Próximos eventos

Adaptando Cloud con Ciberseguridad, 7 de marzo (evento presencial)

IoT

Los operadores locales de telecomunicaciones: claves en la lucha contra la España vaciada

La apuesta de la UE y el Gobierno por hacer real la conectividad en la España rural pone de manifiesto el importante papel de los operadores locales. A pesar de ello, el despliegue de redes en áreas no urbanas presenta desafíos como la movilidad de equipos, la contratación de talento y la calidad del servicio.

Así se desprende en el informe “Operadores locales como figura estratégica en el desarrollo de las telecomunicaciones en España”, de Praxedo, donde también se explora las distintas claves que ayudan a garantizar los estándares de calidad locales.

«En Praxedo estamos convencidos de la necesidad de seguir trabajando por la evolución y la igualdad de las áreas más locales del país y, por ello, queremos ayudar a los operadores de telecomunicaciones en el proceso, apoyándoles en la mejora de sus operaciones para mejorar su eficiencia, productividad y capacidad de respuesta frente a las demandas del cliente local”, asegura Jaime Urquiza, Country Manager de Praxedo España.

El sector de las telecomunicaciones para operadores locales

En términos de infraestructuras de conectividad de banda ancha, España ocupa una posición destacada en Europa. Según la nueva ley de telecomunicaciones (Ley 11/2022, de 28 de junio, General de telecomunicaciones), actualmente se ha logrado una cobertura del 95,2% de la población española con una velocidad de acceso de 30 Mbps, y del 87,6% con una velocidad de acceso de 100 Mbps.

Sin embargo, las zonas rurales continúan enfrentando la brecha digital, lo que limita las oportunidades de vida y negocio en estas áreas. Es crucial abordar esta barrera con apoyo económico por parte de las Administraciones Públicas.

Las ayudas públicas, que se han centrado especialmente en las poblaciones de menos de 5.000 habitantes, han facilitado que la banda ancha llegue a las zonas de España que cuentan con menos conexión y para las que los operadores no cuentan con incentivos para invertir.

Actualmente, existe una vital oportunidad para el desarrollo del negocio gracias a los fondos Next Generation y la adjudicación de la licitación, por parte del Gobierno, a Hispasat, que contará con una ayuda de 76,3 millones de euros para el despliegue de tecnología satelital con el objetivo de proporcionar conectividad a las zonas en las que aún no cuentan con ella.

Principales retos y oportunidades

Los operadores locales se enfrentan a diversos desafíos en su competencia con las grandes compañías de telecomunicaciones, y uno de los más significativos es la necesidad de colaborar y mejorar la relación con las Administraciones Públicas, especialmente en términos de agilidad en los despliegues de infraestructuras.

Operadores de telecomunicaciones locales: una figura estratégica para el desarrollo de la conectividad en el ámbito rural

Por otro lado, aunque las ayudas son necesarias para el desarrollo del negocio de los operadores, estos no siempre pueden acceder a ellas debido a las condiciones impuestas. Sin olvidar, por supuesto, que los operadores locales han de afrontar una exigencia de evolución continua, tanto en el aspecto tecnológico como formativo.

Sin embargo, no todo son complicaciones, pues se encuentran en un marco repleto de oportunidades, como la actual conciencia de la necesidad de que todo el territorio nacional disponga de conexión, su estrecha relación con las Administraciones Públicas, el valor de su cercanía con el cliente, de los servicios adicionales que ofrecen, y su apuesta constante por la innovación.

Garantizar la calidad en los despliegues de telecomunicaciones

Existen distintos ejes que es importante tener en cuenta para garantizar la calidad del servicio de telecomunicaciones en áreas locales:

En primer lugar, la dispersión de las áreas rurales, obliga a contar con una previsión de las citas de los técnicos, las rutas óptimas y la dedicación en horas invertidas en traslados, así como del material que necesitan para el trabajo asignado. Asimismo, es importante tener la capacidad de dar una respuesta ágil ante, por ejemplo, una avería.

En este contexto, la tecnología es, sin ninguna duda, la mejor aliada, pues permite a los operadores locales afrontar los retos que encuentran y aprovechar las oportunidades que el mercado les ofrece Contar con un software de gestión de servicios de campo hace posible, a la vez, gestionar los equipos desde la oficina central, aumentar la fiabilidad y rapidez de la facturación y garantizar la satisfacción de los empleados (que cuentan con mayor eficiencia, comodidad y seguridad en la realización de su trabajo).

Deja un comentario

Scroll al inicio