discos duros

Los discos duros, son y seguirán siendo indispensables. Y es que, desde la introducción de la memoria flash el final de las unidades HDD se ha vaticinado una y otra vez, pero este almacenamiento clásico persiste y continúa siendo el estándar.

Así lo ha asegurado Toshiba, presentando los cinco entornos en los que los discos duros son y continuarán siendo indispensables en los próximos años.

“No se espera que los SSDs reemplacen por completo a los discos duros en ningún momento. Dado que la necesidad de espacio de almacenamiento está creciendo prácticamente en todas partes y solo los discos duros pueden ofrecer alta capacidad de almacenamiento al bajo coste”, asegura Rainer W. Kaese, director senior de Desarrollo de Negocio de la división de Productos de Almacenamiento de Toshiba Electronics Europe.

Discos duros

A continuación se presentan los cinco entornos en los que los discos duros, son y continuarán siendo, indispensables en los próximos años:

  • Almacenamiento online en centros de datos y en la nube: los servicios digitales han alcanzado a la gran mayoría de las empresas y gran parte de la sociedad. En entornos, tales como Industria 4.0, vehículos conectados, plataformas de streaming o redes sociales, ingentes volúmenes de datos en continuo crecimiento se almacenan en discos duros en centros de datos. Esto se debe, simplemente, a que los discos duros son el medio más económico para las grandes instalaciones de almacenamiento en línea.
  • Almacenamiento en red en empresas y hogares: los sistemas de almacenamiento co-nectado a la red (NAS) sirven como almacenamiento central de datos y como almacena-miento de copia de seguridad en muchas empresas de pequeño y mediano tamaño, pero también cada vez más en los hogares. En estos entornos, asumen tareas como servidores de medios y como centros de control del hogar inteligente. Los HDDs son el medio de almacenamiento ideal para estos versátiles dispositivos y no solo por razones económicas.

Toshiba identifica cinco entornos en los que los discos duros son y continuarán siendo indispensables

  • Videovigilancia: El mercado de videovigilancia está en auge porque la necesidad de se-guridad de las personas también es creciente y los sistemas de videovigilancia son cada vez más baratos, lo que los ha hecho también asequibles para los usuarios privados. Las cámaras, que actualmente son en su mayoría de alta resolución, ofrecen un flujo de video que los discos duros pueden almacenar perfectamente. De hecho, la escritura de datos a alta velocidad es uno de sus puntos fuertes e incluso la grabación paralela de varios flujos de video de alta definición (HD) no plantea ningún problema. También ofrecen mucho espacio de almacenamiento a bajo coste, lo que los convierte en ideales para las grandes cantidades de datos que generan las cámaras 4K y 8K.
  • Almacenamiento externo para usuarios de ordenadores y gamers: La memoria flash ha desplazado al disco duro de casi todos los sistemas cliente, pero justamente debido a que los fabricantes de PCs, portátiles y consolas a menudo instalan por motivos de costes un almacenamiento SSD bastante pequeño, los usuarios actualmente disponen de menos capacidad de almacenamiento que la que tenían cuando estos dispositivos contaban con un disco duro.
  • Archivo: Cuando se trata de almacenar datos a largo plazo, los discos duros son el medio elegido, junto con las cintas magnéticas. Los discos duros son un poco más caros que la cinta por la misma capacidad, pero ganan puntos al ofrecer tiempos de acceso más cortos cuando es necesario recuperar documentos u otro tipo de archivos para, por ejemplo, una auditoría.