Orange se ha convertido en el primer operador que vende terminales libres, dirigidos a todo el mercado, en todos sus puntos de venta del territorio nacional.

Así, desde este mes de abril, la compañía comercializa libres (sin bloqueo o simlock), todas las novedades de su catálogo de terminales, incluyendo los últimos lanzamientos de Samsung y Apple. Orange irá extendiendo progresivamente su gama de terminales libres hasta que comprendan el 100% de su oferta de terminales, antes del verano.

Los terminales libres están disponibles tanto para los clientes actuales o futuros de Orange como para los de otros operadores que quieran hacerse con los dispositivos más innovadores, y en las mejores condiciones, del mercado sin necesidad de cambiar de compañía.

De esta forma, Orange pretende atender una demanda de los usuarios  que ha ido creciendo en el mercado a lo largo del último año.

Pero si se es cliente de Orange, en condiciones más ventajosas

Por otra parte, si el comprador se convierte en cliente de Orange, podrá adquirir ese mismo terminal con un significativo ahorro y, además, pagar cómodamente a plazos y sin intereses. Así, por ejemplo, el nuevo Samsung Galaxy Grand 2, disponible en exclusiva con Orange en abril, se puede adquirir libre y al contado por 339 € (IVA incluido) o desde 216 € si se compra a plazos contratando la tarifa Delfín 25.

Además, al introducir la SIM de Orange, el terminal se personalizará automáticamente instalando aplicaciones como: MiOrange, que permite al cliente ver su factura, el consumo acumulado, el listado de llamadas, realizar recargas, contratar promociones y módulos de ahorro, etc.., Orange TV, Orange Cloud y Orange Cash.