TI aplicado a la conducción inteligente geoservicios coche

Cada vez empleamos más geoservicios para realizar una conddución inteligente cada vez que cogemos un coche. Así lo demuestran las estadísticas de la plataforma en la nube del Smart Driving indican un crecimiento récord en el uso de geoservicios el pasado 2021.

La integración de sistemas conectados en los procesos de gestión de flotas y el interés de los conductores por puntuar con precisión han llevado al hecho de que la información sobre ciertos cambios en la red de carreteras, señales de tráfico y límites de velocidad en algunos casos proviene de los usuarios más rápido que de otras fuentes.

Este pasado 2021, en comparación con 2020, los usuarios de la plataforma Smart Driving aumentaron el número de solicitudes de aclaración de información geográfica en un 74%, estableciendo un récord para todo el tiempo operativo de la plataforma. En total, desde 2018, el número de solicitudes se ha multiplicado por cinco.

El análisis de los datos muestra que esta dinámica no se correlaciona directamente con el aumento del número de coches conectados a la plataforma. En su mayor parte, se debe al comienzo de la rápida penetración de los geoservicios en los sistemas de gestión de flotas y en la vida cotidiana de los propietarios de automóviles en 2020-2021.

La penetración de los geoservicios entre los clientes B2B ya supera el 40% y sigue creciendo. Esto conduce a un aumento de la interactividad: los servicios integrados en los sistemas de gestión estimulan a los empleados de la flota a lo largo de las cadenas que conducen a cada conductor para traer varias aclaraciones y comentarios.

Herramientas geográficas

Gracias al uso del servicio cartográfico, se ha aprendido a satisfacer rápidamente esta solicitud y utilizarla para desarrollar el producto. Aunque algunas aplicaciones no están confirmadas, el resto hace una contribución extremadamente importante a la calidad y eficiencia de la cartografía.

La penetración de los geoservicios para tener una conducción inteligente entre los clientes B2B ya supera el 40% y sigue creciendo

Los propietarios de automóviles privados también comenzaron a utilizar las herramientas geográficas de forma más activa y, con mayor frecuencia, solicitan aclaraciones de datos, pero en este caso, el incentivo para las apelaciones es obtener una puntuación por una conducción segura.

De ello depende el costo de un seguro a todo riesgo para las personas y un sistema de incentivos para los conductores de flotas de vehículos. Por ejemplo, si un conductor ve que su puntuación de conducción segura se ha reducido debido al exceso de velocidad, que en realidad no existía, solicita comprobar la relevancia de los datos sobre el límite de velocidad en la sección correspondiente de la carretera y volver a calcular la puntuación.

Smart Driving no utiliza servicios de mapas de terceros. La cartografía propia permitirá crear formatos interactivos para trabajar con los clientes, de forma rápida y sin intermediarios para resolver sus tareas específicas de telemática del transporte.

Esta característica se ha convertido en parte del modelo de actualización integrado en la plataforma, en el que los datos de cientos de fuentes sobre cambios en la red de carreteras, límites de velocidad, señales de tráfico, base de direcciones e instalaciones de infraestructura están vinculados a los movimientos reales de el vehículo conectado y los mensajes de sus propietarios.

Cada solicitud se verifica y, si se confirma, pasada una semana se ingresa en las aplicaciones de mapeo de la plataforma Smart Driving, donde está disponible para todos los clientes. Los picos en el número de solicitudes entrantes ocurren en abril y el período de agosto a octubre.

Muy a menudo, los usuarios de la plataforma informan sobre la aparición de nuevos objetos, cambios en las marcas, límites de velocidad, superposiciones o la aparición de nuevas carreteras secundarias. Pero también hay tareas específicas para cambios locales en las áreas de diversas actividades económicas, en sitios de construcción, donde los especialistas, a petición de los clientes, dibujan objetos, infraestructura y elementos del paisaje.

Estos objetos, que a menudo no están ni pueden estar en otros mapas, son necesarios para la georreferenciación, que se utiliza para automatizar varios procedimientos de gestión de flotas. Una práctica más común es el uso de las llamadas geocercas, áreas virtuales en el mapa. Al cruzar los límites de la geovalla, la plataforma genera alertas.

En un sistema de gestión de flotas, esto puede ser utilizado por clientes corporativos para implementar varios escenarios de control y análisis, y los clientes privados usualmente aprovechan esta oportunidad para crear su garaje virtual, un área cuya entrada y salida se monitorea las 24 horas.

>