El eGaming afianza su poderío en el ámbito digital

A lo largo de estos últimos años, el juego online se ha convertido en uno de los sectores que más ha crecido en Internet, algo que se debe especialmente a la diversificación de su oferta. De esta manera, ha conseguido mantener la esencia de títulos clásicos, al mismo tiempo que ha impulsado nuevas experiencias de la mano o los eventos en directo.

Uno de los ejemplos más claros de todo este proceso se puede observar en Betfair Casino, una de las compañías que se han posicionado como referencia dentro del eGaming. Además, este tipo de estrategias han permitido llamar la atención de nuevos perfiles de usuarios, que deciden disfrutar de un rato de entretenimiento a través de su teléfono móvil.

La gran mayoría de la población ha disfrutado en algún momento de los eGames, aunque los perfiles cambian en función de su tipología

Por otro lado, merece la pena señalar que el eGaming se engloba dentro de un fenómeno mucho más amplio, debido a que los juegos de azar son un elemento que está muy arraigado en nuestra cultura. De hecho, la XI edición el estudio “Juego y Sociedad” estima que en torno al 85 % de la población española ha realizado alguna vez esta actividad, consiguiendo unos ingresos espectaculares que se detallan en este artículo de Europa Press.

Eso sí, no hay ninguna duda de que el juego online se ha asentado como uno de los pilares fundamentales de esta industria, desplazando a otros competidores tradicionales que no han sabido adaptarse a las nuevas demandas de unos usuarios cada vez más exigentes y formados. Por consiguiente, todos los pronósticos defienden un crecimiento paulatino del eGaming de cara a los próximos años, gracias especialmente al desarrollo de otros sectores como la telefonía móvil o las redes de telecomunicaciones.

Internet se convierte en una herramienta fundamental para impulsar el progreso económico, algo que han sabido aprovechar varios sectores

Finalmente, no podemos pasar por alto que esta tendencia también se ha dado en otros sectores dentro de la industria del ocio y el entretenimiento, como pueden ser el comercio electrónico o las plataformas de streaming. Así, empresas como Amazon o Netflix no dejan de ampliar su nicho de mercado, debido a una oferta contra la que no se puede competir fuera del ámbito digital.

De este modo, el progreso económico y el crecimiento empresarial pasan inevitablemente por aumentar la presencia en Internet, lo que está produciendo cambios transversales en nuestras sociedades. En este contexto, los usuarios que se entretienen a través de Internet generan una relación win to win con las compañías, debido a que reciben una relación calidad-precio inimaginable hace unos años.

Por lo tanto, al igual que el eGaming está afianzando su poderío en la red, a lo largo de la próxima década también surgirán nuevos modelos de negocio que conseguirán abrirse un hueco. Sin embargo, el arraigo cultural del juego online le permitirá abordar todos estos cambios desde una posición privilegiada.