En un estudio global sobre las amenazas a móviles presentado hoy, Juniper Networks ha advertido que los dispositivos móviles de las empresas y los particulares están expuestos a un número record de amenazas de seguridad, incluyendo un aumento de un 400% del software malintencionado o malware en Android, además de ataques Wi-Fi muy específicos. Tras un examen exhaustivo de los últimos abusos de malware, el estudio enumera las áreas que más preocupan y ofrece recomendaciones concretas sobre tecnologías y prácticas de seguridad básicas para ayudar a los consumidores, las grandes empresas, las PYMES y las administraciones públicas a protegerse de las agresiones a dispositivos móviles.

Con los smartphones empezando a eclipsar a los PCs como dispositivo preferido, tanto personal, como profesional, los cibercriminales han puesto su atención en los dispositivos móviles. Al mismo tiempo, la brecha entre las capacidades del hacker y las defensas de una organización se ensancha. Estas tendencias subrayan la necesidad de una mayor concienciación sobre la seguridad móvil, así como políticas y soluciones rigurosas mejor integradas.

“En los últimos 18 meses ha habido un aluvión ininterrumpido de amenazas reseñables y, aunque la mayoría han sido contra ordenadores de sobremesa, los hackers se están fijando ahora en los dispositivos móviles. La consolidación del sistema operativo y la creciente base instalada masiva de potentes terminales móviles es una tentación para los hackers con ánimo de lucro”, comentó Jeff Wilson, analista jefe en seguridad en Infonetics Research. “En una reciente encuesta a grandes empresas, descubrimos que casi un 40% considera que los smartphones son el dispositivo que está bajo la mayor amenaza de seguridad en la actualidad. Las empresas necesitan herramientas de seguridad que proporcionen una protección integral: del núcleo de la red a la variada gama de destinos que todos los departamentos de TI ya se ven obligados a gestionar y proteger”.

El estudio “Informe sobre las amenazas maliciosas a móviles 2010/2011” ha sido elaborado por el laboratorio experimental Centro de Amenazas Global de Juniper Networks (GTC – Global Threat Center), una organización excepcional dedicada a llevar a cabo investigaciones continuadas sobre seguridad, vulnerabilidades y software malicioso o malware en plataformas y tecnologías para dispositivos móviles. El centro ha estudiado los ataques, cada vez más sofisticados, cometidos en 2010 y 2011, como Myournet/Droid Dream, Tap Snake y Geinimi, junto con el pirateo de la aplicación “Walk and Text”, los nuevos portadores de amenazas para el cibercrimen en móviles y el potencial para la explotación y el uso indebido de los dispositivos móviles y la información.

Entre las conclusiones claves del estudio cabe destacar:

  • Preocupación por el App Store: el mayor punto de distribución del malware en móviles es la descarga de aplicaciones y, aún así, la gran mayoría de los usuarios de smartphones no utilizan una solución de antivirus en su terminal móvil para la detección de software malicioso
  • Inquietudes Wi-Fi: los dispositivos móviles cada vez son más susceptibles a los ataques Wi-Fi, incluyendo aplicaciones que permiten a un atacador entrar en el correo electrónico y a las aplicaciones de redes sociales de la víctima
  • La amenaza del texto: un 17% de los infectados denunciados provinieron de troyanos de texto SMS que enviaron mensajes SMS a números con tarifas especiales, generalmente con un coste irrecuperable para el usuario o la empresa
  • Pérdida o robo del dispositivo: 1 de cada 20 dispositivos de clientes de Juniper se perdieron o fueron robados, requiriendo una orden de localización, bloqueo o borrado para ser recuperados
  • Comportamiento arriesgado de los adolescentes: un 20% de los adolescentes reconoce haber enviado material inapropiado desde un dispositivo móvil
  • “Angustia Droid”: el número de ataques de software malicioso a Android ha aumentado un 400% desde el verano de 2010

“Estas conclusiones muestran un torrente de usuarios, con o sin conocimientos o interés en la seguridad, que están descargando aplicaciones listas para usar, de fuentes desconocidas, careciendo completamente de soluciones de seguridad para dispositivos móviles”, declaró Dan Hoffman, principal experto en seguridad para móviles en Juniper Networks. “Los procesos en el App Store para suprimir aplicaciones maliciosas de forma reactiva, tras haber sido instaladas por miles de usuarios, son un medio insuficiente para controlar la propagación de malware. Los usuarios han de dar determinados pasos para paliar los ataques a móviles. Tanto las empresas, como los particulares han de ser conscientes de los crecientes riesgos que van asociados a la comodidad de tener Internet en la palma de la mano”.

>