Wincor Nixdorf acaba de renovar el software con el que funcionan sus cajeros automáticos. Con el nuevo S.O.  las entidades financieras pueden introducir una gran variedad de nuevas funciones en los cajeros automáticos y en otros sistemas de autoservicio, como ofrecer originales ofertas o diseñar interfaces de usuario personalizadas.

Fiel a su lema ‘Omni. easy. open.’ esta solución omnicanal puede implantarse de manera muy sencilla y rentable, además de estar abierta a operaciones multiventa. De esta manera, ProFlex4 abre un nuevo mundo de posibilidades para las entidades financieras que necesitan llegar a clientes en todos los puntos de contacto, de manera rápida y con costes más eficientes, y así, diferenciarse de su competencia.

Lo táctil manda en los dispositivos, arrastrar y soltar se ha convertido en la forma más común de utilizarlos. Con ProFlex4, los bancos pueden ofrecer a sus clientes una experiencia muy positiva que repercuta en una mayor satisfacción. La nueva solución  permite crear interfaces innovadoras y personalizadas para los cajeros automáticos con sistemas de reciclado de efectivo, depósitos inteligentes y con terminales ‘kiosco’ para diferentes fabricantes, todo ello con las últimas tendencias tecnológicas.

Esta nueva solución también permite retirar efectivo a través de un Smartphone con la autorización previa vía NFC o por código de barras a través de una aplicación. Este innovador concepto permite a los bancos posicionarse como modernos proveedores de sistemas financieros y permite a los clientes poder retirar y manejar su dinero de manera mucho más rápida y cómoda.

ProFlex4 proporciona un beneficio que va más allá, los clientes pueden personalizar sus propias interfaces en los cajeros automáticos, acorde a sus preferencias: la pantalla táctil permitirá al usuario cambiar el tamaño, el color y el diseño de los elementos funcionales de la misma. Clientes que habitualmente depositan cheques, por ejemplo, pueden acceder al menú para esta operación en sus pantallas personales, permitiéndoles ir directamente a la transacción requerida.

Las herramientas de “ProFlex4” facilitan la introducción de nuevos servicios y funcionalidades, como el pago de facturas o el depósito de cheques. Transacciones estándar como las retirada de efectivo pueden manejarse con los conocidos NDC o DDC, mientras que las nuevas funciones se procesan a través de servicios Web, por ejemplo con el servidor / Enterprise ProClassic de Wincor Nixdorf. “ProFlex4” hace a los bancos más independientes de sus propias infraestructuras y les permite introducir nuevos servicios de forma rápida para generar una mejor experiencia de cliente. Esto es lo que definimos como omni.easy.open”, dice Javier López Bartolomé, Presidente para Américas e Iberia de Wincor Nixdorf.

>