La economía digital y sus aplicaciones para móvil y app movil financiera economía de las aplicaciones

F5 Networks ha publicado la sexta edición de su informe State of Application Services (SOAS), que muestra cómo la floreciente economía de las aplicaciones está resultando clave a la hora de impulsar los procesos de transformación digital de las organizaciones de la zona EMEA.

De esta forma, un 91% de los encuestados en EMEA afirma que en estos momentos sus organizaciones ya están ejecutando planes concretos de transformación digital. Un porcentaje superior al registrado en Estados Unidos (84%) y en la zona APCJ (82%).

«La transformación digital es una oportunidad decisiva a la hora de cambiar los modelos de negocio tradicionales», afirma Lori MacVittie, evangelista técnica principal en la Oficina del CTO de F5 Networks. “De manera crucial, está impulsando el aumento de los porfolios de aplicaciones y cambiando la forma en que se desarrollan, entregan, integran y, en última instancia, se consumen. Todo ello implica también cambios en la forma en la que se aseguran, se escalan y se operan.”

La razón principal por la que las organizaciones de EMEA tienen tanto interés en avanzar en sus procesos de transformación digital es para agilizar la disponibilidad de nuevos productos o servicios (61% de los encuestados); para poder adaptarse y dar una mejor respuesta a los comportamientos de los nuevos consumidores (40%) y para poder hacer frente a los competidores emergentes (33%).

Las empresas están impulsando la economía de las aplicaciones y cambiando la forma en que se desarrollan, entregan, integran y, en última instancia, se consumen

En la actualidad, la optimización de las IT (64%) y la mejora de los procesos de negocio (55 %) son señalados como los principales beneficios de la transformación digital. Estos datos son consistentes con los obtenidos en los informes de años anteriores y muestran cómo los proveedores de IT continúan reevaluando estructuras, procesos y flujos de trabajo para impulsar la siguiente fase de este viaje. Otras aspiraciones importantes de la transformación digital incluyen mejorar la productividad de los empleados (47%), alcanzar una ventaja competitiva (45%) y tener la oportunidad de irrumpir en nuevos mercados (43%).

Las siguientes fases de la transformación digital

Según el informe SOAS, las organizaciones están comenzando a adentrarse en la segunda fase de la transformación digital, que se caracteriza por un aumento de las aplicaciones y una expansión de la automatización.

«En última instancia, las aplicaciones son los motores que impulsan la economía global», explica MacVittie. “Todos los negocios -con independencia del sector al que pertenezcan- están cada vez más centrados en las aplicaciones, con el objetivo de avanzar más rápido, aumentar la eficiencia y la entrega de mejores experiencias tanto a clientes como a empleados.”

En este contexto, el informe SOAS señala que un 66% de los encuestados de la zona EMEA afirma depender de las aplicaciones a la hora de gestionar sus negocios, más que en cualquier otra parte del mundo. Casi un tercio (32%) está convencido de que las aplicaciones proporcionan una ventaja competitiva estratégica.

El informe muestra también cómo durante el año pasado la transformación digital ha impulsado la toma de decisiones basada en las aplicaciones. Así, un 57% afirma que está influyendo en la automatización y orquestación siempre que sea posible; un 51% se orienta a la exploración de nuevas arquitecturas de aplicaciones, como contenedores y microservicios. El 38% dice que la transformación digital está cambiando la forma en la que se desarrollan las aplicaciones, y un 33% que ha provocado una mayor migración de las aplicaciones a la nube pública. Además, el 31% está refactorizando aplicaciones heredadas para entornos modernos y un 26% está avanzando hacia la adopción de tecnologías de código abierto siempre que sea posible.

“A medida que las actividades del negocio digital maduran, las organizaciones buscan incluir nuevos servicios digitales en sectores o segmentos de mercado que han permanecido con modelos tradicionales, formando nuevos ecosistemas para crear valor”, explica MacVittie. Así, por ejemplo, el volumen de llamadas a APIs se ha disparado, con un 29% de las organizaciones europeas que declaran más de un millón de solicitudes a APIs cada mes.

Para satisfacer los deseos de transformación digital, el informe SOAS aconseja focalizarse primero en los servicios de aplicación necesarios para asegurar, escalar y digitalizar procesos de IT y de negocio. La automatización y la orquestación son críticas en este punto.

Durante la segunda fase, es crucial fomentar los servicios de aplicación destinados a emitir telemetría con el fin de alcanzar una visibilidad unificada y un mayor control sobre las políticas que es necesario cumplir. Más tarde, en una tercera fase, las herramientas de analítica en la nube podrán analizar la telemetría de los servicios de aplicación para proporcionar información operativa y comercial procesable, como por ejemplo predecir capacidad, prevenir pérdidas o proporcionar experiencias diferenciales a los clientes.

“Estamos empezando a encontrarnos con organizaciones en EMEA que están superando la primera fase de la transformación digital -automatización de procesos de negocio- y que están ampliando su huella digital a través de la nube, la automatización y los contenedores”, añade MacVittie. “Se están creando nuevos ecosistemas y los volúmenes de llamadas a API se están disparando. En el futuro, aquellas organizaciones capaces de aprovechar y reaccionar a los datos de la aplicación y las API serán recompensados ​​con un mayor valor de negocio».