Giesecke+Devrient ha anunciado su apoyo la Iniciativa de Pagos Europeos para establecer un sistema de pago paneuropeo independiente y una alternativa urgente y necesaria a los proveedores de pagos globales.

En estos momentos, ya existen 31 bancos y dos proveedores de servicios de pago de siete países europeos involucrados en esta iniciativa, con el apoyo del Banco Central Europeo y la Comisión Europea.

“Esta iniciativa facilitará el desarrollo de soluciones europeas de identidad digital y ofrecerá apoyo al euro digital. Se necesitan proveedores de servicios con experiencia para implementar la EPI Europea”, afirma Ralf Wintergerst, presidente del Consejo de Administración y CEO del grupo Giesecke+Devrient.

Así es la Iniciativa de Pagos Europeos

La EPI plantea introducir un sistema europeo de retribuciones digitales donde consumidores y negocios puedan realizar todo tipo de transacciones con sus tarjetas o aplicaciones móviles, tales como retiradas de efectivo, pagos en tienda, compras online o transferencias electrónicas.

La tarea de la EPI será establecer un esquema paneuropeo que cubra todas las transacciones sin efectivo de acuerdo con los estándares europeos para tarjetas y aplicaciones móviles en una infraestructura dedicada de extremo a extremo.

En opinión de la compañía, EPI llega en el momento adecuado como respuesta europea a la clara tendencia hacia los pagos digitales y conectados, así como a la creciente preocupación por la entrada de gigantes tecnológicos en las industrias financieras y de pagos.

La Inciativa de Pagos Europeos facilitará el desarrollo de soluciones europeas de identidad digital

El Euro Digital 

La iniciativa es particularmente interesante en el contexto de la próxima llegada del euro digital como moneda digital independiente emitida por el BCE. J

untos, EPI y el euro digital representan dos de los proyectos insignia que permitirán mostrar las capacidades innovadoras y la calidad de las soluciones de Europa.