Criptomonedas

Dalion, la solución de identidad digital con blockchain, ha sido el primer proyecto en superar las pruebas del Sandbox financiero. El proyecto posicionará a España a la vanguardia de blockchain y la gestión de identidad, un elemento fundamental en entornos digitales tanto para los usuarios como para las empresas y las AA.PP.

La iniciativa, en la que trabajan nueve grandes empresas de diferentes industrias del sector privado (Banca March, Banco Santander, CaixaBank, Generali, Inetum, Línea Directa Aseguradora, MAPFRE, Repsol y Unicaja Banco) y la Universidad Politécnica de Madrid, avanza hacia su lanzamiento al mercado.

En el informe sobre el proyecto publicado, el Banco de España califica a Dalion como “proyecto prometedor” y “que podría suponer un eventual beneficio para los usuarios de servicios financieros en términos de mejora de la calidad o de las condiciones de acceso, así como un aumento de la eficiencia de entidades o mercados”.

Así es Dalion

Los diez socios impulsores del proyecto inciden en el hito que ha supuesto que Dalion finalice con éxito el piloto del Sandbox, supervisado en su caso por el Banco de España y durante el que han trabajado para identificar diversos casos de uso de la identidad.

Dalion, la solución de identidad digital con blockchain, primer proyecto en superar las pruebas del Sandbox financiero

La identidad autogestionada facilita que las personas dispongan de mayor control sobre sus datos personales disfrutando de una experiencia de usuario ágil y sencilla. Permite gestionar la compartición de datos a diferentes entidades y organizaciones a través de una aplicación en el dispositivo móvil, denominada wallet de identidad.

Además, el usuario podrá decidir con quién comparte sus datos en cada momento de forma rápida, sencilla y segura, por ejemplo, para contratar cualquier servicio sin tener que rellenar tediosos formularios.

Proyecto blockchain España 

La propuesta tecnológica que ha superado las pruebas del Sandbox financiero garantiza la integridad y calidad de los datos, evitando duplicidades y errores, a la vez que protege la privacidad de los usuarios al no almacenar datos personales fuera del dispositivo móvil.

El proyecto tiene en su hoja de ruta mantener siempre el alineamiento con el proyecto de identidad europeo, European Self-Sovereign Identity Framework (ESSIF), que se encuentra actualmente en evolución.

De esta manera, podrá interoperar con cualquier iniciativa compatible con los mismos estándares (Verifiable Credentials, W3C), facilitando a los ciudadanos la gestión de una única identidad autogestionada enriquecida con datos provenientes de diferentes sistemas.