4 consejos para crear una contraseña segura para navegar por Internet

Muchas personas odian el tener que recordar sus contraseñas a la hora de trabajar o visitar páginas webs en Internet. Muchos optan por las contraseñas fáciles y que no son difíciles de recordar, para así no olvidarse de ellas cada vez que la tienen que introducir en un sitio web.

Cuando buscas los mejores casinos en línea en España y entras en esa web, seguro que al crear una cuenta se te pide una contraseña. Para que tu experiencia sea totalmente satisfactoria y, sobre todo, segura, esta contraseña debe ser perfecta, además de fácil de recordad y difícil de hackear.

Pero esto ocurre con cualquier web, por lo que siempre debes aspirar a crear la contraseña ideal. Para lograrlo de forma eficaz, puedes poner en práctica algunos de los consejos que te ofrecemos para que puedas conseguirlo.

Mejor mientras más caracteres

Esta es una premisa básica a la hora de crear una contraseña segura. Tu contraseña debe ser superior a los 8 caracteres, para que así ningún software usando la “fuerza bruta” averigüe cuál es.

Alternar mayúsculas y minúsculas

A la hora de crear la contraseña perfecta para navegar por las diferentes páginas de Internet, lo ideal es que intercales mayúsculas y minúsculas. Este sencillo proceso ayudará a aumentar los niveles de seguridad de tus contraseñas. No utilices las mayúsculas solo al inicio de la contraseña. Este tipo de letras debe estar situada de forma injustificada y totalmente aleatoria. Solo tú debes saber dónde se localizan.

Números y letras

4 consejos para crear una contraseña segura para navegar por Internet

También, como te hemos indicado con las mayúsculas, la contraseña perfecta debe incluir, de forma aleatoria, números . Esto permitirá hacer que tu contraseña sea más segura. Si quieres recordar bien los números, los puedes sustituir por letras a las que se parezcan.

No a la información personal

Muchas veces, tendemos a utilizar información personal en nuestra contraseña. Dentro de esta, las más comunes son la fecha de nacimiento o el nombre y esto es un grave error que deberías evitar.

Al estar tan expuestos en Internet (sobre todo a través de las redes sociales), cualquier hacker puede acceder a esta información personal. Así que lo ideal es que utilices, al crear tu contraseña, alguna palabra o información que solo tenga sentido para ti. Si optas por una contraseña con varias palabras, estas no deben guardar relación entre ellas y que solo tenga sentido su unión para ti.

Aunque a priori no lo parezca, el proceso de crear una contraseña segura es algo más complejo de lo que puedas imaginar. Deberás hacer uso de técnicas avanzadas para que los hackers pueden llegar a ella pero, a la vez, deberá ser sencilla para que siempre puedas recordarla. Además, un último consejo clave es que modifiques tu contraseña de vez en cuando. Con esto evitarás el hackeo de la misma y podrás navegar de forma totalmente segura a través de Internet siempre que quieras ya que será más difícil averiguar tu contraseña por parte de los ciberdelincuentes.