Akamai Technologies ha publicado “Estado del Internet: Adaptarse a lo Imprevisible”, su nuevo informe de análisis de ciberseguridad del 2020. El informe examina los cambios tecnológicos y los patrones de picos de Internet en el confinamientos a principios y las vacaciones.

La compañía ha observado un aumento del 30% en el tráfico de Internet al comienzo de los confinamientos por la pandemia, y un cambio global hacia la funcionalidad remota, que continúa en la actualidad.

“Una de las lecciones aprendidas en 2020, en lo que respecta al teletrabajo y la formación online, es que la forma habitual de protección funcionará hasta cierto punto, pero la seguridad debe adaptarse rápidamente a las situaciones cambiantes”, afirma Steve Ragan, investigador de seguridad de Akamai, y autor del informe.

Cómo vivió la pandemia Akamai 

Junto con el cambio de costumbres, a lo largo de la pandemia por Covid-19, Akamai observó cómo los delincuentes se aprovechaban en todo el mundo, acechando a todos los sectores empresariales e industrias, incluyendo la tecnología de la información y la seguridad.

Afortunadamente, la compañía utiliza sus propios productos y servicios para defender la empresa y estaba preparada para el trabajo a distancia. Las defensas de Akamai establecidas en capas pudieron adaptarse fácilmente a un entorno de trabajo remoto.

El concepto de Zero Trust ha permitido a los trabajadores remotos de la empresa realizar su trabajo desde cualquier lugar y estar protegidos al mismo tiempo. Se han necesitado años para diseñar este modelo hasta llegar a donde está hoy, y es un proceso continuo.

El tráfico de Internet aumentó en un 30% al comienzo de los confinamientos por la pandemia

Principales conclusiones del Informe Estado del Internet: Adaptarse a lo Imprevisible

Según el informe, en 2020, Akamai se enfrentó a 21,5 millones de consultas DNS maliciosas de un total de 109.000 millones, es decir, unos 299 millones de consultas DNS al día. La mayoría de estos ataques fueron de malware, ya que la empresa registró 10,2 millones de solicitudes bloqueadas relacionadas con el malware en 2020.

El phishing, sólo superado por el malware, fue el otro tipo de ataque más importante observado en los registros de Enterprise Threat Protector para 2020, con 6,3 millones de intentos bloqueados.

Los equipos de ventas y marketing, el departamento financiero, servicios globales y el CIO, fueron los más atacados, lo que nos indica que los delincuentes no son demasiado exigentes a la hora de seleccionar a las víctimas, pero centrarán sus esfuerzos cuando la ganancia potencial sea grande.