Conectividad y vuelta al cole

La vuelta al cole ya es una realidad, y los centros educativos continúan su modernización hacia la conectividad. Prueba de ello es el aprendizaje que ofrecen, que cada vez tiende a ser más interactivo gracias al empleo de herramientas como tablets y ordenadores.

En ese sentido, desde TP-Link han dado a conocer algunas de las mejoras que experimentan los centros educativos cuando apuestan por la conexión inalámbrica como una herramienta base.

Estas son las mejoras en cuanto a conectividad con la transformación digital de los centros de enseñanza:

  • Una forma de aprender adaptada a los tiempos actuales. A golpe de clic, los estudiantes acceden de forma instantánea a millones de páginas y contenidos variados y de relevancia, pueden investigar en foros, estudiar cursos online, etc. El aprendizaje, por tanto, se ha vuelto interactivo, lo que a su vez confiere a los alumnos una motivación extra para estudiar, fijar conceptos y aprender “jugando” con una mayor autonomía.
  • Aprendizaje flexible y creativo. Además de interactivo, el aprendizaje de los alumnos se ha convertido en todo un proceso creativo en el que ellos mismos pueden explorar y hacer uso de multitud de recursos actualizados y en distintos formatos, que van más allá de las lecciones teóricas. Gracias a las nuevas tecnologías, los alumnos pueden seguir formándose de una forma autónoma a través de fotografías, mapas, vídeos, ejercicios prácticos, foros de debate y muchos otros contenidos.
  • Comunicación fluida profesor-alumno. En todo este proceso, los profesores tienen un papel destacado. Con la ayuda de las nuevas tecnologías, ahora pueden desempeñar sus funciones de una manera más acorde a los tiempos actuales.

La conectividad, columna vertebral de la transformación digital del sector educativo

Omada, la educación moderna

La enseñanza no está reñida con la tecnología y Omada es una buena prueba de ello. Esta solución lleva un paso más allá la conectividad de los centros educativos y les aporta un valor añadido en pos de una educación de calidad.

Y es que, los centros educativos necesitan que su red cumpla una serie de requisitos para maximizar su rendimiento:

  • Una alta seguridad de la red que garantice la seguridad de los datos académicos.
  • Cobertura a todo el entorno, ya que los centros educativos cuentan con áreas de alta densidad, como las aulas.
  • Estabilidad y alta velocidad para evitar interrupciones e interferencias en clases, reuniones por streaming, etc.
  • Métodos de autenticación de fácil gestión para autorizar el acceso de profesores y estudiantes a la red del centro.
  • Gestión centralizada de la red y cómodo mantenimiento de equipos.