Telefónica ha presentado los beneficios obtenidos a lo largo de 2020, con un total neto de 1.582 millones de euros, lo que se traduce en un aumento del 38,5% en comparación con el año anterior. 

El resultado reafirma la eficiencia en la gestión de la compañía ante las difíciles condiciones provocadas por la pandemia, así como su capacidad de transformación para combatir este escenario, lo que le ha permitido despedir el ejercicio con una clara mejoría operativa.

2020 ha sido un año excepcional, un año en el que se nos ha puesto a prueba. Era mucho lo que se esperaba de Telefónica y Telefónica ha dado la talla. Hemos estado al lado de la sociedad, donde había que estar. Hemos cumplido y hemos seguido avanzando. Estos datos son fruto de las pautas que nos marcamos en el plan estratégico de 2019, que nos dejaba ya bien preparados para lo inesperado”, explica José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Mejora progresiva en los ingresos

En lo que respecta a los ingresos, recogen igualmente el mayor dinamismo registrado en los últimos meses del ejercicio, impulsado fundamentalmente por la creciente actividad comercial y operativa en sus cuatro principales mercados: España, Alemania, Brasil y Reino Unido. 

Entre octubre y diciembre, los ingresos se situaron en los 10.909 millones de euros, apenas un 2% menos de manera orgánica con respecto a los ingresos registrados en el mismo periodo de 2019. Este dato consolida la mejoría de los ingresos trimestrales, dado que en el tercer trimestre ese descenso interanual fue del 4,3% y en el segundo trimestre, del 5,6%. 

Por países, España proporciona el 28,8% de los ingresos; Alemania, un 17,5%; Brasil, un 17,2%; y Reino Unido, un 15,6%. De este modo, los cuatro mercados concentran el 79,1% de la cifra de negocio. Hispam aporta el 18,4% de los ingresos.

Telefónica Tech y Telefónica Infra

“Telefónica Tech es sinónimo de crecimiento. Con esa vocación fue lanzada en el plan estratégico de 2019 y con esa determinación afronta su futuro ya como unidad plenamente operativa y autónoma. Telefónica Tech ejemplifica la capacidad de anticipación e innovación de Telefónica, que cuenta con ella, con sus servicios y sus soluciones, como una palanca clave para impulsar la transformación digital de las empresas y para capturar las oportunidades de la actual revolución tecnológica”, asegura Álvarez-Pallete.

Por su parte, Telefónica Infra, lanzada en el plan de 2019, ha registrado un comportamiento positivo en 2020. En el último trimestre del año, sus ingresos han crecido un 4,7%, hasta los 217 millones de euros. En todo el ejercicio, la cifra de negocio de Telxius ha crecido de manera orgánica un 1%, hasta los 826 millones de euros.

Todas estas operaciones constatan que la compañía está cumpliendo la ejecución de su plan estratégico para construir la Nueva Telefónica. La actividad ha sido continua en este terreno. La compañía, cerró la mayor operación corporativa de su historia: la ‘joint venture’ de O2 y Virgin Media en Reino Unido, además, en septiembre encendió el 5G y logró que el 80% de la población española tuviera asegurada la cobertura en apenas tres meses.

Liderando la digitalización

Los procesos de negocio de Telefónica ya digitalizados suponen el 79% del total de los procesos en 2020, con un incremento de 10 puntos porcentuales sobre el año anterior, y se gestionan en tiempo real. 

Además, a lo largo del ejercicio la compañía logró un importante avance en la digitalización, con un aumento de las ventas digitales en los cuatro mercados principales del Grupo de un 40,5% interanual, hasta alcanzar el 31% de las ventas totales.