Inteligencia Artificial (IA)

La computación cuántica está destinada a ser un punto de inflexión en la comprensión del funcionamiento de los mercados financieros. Pues, aporta a las estrategias de inversión la posibilidad de analizar de forma exhaustiva un mayor número de datos y variables, necesarios para maximizar la rentabilidad y minimizar el riesgo. 

Por ello, Kutxabank, en colaboración con Quantum-Mads y INNOLAB Bilbao, ha desarrollado un modelo que aplica la computación cuántica en las tareas computacionalmente más costosas, con el fin de organizar las estrategias de inversión a través de la asignación de activos o ‘asset allocation’.

Tras el éxito de los resultados teórico-prácticos alcanzados en la prueba piloto de concepto y las pruebas realizadas en Digital Annealer de Fujitsu, los equipos especializados ya están trabajando en un análisis más profundo del comportamiento del algoritmo fuera de la muestra y en un entorno de actualidad, como paso previo a analizar los procesos necesarios para su uso en inversiones o productos concretos. 

Segunda fase del proyecto 

La segunda fase del proyecto acaba de iniciarse, con ella, se podrá optimizar los procesos puestos en marcha e incorporar nuevas funcionalidades, de forma que pueda probar el rendimiento del algoritmo en ejecución. En esta fase, el prototipo funcional podrá interactuar con el modelo cuantitativo en un entorno real, de actualidad presente. 

El objetivo final es crear un prototipo capaz de detectar necesidades y oportunidades que sean cubiertas con una solución tecnológica en un entorno real, y que concluya con la puesta en producción de la solución basada en el prototipo. 

Computación cuántica e innovación 

La alineación estratégica y la correspondencia de los valores corporativos promueven la innovación dentro de Kutxabank. Y es que, dispone de un modelo de relación omnicanal que permite a sus clientes relacionarse con la Entidad en la forma que deseen.

Además, dispone de un catálogo de productos y servicios amplio, y con capacidad de transformación en ámbitos como la sostenibilidad, con un importante volumen de financiación ‘verde’ o de patrimonio gestionado bajo criterios ESG. 

Kutxabank aplica con éxito la computación cuántica en sus estrategias de inversión

La experimentación tecnológica también ha incidido positivamente en la gobernanza y en los procesos internos. El uso de la ‘nube’, la robotización o el uso de la inteligencia artificial han optimizado determinados procesos y recursos corporativos. 

El Big Data, la analítica avanzada y la inteligencia artificial facilitan el conocimiento de sus clientes, un factor clave a la hora de ofrecer soluciones y servicios altamente personalizados.

El aprendizaje corporativo se afianza con las metodologías de desarrollo agile, la participación en consorcios de ‘blockchain’ sectoriales, la experimentación en tecnologías de computación cuántica o el desarrollo de un modelo de acercamiento al ecosistema ‘fintech’ global.