melia hotels sector turístico

Las restricciones a la movilidad impuestas en un intento de frenar la propagación del COVID-19 por el mundo han provocado el desplome del sector turístico. El problema en el caso de España es que se trata de un sector clave en su economía y representa el 14,6% de su PIB (datos de 2019). Según las cifras de Statista, esta industria acumulará unas pérdidas de 55.000 millones de euros sólo en España siempre que la crisis no supere los cuatro meses. En el caso de que el parón se prolongue hasta septiembre de 2020, esta cifra podría superar los 62.400 millones de euros.

No obstante, la estabilización de la curva de contagios puede evidenciar una lenta pero paulatina recuperación. En este sentido, las empresas del sector turístico, fundamentalmente, hoteles y alojamientos, deben buscar nuevas fórmulas que le ayuden a ‘seducir’ al turista español que, según las previsiones, priorizarán sus vacaciones en España y a recuperar parte de ese 60-70% de turistas británicos y estadounidenses que, según Global WebIndex, ya busca nueva fecha ante la cancelación de sus vacaciones.

Ante este panorama, PaynoPain, empresa tecnológica española especializada en el desarrollo de herramientas de pagos online, aconseja a las empresas ponerse en marcha para intentar ‘recuperar el tiempo y los clientes perdidos’ y la digitalización, las TI son un pilar básico en estos momentos.

Es conveniente que las empresas del sector turístico flexibilicen las condiciones de sus reservas

“Hoy uno de cada tres españoles no puede vivir sin viajar. Por este motivo, se cree que cuando se controle la crisis sanitaria, se volverá a viajar. Estar preparado para este momento y, sobre todo, ir trabajando desde ya para estar en el ‘top of mind’ del viajero cuando éste reserve alojamiento, es fundamental para la recuperación del sector” afirma Jordi Nebot, CEO y cofundador de PaynoPain. “

PaynoPain recomienda a a las empresas del sector turístico que tengan en cuenta los siguientes consejos:

  • Lanzarse al mundo online. Si todavía una marca del sector turístico no está presente en Internet es el momento de hacerlo. No sólo porque en la coyuntura actual es la única forma de conseguir visibilidad sino porque además, en la actualidad, el 86% de los españoles reserva sus vacaciones en Internet. Que la marca tenga presencia en la Red aumenta las posibilidades de que más personas conozcan tu negocio y, por lo tanto, las oportunidades de conversión.
  • Mantener la comunicación con los clientes. Una empresa turística debe hacer un esfuerzo por comunicarse con los clientes. A través de newsletters, se les puede informar sobre qué medidas se están tomando con el objetivo de garantizar la seguridad en sus instalaciones tras la vuelta a la normalidad, transmitiendo un mensaje de tranquilidad, y para ofrecer descuentos para reservas antes de finales de año.
  • Diseñar y ejecutar estrategias de remarketing. También es importante para una firma del sector turístico conectar con esos clientes que estaban interesados en reservar pero que, en la actual coyuntura, no se han atrevido hacerlo. Contactar con ese cliente para alimentar ese interés con comunicaciones y acciones personalizadas puede ser una buena idea en estos momentos.
  • Flexibilizar la política de reservas. Ante la incertidumbre actual, es conveniente que los hoteles y los alojamientos flexibilicen las condiciones de sus reservas, ofreciendo a los clientes la posibilidad de modificar las fechas sin coste adicional o ampliar el plazo de cancelación hasta 24 horas antes de la fecha. Siempre es mejor asegurarse una reserva que perderla. Mostrar total empatía durante esta coyuntura puede ser vital para retener y fidelizar al cliente.
  • Garantizar la seguridad en los pagos. El cumplimiento antes del próximo 31 de diciembre de la directiva europea PSD2, que exige la doble autenticación del usuario a la hora de pagar con tarjeta, hace que este parón sea el momento idóneo para que hoteles y alojamientos turísticos online adapten su sistema de pagos a la normativa.

En este último sentido, PaynoPain ha desarrollado un servicio de pasarela de pago específico para el sector hotelero, que cumple con toda la normativa relativa a seguridad- inclusive con la reciente PSD2- y, ofrece una capa de seguridad extra como son las autenticaciones 3D Secure y PCI-PROXY así como tokenización de tarjetas, proporcionando total tranquilidad y seguridad al cliente.

“Es importante ver esta crisis como una oportunidad para evaluar nuestro negocio. Es momento de pensar cómo mejorarlo apostando por nuevas formas de llegar al cliente y garantizarle una excelente experiencia. En este sentido, la seguridad juega un papel clave. Por esta razón, los hoteles y alojamientos turísticos que no se hayan adaptado a la normativa PSD2 deben aprovechar la situación actual para abordar este proyecto con el objetivo de salir reforzados”, apunta Nebot.

>