Oracle ha presentado la nueva generación de servidores basados en el procesador SPARC M7, el microprocesador más seguro del mundo. Este procesador incorpora capacidades de “software in silicon” (software en silicio), llevando operaciones de software al nivel del hardware, lo que incrementa de forma notable el rendimiento de los servidores e inaugura una nueva era de informática segura.

El evento de presentación, que ha congregado a más de 100 clientes en la Fundación Francisco Giner de los Ríos, ha sido inaugurado por Iván Menéndez, director de la unidad de negocio de Sistemas de Oracle Ibérica. Menéndez ha destacado que las tecnologías Oracle “están diseñadas para facilitar la integración de las soluciones en la nube y on-premise, al utilizar las mismas herramientas en ambos entornos”. También ha asegurado que, gracias a las mejoras en el rendimiento, “Oracle está ayudando a las empresas a reducir los costes asociados al funcionamiento cotidiano de los centros de proceso de datos, liberando recursos para potenciar la innovación”.

Manuel Vidal, director de preventa de Sistemas de Oracle de España y Portugal, ha sido el responsable de realizar la presentación principal. Vidal ha desarrollado el concepto de “seguridad en silicio”, característica que impide el acceso de hackers a lectura o modificación de los datos en memoria. Vidal ha desarrollado también otros conceptos clave como la aceleración de SQL y la capacidad de compresión y descompresión de datos en memoria.

SPARC M7 acelera la encriptación de datos a través de “unidades criptográficas” integradas en cada uno de sus 32 núcleos. Y mediante la incorporación de una encriptación de alto rendimiento en el chip,  el M7 es capaz no solo de asegurar los datos rápidamente sino también dedicar importantes recursos para las aplicaciones, recursos que, de otro modo, serían ocupados por encriptado en la capa de software.

Cinco años de desarrollo
Los nuevos servidores SPARC T7 y M7, junto con un sistema actualizado de ingeniería conjunta, Oracle SuperCluster M7, también cuentan con una nueva versión del sistema operativo Oracle Solaris 11 con sus propias características de seguridad mejorada. En conjunto, estos nuevos sistemas representan un gran impulso en el rendimiento de las aplicaciones de empresa y en la integridad del centro de datos en un momento en el que no podían ser más necesarios.

El SPARC M7 es el resultado de cinco años y medio de co-desarrollo por los ingenieros de Oracle de hardware y software.

El evento de presentación ha contado también con la presencia de Carla Arend, Director of Datacenter, Systems Management and Storage, IDC, quien ha explicado las tendencias y predicciones para el sector. Especialistas de Oracle han realizado presentaciones técnicas específicas sobre características de los nuevos sistemas, como las mejoras de rendimiento que los innovadores SPARC M7 producen al hacer funcionar la base de datos Oracle sobre esta infraestructura.