Movimiento en fábrica

La industria 4.0 exige que la fábrica disminuya sus movimientos innecesarios y minimice la interacción humana. Y es que, gracias a las soluciones inteligentes, los procesos de la cadena de suministro y la manipulación de materiales pueden ser más rápidos que nunca, cumpliendo y superando las expectativas.

Para ello, Bossard pone a disposición de sus clientes la tecnología SmartBin Cloud y SmartLabel Cloud, las cuales activan automáticamente las solicitudes de demanda para mantener a los trabajadores en su sitio, evitando e movimiento en fabrica.

Con esta tecnología, todas las partes interesadas pueden acceder rápidamente a la información, reconfigurar los puestos de trabajo y colaborar para superar los obstáculos. Llevando este concepto un paso más allá, el inventario crucial puede ser repuesto y luego trasladado sin problemas por la robótica a través de la planta de producción.

AMR para Industria 4.0

El software de gestión de la última milla conecta por completo las SmartLabels y los SmartBins con los robots móviles autónomos (AMR) para salvar la distancia entre los grandes datos y la automatización.

Permitir que la robótica mueva las piezas de una zona de la planta de trabajo a otra produce los siguientes beneficios:

  • Se toma la ruta más eficiente
  • Los trabajadores siguen participando plenamente en la fabricación
  • Se evitan los obstáculos

Industria 4.0 ¿Cómo ahorrar tiempo reduciendo el movimiento en la fábrica?

Cuadros de mando remotos

Con las nuevas tecnologías de fábricas inteligentes y el Big Data que se transfiere a la nube, los directivos y los trabajadores pueden optimizar el flujo de materiales desde ubicaciones remotas. T

rabajar desde una única visión de la cadena de suministro elimina los procesos ineficientes y reduce el número de personas en las áreas de trabajo. Menos interacción humana significa menos posibilidades de errores, menos obstáculos en las líneas y menos movimientos en el lugar de trabajo.

El factor de ahorro de tiempo a largo plazo que supone acercar a los responsables de la toma de decisiones a la producción es exponencial. La logística de fábrica inteligente y la gestión de la última milla de la compañía permiten realizar operaciones mejores, más ágiles e inteligentes.

>