inteligencia artificial creación de empleo

Hace unos años, la compañía SP Control desarrolló un producto para resolver los problemas de desarrollos hardware, mediante software a través de la SpCard. El producto tuvo muy buena acogida en el mundo académico (SpCard, Figure 1). Uno de sus grandes éxitos de la empresa fue tener como cliente a la Agencia Europea Espacial.

Una vez creado este producto y comenzada la comercialización, la compañía tenía la necesidad de seguir creciendo. Para ello, tuvo que analizar las intersecciones entre las necesidades del mercado y las posibles disrupciones que realmente permitirían tener un impacto mayor en el mercado de la electrónica de potencia. En este proceso, Dr. José Molina, CEO y fundador de SP Control, exploró las nuevas posibilidades y vieron que la industria demandaba mucha ayuda con el diseño de los componentes magnéticos. A día de hoy, las formas de diseñarlos, están basadas en ecuaciones aproximadas, apoyándose en la experiencia de ingenieros con miles de diseños en las espaldas. Así fue como desde la compañía se decidió crear una tecnología para diseñar magnéticos que fuera escalable. Alfonso Martínez, arquitecto de sistemas en SP Control, fue el encargado de dar forma a la idea.

El proyecto

El CEO de la compañía siempre ha observado con detenimiento la evolución de las nuevas tecnologías para encontrar sinergias con el mundo de la electrónica de potencia. En uno de sus viajes, conversando con varios ingenieros en Silicon Valley (EEUU), una idea vino a su mente: “Diseñar magnéticos con la forma óptima”

Con esta idea plantearon su primera PCT (solicitud de patente), sobre la optimización de las formas; así empezaron a imprimirlas en 3D con su propio material. Este fue el primer paso hacia lo que sería Frenetic. En seguida pudieron ver resultados tecnológicamente satisfactorios, pero sin una potencial comercialización. Era un proceso lento y complicado, pero necesario.

Con Inteligencia Artificial se optimizan los magnéticos, entregándole los resultados de sus propios diseños, para que corrija sus errores de predicción

Esto llevó a la compañía a la conferencia APEC (Applied Power Electronics Conference) a discutir con expertos su idea. Esto derivó en el siguiente punto: Enseñar a un software a optimizar los magnéticos, entregándole los resultados de sus propios diseños, para que corrija sus errores de predicción.

La respuesta a esta cuestión fue fácil: emplear técnicas de inteligencia artificial para que los sistemas aprendieran. Así nació Frenetic.

Resolviendo problemas de hardware con software

El mundo del software tiene opciones infinitas, es fácil y barato de modificar, lo que permite hacer muchos experimentos; mientras que el hardware es más problemático. Para ello, la compañía ha creado un laboratorio avanzado de magnéticos con el que obtener el máximo número de medidas que sirvan para entrenar el software.

La creación del laboratorio ha sido una pieza clave, ya que no existe ningún manual para crear un laboratorio único, tecnológicamente conectado a una red de inteligencia artificial, Frenetic ha tenido que hacerlo desde cero. El laboratorio, situado en Madrid, ha sido testigo de diseños de grandes empresas como Lear, Airbus o Porsche.

Con los datos recopilados en el laboratorio, Frenetic entrena la inteligencia artificial, que a través de algoritmos complejos, es capaz de sensibilizar con los parámetros claves en cada caso. Permitiendo al sistema crear diseños con un grado de precisión muy alto.

Resultados de Frenetic

El éxito de una compañía se mide por sus resultados. Los diseños de Frenetic forman parte de productos de mercados como la medicina, la automoción o el audio. Algunos de los últimos productos en usar nuestra tecnología son altavoces de empresas como Amate audio, que comercializa sus productos hasta en estadios tan importantes como el del Barcelona F.C.

Este resultado, será incluso mucho más completo una vez que la tecnología alcance un mayor grado de madurez y sobretodo, que se extienda a otros niveles de la electrónica.

A día de hoy la compañía, que recibió más de 1,7M€ de capitalización de inversores internacionales, ya ha demostrado su funcionalidad en más de 12 países y realizado más de 1000 pruebas a magnéticos diferentes en lo que va de año. En el próximo año, ha sido elegida para presentar la tecnología en la conferencia más importante del sector, donde hará una demostración de la tecnología.