teletrabajo continuo

El 84% de la población ocupada española quiere seguir con el teletrabajo tras la pandemia. Y es que, España es el segundo país europeo que más lo demanda; con un 23,6% de personas que quieren priorizarlo, nuestro país se coloca por detrás de Dinamarca.

Así lo defiende El Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad en su publicación “Flash: El teletrabajo en España. Antes, durante y después de la pandemia”, donde analiza la existencia y preferencia del trabajo en línea para poder prever cómo se podría desarrollar este modelo durante los próximos años.

Implantación del teletrabajo en España

El trabajo a distancia estaba presente en nuestro país antes de la pandemia, aunque era minoritario. Pues, en marzo de 2020, el 74,5% de las personas adultas en España nunca había trabajado de esta forma. Solo el 7,3% lo hacía diariamente, un 5,3% varias veces a la semana y un 4,6% varias al mes.

Estas cifras colocaban a España a la cola de la UE; por delante de Lituania, Irlanda e Italia, y lejos de Estonia y Finlandia, donde más de la mitad de la población ocupada antes de esa fecha, teletrabajaba. La pandemia aceleró los cambios necesarios para poder hacerlo posible e hizo que el 31,7% de la población comenzase a trabajar a distancia.

El 84% de la población ocupada española quiere seguir con el teletrabajo tras la pandemia

Menos horas a distancia tras la pandemia

La vuelta a la normalidad, ha ido recortando esas horas; de 16,7 horas del verano 2020 a 15,1 en la primavera siguiente, momento en el cual la media de horas teletrabajadas en España era de menos de dos días a la semana.

Entre las posiciones que más teletrabajo permiten son las que pueden realizarse con un ordenador; el 87,9% de las personas ocupadas en los sectores tecnológicos tiene la opción de trabajar en línea. También las de profesiones científicas y técnicas, financieras y seguros, así como inmobiliarias.

Este último sector es, junto con el educativo, uno de los que más teletrabajo permite, pero donde menos se utiliza; del 87,2% de personal inmobiliario que puede hacerlo, solo lo realiza un 37,1% y en educación solo lo lleva a cabo un 20,5%, cuando podría hacerlo el 60,1%.

Sectores que piden volver a la presencialidad

La población española es partidaria del trabajo en línea de forma mayoritaria. Un 83,7% de las personas a las que se les pregunta si quieren teletrabajar cuando no haya restricciones sanitarias, responde que sí.

Es el tercer porcentaje más elevado de la UE, por detrás de Finlandia y Suecia. España es el segundo país europeo que más demanda el teletrabajo diario; con un 23,6% de personas que quieren priorizarlo, nuestro país se coloca por detrás de Dinamarca.

Al plantearles, precisamente, cuántas jornadas quieren trabajar en línea, la respuesta varía según cuántas pueden hacerlo ya. Las personas cuyo trabajo requiere presencialidad manifiestan su deseo de ampliar sus opciones, como es el caso del sector sanitario o social.

>