Zyxel Networks ha anunciado el lanzamiento de Cloud Email Security, su nueva solución SaaS basada en la nube, creada para ayudar a las pymes a defender sus servidores de correo frente ciberataques, sin tener que cambiar la infraestructura de red existente.

La solución incorpora encriptación anti-malware, anti-phishing, anti-spam y TLS. Además, proporciona a los administradores de red de las pymes una solución integral de seguridad de correo electrónico basada en la nube ideal para proteger del incremento de las amenazas a una fuerza de trabajo distribuida.

“La puesta en el mercado de nuestra solución Cloud Email Security viene a aliviar esta tensión y ayudar a las pymes a proteger mejor sus redes a medida que adoptan el trabajo híbrido como modelo de gestión”, afirma Gonzalo Echeverría, Country Manager de Zyxel Iberia.

Gestión integral basada en la nube

Para facilitar aún más la tarea de proteger los servidores de correo electrónico a los pequeños y medianos negocios, la aplicación está basada en la nube. Esto significa que no hay que instalar hardware para que funcione en armonía con cualquier infraestructura de red o solución de seguridad existente.

Al utilizar la herramienta, las pymes no experimentarán ninguna interrupción en el servicio de correo electrónico ni en el contacto con los clientes y el personal.

Cloud Email Security para la gestión de un trabajo híbrido seguro

Un panel de administración integral brinda a los administradores de red la capacidad de administrar, monitorear y analizar el comportamiento del usuario y del buzón con el objeto de detectar fácilmente cualquier amenaza potencial sin la necesidad de un equipo de seguridad o TI dedicado a ello explícitamente.

Seguridad de correo electrónico flexible

Igualmente, CES es un servicio fácil de usar y flexible basado en suscripción que se puede licenciar a 5, 10, 25, 50 usuarios a medida que crece la empresa.

Es compatible con sistemas basados en la nube, como Office 365 y Google y servidores de correo electrónico locales, lo que garantiza que las redes estén protegidas sin importar dónde se encuentren el personal o los servidores.