técnicas de compresión. Para la realización de informes, se han experimentado mejoras en el Report Builder, gracias al cual se pueden diseñar con suma facilidad utilizando como soporte Microsoft Office 2007. Finalmente, incluye también el Motor de informes corporativo: la finalidad de este programa es distribuir informes a través de toda la organización y fuera de ella con total facilidad, y con un funcionamiento muy sencillo que hace posible repartir las cargas de trabajo de realización de informes entre distintos servidores. Esta posibilidad también resulta aplicable a Internet, pudiendo comunicarse de manera sencilla con los clientes y proveedores al enviarles estudios o resultados a través de la Web.


Una versión para cada tipo de empresa

Para que cualquier empresa pueda adaptar a sus necesidades Microsoft SQL Server 2008, están disponibles distintas ediciones:
– Microsoft SQL Server Enterprise. La solución más completa de todas es una plataforma de Business Intelligence y gestión de datos que proporciona características de escalabilidad, almacenamiento de datos, seguridad, soporte analítico y reporting para actividades críticas de negocio.
– Microsoft SQL Server 2008 Standard. Otorga al usuario la posibilidad de disponer de Business Intelligence y gestión de datos de uso fácil para funcionar de manera óptima en aplicaciones departamentales.
– Microsoft SQL Server Workgroup. Aplicación que pone a disposición del cliente reporting y gestión de datos fiable. Es posible escalar desde aquí hacia las dos versiones superiores.
– Microsoft SQL Server Web. Diseñado especialmente para entornos Web, proporciona todo lo que se necesita para dar soporte a aplicaciones web altamente escalables y de bajo precio.
– Microsoft SQL Server 2008 Developer. Con todas las funcionalidades del modo Enterprise, contiene licencia sólo para desarrollar, probar y utilizar como demo.
– Microsoft SQL Server 2008 Express. Se trata de una versión gratuita para desarrolladores que incluye prestaciones como SPL Server Reporting Services o Management Studio Express.
– Microsoft SQL Server Compact 3.5. Base de datos idónea para construir aplicaciones que se ejecuten en dispositivos móviles independientes como teléfonos o PDAs con el sistema operativo Windows Mobile.


[(

Ficha técnica

Microsoft Ibérica
Paseo del Club Deportivo, 1
Centro Empresarial La Finca – Edificio 1
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Teléfono: 91 391.90.00
Fax: 91 391.90.01
Web: www.microsoft.com
Precio: desde 3.500 euros)]


