Cuando nos presentaron el nuevo S6 edge+, en seguida le preguntamos al portavoz autorizado de Samsung: “¿para qué quiero este dispositivo con una pantalla de 5,7”, si podemos tener un Note con el mismo tamaño, las mismas prestaciones y, además con la ventaja de S Pen, que no incorpora el S6?”. La respuesta nos convenció: “es que hemos comprobado que el uso del puntero S Pen no está muy generalizado”. Prefecto, esa es la idea de Samsung, que no es otra que la de Apple, que antes la había copiado de la propia firma coreana: el mercado pide Smartphones de pantalla grande sin grandes complicaciones. Pues aquí la tenemos.

La verdad que el aspecto externo del S6 edge+ es espectacular: han conseguido algo muy complicado a estas alturas, como es diferenciarse del resto de marcas y modelos. Y lo hace con un diseño que llama la atención, con poco peso y, eso sí, teniendo que poner muchos euros para conseguirlo. Su doble pantalla curva consigue una experiencia visual envolvente y única gracias a la pantalla Quad HD Super AMOLED de 5,7”, que incluye la nueva función “Apps edge”, que facilita el acceso directo a las aplicaciones favoritas del usuario con un simple toque en la pantalla curva, junto a la función “People edge”, que permite comunicarse rápida y cómodamente con los contactos configurados como preferidos. Desde la pantalla lateral, se puede conectar con los contactos más cercanos enviándoles notas, realizando llamadas e intercambiando mensajes.

Con una RAM ampliada de 4 GB DDR4, incluye capacidades multimedia sin precedentes con un contraste más profundo y mayor detalle de imagen, gracias a la pantalla Quad HD Super AMOLED desarrollada por Samsung. Se comercializará con opciones de almacenamiento de 32 GB o 64 GB y en diversos colores, incluyendo oro platino y negro zafiro.

Como novedad destacada apuntamos su Samsung Pay, el servicio de pago móvil de la firma para pagar de forma sencilla, segura y prácticamente en cualquier lugar. Protegido por Samsung KNOX, la verificación de huella dactilar y el token digital, Samsung Pay funciona tanto con la tecnología MST (Magnetic Secure Transmission) como NFC (Near Field Communication).

Debemos mencionar tamién las funcionalidades de vídeo mejoradas. Entre ellas, se incluye Steady Video, que ofrece la estabilización de la imagen de vídeo digital, tanto en la cámara frontal como en la trasera, para poder realizar en movimiento vídeos nítidos y definidos; el modo Video Collage, que permite grabar y editar fácilmente vídeos cortos con varios fotogramas y efectos. Incorpora también la capacidad de filmar vídeo en 4K y la función Live Broadcast, que permite enviar de forma instantánea vídeo Full HD en streaming desde su teléfono a cualquier persona, grupo de contactos o incluso de forma pública a través de YouTube Live. Cualquiera que reciba el enlace de Youtube desde un contacto usuario de Samsung Galaxy S6 edge+ puede disfrutar de vídeo en directo en su smartphone, tablet, PC o Smart TV con conectividad para YouTube.

Samsung Galaxy S6 edge+ integra también la tecnología de carga inalámbrica y carga rápida por cable desarrollada por Samsung. La carga inalámbrica es compatible con prácticamente cualquier plataforma inalámbrica disponible actualmente. Con la carga por cable, el dispositivo puede cargarse completamente en aproximadamente 90 minutos y, a través del cargador inalámbrico de Samsung, en aproximadamente 120 minutos. El dispositivo se ha actualizado además para soportar SideSync, que ofrece la integración del PC y el smartphone, tanto de forma inalámbrica como por cable, para facilitar las conexiones entre dispositivos. Gracias a la capacidad de auto detección y a la configuración ultra rápida, se puede conectar de forma instantánea el dispositivo Samsung con el PC o tablet, disfrutando de un fácil acceso a sus archivos y datos en todo tipo de plataformas y sistemas operativos.

Los usuarios de Samsung Galaxy S6 edge+ se beneficiarán también del avanzado sistema de cámara de Samsung, incluyendo la función Quick launch (mediante un doble clic en el botón de inicio, la cámara se abre en menos de un segundo), estabilización inteligente de la imagen óptica (OIS) con Auto Real-time High Dynamic Range (HDR) y nuevos filtros de imagen.