Enterprise Services con CSC

Hewlett Packard Enterprise ha anunciado sus planes para escindir y fusionar – libre de impuestos – sus negocios de Enterprise Services con CSC, lo que creará una poderosa empresa de servicios informáticos especializados a escala mundial.  La escisión y la fusión es el próximo paso lógico en el cambio de rumbo del segmento Enterprise Services de HPE.  También permite la creación de un HPE independiente, potenciando aún más el liderazgo de la compañía para crear unas soluciones críticas para infraestructura de extremo a extremo necesarias para impulsar la revolución en movilidad y en nubes empresariales.

Inmediatamente tras la transacción, que actualmente se estima podría realizarse antes del 31 de marzo de 2017, el accionariado de HPE será propietario de las acciones de HPE y de, aproximadamente, el 50% de la nueva compañía.  Está previsto que la transacción se realice libre de impuestos para HPE y CSC y sus respectivos accionariados en cuanto a impuestos federales se refiere.

“La ‘escisión-fusión’ del segmento Enterprise Services de HPE con CSC representa el siguiente paso para HPE y para sus clientes”, indicó Meg Whitman, presidenta y consejera delegada de Hewlett Packard Enterprise.  Los clientes de Enterprise Services se beneficiarán de unos servicios empresariales más sólidos y versátiles, además de una mejor capacidad para innovar y adaptarse a un entorno tecnológico en constante cambio”.

“Esta nueva compañía es una empresa de servicios tecnológicos mundiales más potente, versátil e independiente y se encuentra en una posición privilegiada para ayudar a los clientes a lograr éxito en sus rutas para la transformación digital”, indicó Mike Laurie, presidente de la junta directiva, presidente y consejero delegado de CSC. “Juntos, CSC y Enterprise Services de HPE tendrán el alcance, la base y las tecnologías de siguiente generación necesarias para innovar, competir y crecer en un mercado en rápido cambio.  Estamos emocionados por el enorme potencial que esta fusión ofrece a nuestro personal y a nuestros clientes, partners e inversores, además de la oportunidad que se nos presenta para fortalecer nuestras relaciones con Hewlett Packard Enterprise”.

Siguiendo las condiciones específicas establecidas, se espera que la nueva compañía que combina CSC y Enterprise Services de HPE obtenga unos ingresos anuales de, aproximadamente, $26.000 millones, más de 5.000 clientes en 70 países y empleados en todas las principales regiones del mundo.  Mike Laurie, director actual de CSC, será nombrado presidente de la junta directiva, presidente y consejero delegado de la nueva compañía, y Meg Whitman se incorpora a la junta directiva. La junta directiva de la nueva compañía estará formada al 50% por directores nombrados por HPE y por CSC. El director financiero actual de CSC, Paul Saleh, seguirá en este mismo puesto en la nueva compañía después del cierre de la transacción.  Asimismo, Mike Nefkens – actualmente vicepresidente ejecutivo y director general de Enterprise Services de HPE- será un elemento clave en el nuevo equipo directivo de la nueva compañía y colaborará estrechamente con Laurie en su organización.  Otros ejecutivos y directores de la compañía fusionada, además del nombre de la empresa, serán anunciados más adelante.

Se espera que la transacción proporcione, aproximadamente, $8.500 millones al accionariado de HPE después de impuestos.  Esto incluye una participación accionarial en la nueva compañía combinada valorada en más de $4.500 millones, lo que representa aproximadamente el 50% de la propiedad, un dividendo en efectivo de $1.500 millones y la aceptación de deuda y otros pasivos por valor de $2.500 millones.  Se espera que la fusión de las dos empresas proporcione unas sinergias de costes durante el primer año de, aproximadamente, $1.000 tras el cierre de la operación, con una proyección de $1.500 millones a finales del primer año. Existen oportunidades para sinergias adicionales en años posteriores. Como propietarios de, aproximadamente, el 50% de la compañía combinada, el accionariado de HPE compartirá el valor de las sinergias, además del incremento de ganancias futuras.

Los gastos no recurrentes para separar el segmento Enterprise Services de HPE se verán compensados por la reducción de costes asociada al plan de reestructuración anunciado previamente en el ejercicio fiscal de 2015.  Asimismo, no habrá pagos incrementales únicos en metálico más allá de los ya comunicados.  La transacción se encuentra sujeta a las condiciones de cierre habituales en estos procesos.