6. Oracle Database 11g
Una completa base de datos que permite a los usuarios disponer de su información de manera eficiente y segura. Oracle Database 11g cuenta con una gran cantidad de prestaciones, entre las que destaca su arquitectura de máxima disponibilidad y programas de partición y compresión que aligeran el tiempo empleado en consultas.
Oracle, una de las empresas de productos de software más importantes del mundo, siempre ha otorgado un lugar de especial importancia a las bases de datos en su catálogo. Recientemente, la firma ha comercializado su última versión que tiene por nombre Database 11g. Su finalidad es la de convertirse en una solución que permita a sus usuarios centrarse en su negocio, evitando pérdidas de tiempo en consultar la información de la que disponen, así como solventar los errores o pérdidas que puedan ocasionarse. Para ello, esta plataforma maximiza el control de la base de datos y proporciona a los administradores las herramientas que necesiten para manejar de manera más efectiva sus archivos.
Seguridad contra imprevistos
La multinacional ha diseñado un software que tiene varios puntos cardinales. El primero de ellos es la reducción de los costes por inactividad con una arquitectura que garantiza la máxima disponibilidad. Esta aplicación surge como respuesta a la necesidad de que en caso de avería en un servidor o de que información clave se quede inutilizada, todas las labores de la empresa no se vean condicionadas. Database 11g protege el negocio de aquellos incidentes que puedan tener lugar de manera inesperada debido a algún fallo o periodo de inactividad.
El segundo aspecto importante sobre el que se sustenta es el programa Real Application Testing, que ofrece un cambio más veloz de los sistemas informáticos. Y es que las firmas desean integrar de una manera rápida las tecnologías novedosas que surgen en el mercado (ya sean sistemas operativos, servidores o programas de software) para poder distanciarse así de la competencia. El problema que esto suele acarrear es la falta de capacidad de adaptación, que genera en ocasiones periodos de inestabilidad en sus sistemas informáticos. Real Application Testing ayuda a las compañías a acoplarse a las nuevas tecnologías para minimizar hasta en un 80% los inconvenientes que puedan surgir de cualquier actualización de los sistemas. Para ello, utiliza una herramienta de captura y reproducción del volumen de trabajo que comprueba los cambios que se hayan dado en volúmenes reales, a la vez que ayuda a realizar los ajustes que sean necesarios antes de hacerlos efectivos. Su actuación cubre el 100% del ciclo de vida de los cambios y es válido para empresas de cualquier dimensión.
A la hora de consultar los datos, Database 11g dispone de dos programas de partición y compresión que hacen posible ejecutar rastreos más rápidos. En lo que se refiere al primero, es posible dividir las tablas e índices en componentes más pequeños y manejables, lo que resulta esencial para cualquier base de una cierta dimensión. Este producto ofrece al usuario distintos métodos de partición entre los que se encuentran el de intervalo, referencia, lista y rango. Gracias a ello, el usuario puede reducir las consultas de minutos a segundos. En lo que se refiere a los sistemas de compresión, la solución de Oracle posibilita al usuario gestionar de manera más eficiente los volúmenes de datos que debe acumular. Según un estudio realizado por el propio fabricante, éstos se triplican cada dos años. Para hacer frente a este inconveniente, el programa Oracle Advanced Compression comprime todos los datos sean cuales sean: desde documentos o archivos multimedia, a tráfico de red y datos en proceso de copia de seguridad.
Otro aspecto importante es la protección y la auditoría segura de datos, unido a la posibilidad de recuperación de los mismos. A ello ayuda de manera muy notable la elaboración de informes, análisis y reportes de detección de amenazas que este programa facilita. Dispone además de una herramienta elaborada por Oracle que se denomina Audit Vault, y que reduce el coste y la complejidad de las amenazas internas del sistema. Se encarga de detectarlas de manera automática, lo que permite que el usuario gestione inmediatamente todas las acciones que crea convenientes desde una consola central. En lo que se refiere a la protección de los datos, todas las soluciones de esta firma ofrecen un potente control de acceso con múltiples factores y privilegios de usuario, un cifrado de datos transparente y un enmascaramiento de la información para que los clientes puedan implantar soluciones de seguridad ahorrando tiempo. Por otro lado, Database 11g incluye Oracle Total Recall, que surge como respuesta a las normativas de supervisión que exigen a las empresas mantener disponibles los datos históricos durante largos periodos de tiempo. Para cumplir con la ley, toda la información de la empresa da a parar a una base de datos segura a prueba de sabotajes y, a la vez, accesible fácilmente.
La quinta funcionalidad que ofrece este software es el uso productivo de recursos auxiliares que garantiza Active Data Guard. Su labor consiste en aumentar la calidad del servicio. Para ello, traslada las actividades que requieren de muchos recursos desde la base de datos de producción hasta una o varias bases auxiliares donde se pueden realizar consultas, clasificar y generar informes, etcétera. Asimismo, también permite llevar a cabo rápidas copias de seguridad trasladándolas a una base de datos auxiliar, lo que supone una alta disponibilidad y protección contra desastres en caso de que tenga lugar alguna avería o imprevisto en el centro de producción.
Disponible para distintos clientes
Para los distintos tipos de cliente, Database 11g de Oracle está disponible en cuatro ediciones. La primera de ellas es Enterprise Edition, la más completa y que se dirige a las empresas que necesitan disponer de una solución muy potente. Incluye todas las prestaciones anteriormente mencionadas, así como un tamaño sin límites. La edición estándar, por su parte, no contiene programas como Total Recall o Activa Data Guard. Esta es la opción de las firmas que necesitan una base de datos con garantías de eficacia y seguridad y tengan expectativas próximas de escalabilidad. La tercera edición es Standard Edition One, un producto muy sencillo de manejar dirigido a organizaciones que no tienen una exigencia demasiado alta de una solución potente pero sí que esté bien protegida y, además, sea escalable. La última posibilidad es Express Edition. Las compañías a las que puede interesar esta versión son aquéllas con una dimensión pequeña o que acaban de constituirse y precisan de una base de datos con prestaciones básicas como encriptación o recuperación de antiguas versiones de datos.
[(

Ficha técnica

Oracle Iberia
C/ José Echegaray 6B
Las Rozas
28230 Madrid
Teléfono: 902 302 302
Fax: 900 952 901
Web: www.oracle.com
Precio: no disponible)]

Conclusiones

Las bases de datos ya no son una necesidad exclusiva de las grandes cuentas. Cualquier empresa necesita que su información esté perfectamente clasificada y organizada, motivo por el cual se recurre a programas que permiten crearlas y gestionarlas de manera intuitiva. En este sentido, el software de FileMaker (destinado a entornos residenciales, usuarios autónomos y pequeños negocios) es el más sencillo de utilizar ya que permite que las personas poco habituadas a este tipo de soluciones puedan crear y mantener su propia base de datos sin ningún problema. Ahora bien, si lo que se desea es una solución más completa que garantice la mejor relación calidad-precio la alternativa pasa por Intersystems. Las prestaciones de manejabilidad de las que dispone la plataforma inteligente de esta solución son de las mejores del mercado. Si hay que quedarse con una, ella es la elegida.