Próximos eventos

Adaptando Cloud con Ciberseguridad, 7 de marzo (evento presencial)

talento senior femenino confianza digital

Impulsar la competitividad de España pasa por fomentar el emprendimiento digital femenino

Impulsar la competitividad de España pasa por fomentar el emprendimiento digital femenino. Según un estudio elaborado por el Observatorio del Emprendimiento de España, el 27% de los proyectos que las mujeres emprenden generan productos y servicios innovadores en el mercado. Las startups lideradas por mujeres tienen un potencial de éxito enorme. No solo han demostrado ser más longevas y solventes, sino que, en ellas, existe un menor endeudamiento y, una vez están apalancadas, la devolución de los créditos es mejor.

A pesar de esto, como bien destaca La Moncloa en su estudio Mujeres Referentes del Emprendimiento Innovador en España, dentro del emprendimiento existe una importante, y grave, brecha de género: apenas el 14% de las empresas emergentes de España cuentan con una mujer como fundadora o cofundadora. Una situación que todavía es más preocupante si nos centramos en el ámbito digital y tecnológico.

A día de hoy, debemos apoyarnos en los medios existentes para potenciar este motor de creación de valor. Para ello, las administraciones están habilitando medidas dirigidas a reducir esa brecha de género. La nueva línea de financiación lanzada por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (MINECO) y gestionada por Enisa es un paso importante en esta dirección.

Romper la barrera de la financiación temprana

Una de las causas que explican la brecha de género existente en el emprendimiento femenino es la barrera que supone la obtención de financiación en las primeras etapas de los proyectos. Según datos del Instituto de las Mujeres, el 60% se han visto obligadas a buscar el apoyo de sus familias ante la imposibilidad de acceder a fuentes de financiación tempranas. Y, tal como indica el informe GEM, el 66% del capital de una empresa fundada por una o varias mujeres proviene de sus propios ahorros.

Una compañía innovadora que arranca su actividad, para poder apalancarse, necesita contar con esa financiación. En caso contrario, no podrá acceder a ciertas economías de escala ni, por supuesto, crecer. Es aquí donde entran en juego ayudas públicas como Enisa Emprendedoras Digitales, que, como decía antes, facilita esta financiación a las startups innovadoras lideradas por mujeres a través de productos financieros.

En concreto, como parte del Plan de Digitalización de PYMES y del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, a través de la línea de financiación ENISA Emprendedoras Digitales, en los próximos tres años, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (MINECO) prevé destinar hasta 51 millones de euros a impulsar el emprendimiento digital femenino.

Apoyar a las emprendedoras para mejorar la innovación

¿Por qué es tan importante potenciar el rol de las mujeres en el ámbito del emprendimiento? La razón es simple: necesitamos impulsar la capacidad de innovación de nuestro país. En el European Innovation Scoreboard, España ocupaba el puesto 24 de 27 en el bloque de innovación en pymes – y el objetivo consiste en seguir subiendo puestos. Para conseguirlo, debemos apoyarnos en instrumentos que no solo dinamicen el tejido empresarial, sino la competitividad y la resiliencia de toda nuestra economía.

En pocas palabras, el objetivo de la línea Enisa Emprendedoras Digitales es reducir la brecha de género en el emprendimiento digital impulsando proyectos liderados por, como mínimo, una mujer que ocupe un cargo de poder dentro del accionariado de la sociedad, del órgano de administración o del equipo directivo.

Estas empresas deben estar centradas en desarrollar y comercializar herramientas tecnológicas innovadoras y pueden ser de nueva creación o que estén considerando proyectos de consolidación, crecimiento o internacionalización. Gracias a estas ayudas, dichas compañías podrán contar con la financiación que necesitan para mejorar o impulsar su competitividad y su eficiencia.

Impulsar la competitividad de España pasa por fomentar el emprendimiento digital femenino

¿Qué ofrecen las ayudas Enisa a las emprendedoras?

La línea ofrece créditos de 25.000€ a 1,5M€, con la condición de que las empresas que sobrepasen los 300.000 euros deben tener auditados externamente los estados financieros del último ejercicio cerrado y ser aprobados por el comité. Asimismo, se establece un tipo de interés en dos tramos: Euribor + 3,75% de diferencial en el primero e interés variable en función de la rentabilidad financiera de la empresa (3-8%) en el segundo. Se trata de préstamos sin garantías, con una comisión de apertura de un 0,5%, un vencimiento de 9 años máximo, carencia del principal de 7 años máximo y una amortización trimestral de intereses y principal. Normalmente, se otorga con un plazo de siete años con dos años de carencia.

Además, la línea de Enisa Emprendedoras Digitales, que es compatible con otras ayudas, sirve para financiar proyectos empresariales tecnológicos innovadores con presencia femenina en la toma de decisiones sin importar en qué etapa de su desarrollo se encuentren o a qué sector pertenecen – con excepción del inmobiliario y financiero. Los requisitos: tener el domicilio en el territorio español, destinar los fondos recibidos íntegramente al proyecto y ser una empresa viable y solvente.

Por todo ello, el potencial dinamizador de la línea Enisa Emprendedoras Digitales es verdaderamente importante. El presupuesto en 2022 ha ascendido a 17 millones de euros y, para 2023, se prevé su continuidad a través de una convocatoria abierta todo el año.

Hoy en día, según El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, ya son más de 100 los proyectos de emprendimiento digital femenino que han obtenido financiación a través de esta vía – algunos de ellos son Lekkid, PlayFilm, BCome, Freeme, Algorisme del Canvi o eAgora.

Fomentando cada vez de manera más habitual estos proyectos empresariales tecnológicos, al final, se verá traducido en un gran impulso a la innovación y, por tanto, a la capacidad del país de competir en igualdad de condiciones en el contexto internacional.

Por ello, las empresas deben tener en el radar estas oportunidades ya que Enisa, no solo aborda la dificultad que tienen las mujeres para acceder a financiación temprana para sus proyectos, sino que además pone un remedio y habilita un instrumento que supone un gran apoyo para el emprendimiento digital femenino, consiguiendo que sus beneficios a futuro vayan más allá.

 

Autora: Elsa Salgado, responsable del Departamento de Ayudas, Financiación de la Innovación, Optimización de Incentivos Fiscales I+D+i de Leyton

Deja un comentario

Scroll al inicio