DATISA presenta la nueva versión 5.8 de su módulo de Declaraciones. El aplicativo incorpora mejoras y adaptaciones en los modelos de declaración, debido a los cambios de normativa, y nuevas funcionalidades que hacen que la obtención y presentación telemática de dichas declaraciones sea aún más fácil, cómoda y segura para las Pymes.


La continua evolución del marco normativo y, en especial, de las declaraciones tributarias, nos obligan a estar en un continuo estado de alerta, para incorporar a nuestras soluciones cualquier novedad fiscal que pudiera afectar el proceso de tributación”, comenta Isabel Pomar, Directora de Marketing de DATISA. “La filosofía de nuestra compañía ha sido siempre que este proceso se automatice al máximo, para que las pequeñas y medianas empresas puedan aprovechar los avances en la eAdministración y cumplir con sus obligaciones tributarias de forma más segura y menos costosa posible”.


Avances en la automatización de la tributación


En la actualidad, el módulo de Declaraciones de DATISA, integrado en su solución de gestión ERP, automatiza la generación y presentación de más del 90% de los modelos utilizados por las Pymes, y la totalidad de las declaraciones más frecuentes.


Entre las nuevas capacidades incorporadas al programa, para facilitar aún más la tributación, destacan funcionalidades como:


Se ha añadido el concepto de “Subclase de retenciones”, que aumenta de forma muy considerable las opciones de automatización de estas declaraciones en casos menos frecuentes, y se definen las subclases para ellos.


En las fichas de “Tipos de impuestos” se añade el campo de Subclase de retención, y dos campos de Descripción de clase y de subclase, mostrando en ambos casos la finalidad de la indicada.


– En las subclases para el IRPF (modelos 111/190): se añaden epígrafes concretos para premios, rendimientos satisfechos en especie, rendimientos del trabajo, actividades profesionales, actividades agrícolas y aprovechamientos forestales; también se añaden las subclases para retribuciones a consejeros y administradores, retribución por cursos y conferencias; y se suprimen las clases actividades profesionales en especie y actividades agrícolas en especie, aunque el programa las seguirá reconociendo durante dos años.


– En la subclase de Arrendamientos urbanos (modelos 115/180) se incluye para rendimientos satisfechos en especie.


En las subclases de Rendimientos del capital (modelos 123/193): se redefinen las destinadas a las rentas de participación en fondos propios (dividendos…), las de cesión de capitales propios, y otras rentas del capital (como primas por asistencia a juntas…), abarcando la totalidad (27) de las claves de percepción y Naturalezas del modelo 193.


– Para las declaraciones de IVA se añaden subclases para soportar los cambios del modelo 340 que comienzan a operar para las declaraciones de las facturas de 2012. Algunas son para transmisión de inmuebles sujetos del régimen general, otras para subvenciones, y otras las entregadas como facturas recibidas.



Nuevos modelos de declaraciones


Las adaptaciones específicas a nuevas normativas, efectuadas en el módulo de Declaraciones versión 5.8 de DATISA, hacen referencia a los modelos tributarios del IVA 303, 340, 347 y 390:


– Modelo 303. En la subfunción Modificar distribución de bienes de inversión se totalizan las tres bases de bienes de inversión y se muestra el importe acumulado de los movimientos deudores de las cuentas de los subgrupos de inmovilizado material y de inversiones inmobiliarias.


Modelo 340. Se adapta a la legislación del ejercicio 2012 en las “operaciones de arrendamiento de local de negocio”; los cobros en metálico superiores a 6.000 euros se pueden obtener de las previsiones cobradas en efectivo, de los movimientos de caja registrados por las aplicaciones Gesda TPV y Arqueda, y de la información adicional de facturas.


Modelo 347. Se ajusta a la nueva legislación para las operaciones del ejercicio 2011, así el “volumen de las operaciones”, los “ingresos por arrendamientos urbanos” y las “transmisiones de inmuebles” se desglosan por trimestres, y las operaciones que se incluyen en la declaración son las registradas en el año natural (fecha de recepción) a diferencia de las declaraciones de años anteriores que se efectuaban por la fecha de expedición. Se soporta el arrendamiento de varios locales al mismo cliente. Los cobros en metálico de Euros se pueden obtener de las previsiones cobradas en efectivo, de los movimientos de caja registrados por las aplicaciones Gesda TPV y Arqueda, y de la información adicional de facturas.


Modelo 390. Se cambia la prioridad para la determinación automática de las bases de IVA deducible por adquisición de bienes de inversión.


Junto a estas novedades en la versión 5.8, durante el pasado año y a través de las actualizaciones periódicas, al módulo de Declaraciones de DATISA ya se habían incorporado varias modificaciones requeridas por cambios legislativos de aplicación inmediata, concretamente en los modelos 340, 347, 349, 390, 193 y 200. Asimismo, el programa siempre

está actualizado gracias a las revisiones que facilita el desarrollador para su actualización puntual mediante plug-ins de descarga.