Acelerando la atención en las dos empresas

 La consolidación de CSC y del segmento Enterprise Services de HPE creará una nueva compañía con una escala importante para ofrecer servicio a los clientes de manera más eficaz y eficiente a escala mundial.  Con esta combinación, ambas organizaciones pueden incrementar con más rapidez sus ya mejores resultados operativos y financieros.  Para los clientes, esta transacción mejora el acceso mundial a unas ofertas de primera clase en nubes de siguiente generación, movilidad, desarrollo y modernización de aplicaciones, servicios de procesos empresariales, big data, análisis, lugares de trabajo, servicios informáticos y seguridad, además de aprovechar la amplia experiencia de ambas empresas en diversos sectores, incluyendo servicios financieros, transporte, productos de consumo, sanidad y seguros.

Al mismo tiempo, la transacción debería crear un valor incremental importante para el accionariado, facilitando un más rápido crecimiento, proporcionado márgenes más altos y potenciando el flujo libre de caja de HPE.  Una  HPE independiente, con $33.000 millones de ingresos anuales esperados, le permitirá centrarse más en el desarrollo de infraestructuras seguras de siguiente generación definidas por software, obteniendo el máximo provecho de una cartera de servidores, dispositivos de almacenamiento, equipos de redes e infraestructuras convergentes de primera clase, además de la plataforma Helion Cloud y de sus bienes de software.  Mediante la combinación de las posiciones de liderazgo en estas tecnologías esenciales para centros de datos, HPE ayudará a sus clientes a utilizar de mejor forma sus equipos informáticos tradicionales, tendiendo al mismo un puente a los entornos en múltiples nubes.

Más allá de los centros de datos, HPE redefine los límites de las TI con su próxima generación de Aruba y con productos informáticos para grandes instalaciones, sucursales y aplicaciones de IoT.  Asimismo, a través de los Technology Services de HPE, la compañía proporciona las capacidades de consultoría necesarias para ayudar a los clientes.  Por otra parte, los Financial Services de HPE ofrecen a los clientes la flexibilidad financiera que precisan para maximizar sus inversiones.  HPE también continuará obteniendo el máximo provecho de su cartera de operaciones, seguridad y software de seguridad para big data que proporcionan aprendizaje automático y grandes prestaciones analíticas a los clientes.

Whitman continuó, “Siendo dos compañías independientes con alcance mundial, sólidos resultados económicos y proyectos de innovación específicos, tanto HPE como la nueva compañía que combina CSC y el segmento Enterprise Services de HPE se encuentran en una posición privilegiada como líderes en sus respectivos mercados. Para HPE, nuestros resultados económicos, la estrategia para distribución de capital y la estructura de costes se encontrarán ahora totalmente optimizados para crear una empresa con crecimiento más rápido, márgenes más altos y un flujo libre de caja más sólido. Asimismo, la compañía estará en una mejor posición para ganar, en comparación con los resultados que podrían obtener las dos empresas por separado”.

Tanto la nueva compañía como HPE se encontrarán bien capitalizadas y tendrán establecidas unas estructuras de capital para aprovechar sus diferentes oportunidades de crecimiento y perfiles de flujo de caja. Cada compañía tendrá su propia estructura accionarial y los inversores tendrán la oportunidad de invertir en dos compañías con perfiles financieros únicos, atractivos y apropiados para sus respectivas empresas.

Los anuncios de hoy son el resultado del progreso realizado por HPE para dar un giro a los negocios de Enterprise Services y para mejorar su modelo operativo, el mix de trabajo y el perfil financiero.  En el ejercicio fiscal de 2013, solo tres clientes generaron aproximadamente el 65% de los beneficios de explotación de Enterprise Services de HPE.  Actualmente, ningún cliente cuenta con más del 10%.  La compañía ha mejorado en gran medida la estructura de costes del segmento Enterprise Services de HPE, mediante la salida de los negocios de centro de datos de alto coste, la mejora en el mix de emplazamientos de bajo coste y la reestructuración de su fuerza de trabajo.  A lo largo de los últimos tres años, Enterprise Services de HPE también ha mejorado en gran medida sus servicios y su calidad de respuesta, obteniendo las más altas valoraciones por parte de sus clientes.

Como resultado de los esfuerzos para diversificación de los clientes y de otras mejoras, Enterprise Services proporcionó unos ingresos estables en los dos primeros trimestres del ejercicio fiscal de 2016 – los primeros trimestres desde el ejercicio fiscal de 2012 que registraron un incremento de ingresos interanuales antes del efecto del intercambio de divisas.  En el segundo trimestre del ejercicio fiscal de 2016, Enterprise Services informó sobre una mejora en los márgenes de explotación interanual por octavo trimestre consecutivo.  En general, el segmento Enterprise Services de HPE se encuentra en buen camino para lograr su objetivo a largo plazo: una estructura de costes competitiva en el mercado y una mejora de los márgenes de explotación.

Goldman Sachs & Co. es el asesor financiero de HPE en esta transacción.