Cloud Computing ha llegado para quedarse. De eso no hay duda. Los usuarios la han aceptado y las empresas también. Si la sociedad ha aceptado con naturalidad los servicios en la nube, las empresas con más razón. Los motivos son varios: el principal, igual que sucede con los usuarios, es el ahorro de costes. Pero además, hay que añadir el del incremento de la productividad. Pero la nube sigue creciendo y a su calor aparecen nuevas tendencias. Filipe Ribeiro jefe de producto y soluciones de Konica Minolta, aseguró que “Cloud para nosotros es el núcleo central de las tendencias TIC actuales, pero además nosotros vemos que la tendencia está entre cloud y su interconexión con las demás tendencias: movilidad, cloud, IoT, Big Data, etc”. Por su parte, Raúl López, director de ventas de Seidor se centró en su exposición en cuál es la evolución de la nube en la actualidad: “Estamos notando que se tiende hacia una nube híbrida. Las empresas ya se han dado cuenta de las ventajas del cloud público y del privado. Entonces se preguntan cómo pueden mantener ambas y por eso están empezando a apostar por la híbrida. Además estamos viendo que los clientes están pidiendo cloud desde un punto de vista económico… por eso ya no se habla con el CTO sino también con el departamento financiero”.

Víctor López, director de preventa de aplicaciones CRM de Oracle cree que “Cloud se ha convertido para nosotros en nuestra columna vertebral. En los últimos dos años hemos adquirido hasta 14 compañías relacionadas con la nube. Estamos viendo que todas las apps que se están convirtiendo en algo básico. El poder económico del CMO está aumentando y esto es algo muy importante. Además el time to market es cada vez algo que se tiene más en cuenta y tener soluciones en la nube nos permite un time to market mucho más rápido y por eso nos estamos enfocando mucho en ella. Además estamos viendo como el tema de movilidad y el Big Data adquiere cada vez una mayor relevancia y cloud es fundamental para su desarrollo”. Por su parte, Juanjo García, director comercial división cloud solutions de Arsys cree que “ya hemos conseguido definir bastante bien qué es cloud. Ahora cada empresa dedicada a ofrecer soluciones en la nube se está centrando en quiénes son sus clientes y cuáles son sus necesidades. Hasta ahora atacábamos a todo tipo de usuarios y empresas”.

Para Sergio Bernal, director técnico de Ermestel-Econocom-Osiatis “el elemento clave es que ahora se accede a los datos desde muchos dispositivos. Esto ha venido de la mano de cloud. Gracias a ella, se puede llegar a muchos más sitios, la empresa evoluciona más rápidamente, etc”.

Descárgate el PDF completo (Gratis)

Prueba de que la nube está adquiriendo una dimensión fundamental en la política de cualquier compañía es SAP. Tal y como puso de manifiesto en el encuentro Óscar Roncero, experto en soluciones cloud de SAP, “para nosotros, cloud es la parte estratégica de la compañía. Todas sus soluciones tradicionales de negocio ya se encuentran en la nube. Las grandes compañías están buscando en cloud una forma de buscar las tendencias del mercado,. Con las soluciones on-premise, al cabo de unos años tenías una solución muy personalizada, casi obsoleta y difícil de cambiar. Esto es algo que gracias a cloud ya no se produce y las empresas ven cómo pueden cambiar y trabajar desde diferentes dispositivos móviles, con sistemas operativos diferentes, etc”. Sergio Ocón, solutions architect de Red Hat aseguró que en este momento su compañía se encontraba “en una situación muy buena. El papel principal que hizo Red Hat fue el de catalizador para ofrecer servicios al usuario. Ahora mismo se está cambiando la forma de consumir IT. Nosotros nos hemos encontrado con que tenemos un papel como catalizador muy importante que jugar”.

Pero cloud aporta, entre otras cosas una serie de mejoras en el apartado económico de cualquier empresa. Tal y como afirmó Albert Casadejust, CIO de Omega Peripherals, “la nube aparte de un modelo tecnológico aporta un cambio financiero importante. Para una pyme acceder a TICs que antes no podían, por presupuesto, acceder, les va a dar mucha competitividad”. Finalmente, Luis Colino, director de preventa y desarrollo de negocio de HP Software aseguró que “para HP es una apuesta estratégica y creo que estamos en una posición muy importante al ser el único que podemos dar plataformas, servicios, hardware, software etc, bajo una misma marca. Hay que diferenciar entre el outsourcing de toda la vida y cloud, porque es totalmente diferente. Cloud tiene que ser algo automatizado con las herramientas de gestión. La tendencia se encuentra en esto”.

Tipos de empresa

¿Qué tipos de empresas son las que abrazan a la nube con mayor interés? ¿Es conveniente subir todo a la nube? Estos fueron otro de los apartados que se trataron en el desayuno organizado por BYTE TI. Para Luis Colino de HP, “dependiendo del segmento estamos hablando de un tipo de cloud u otro. La gran empresa ya acomete proyectos en cloud y se está moviendo a soluciones que no son parte de su core. La pyme y mediana sí, por tema presupuestario. En este caso son mucho más abiertos y se arriesgan más porque además moviéndose a cloud se es mucho más ágil y un proyecto que tardaría seis meses ahora con cloud, es prácticamente instantáneo”. En la misma línea se movió el CIO de Omega Peripherals para quien “empresas de cierto tamaño empiezan a saber que tienen que mover cosas al cloud, pero lo hacen con cautela para saber qué deben mover y que no. La adopción de un modelo de cloud privada es un primer paso porque el hecho de la automatización desde el punto de vista cloud es mucho más eficiente. También hay una parte importante y es que muchos departamentos de TI piensa que sus puestos de trabajo corren peligro si se adopta cloud y por ello muestran ciertas reticencias a adoptar determinados servicios o soluciones”.

Para Óscar Roncero de SAP las diferencias entre pymes y grandes empresas es clara: “Sí creo que la pyme se mueve hacia cloud por un motivo diferente al de la gran cuenta. Cuando una compañía grande apuesta por la nube está buscando innovación, flexibilidad y cubrir las nuevas tendencias que aparecen para las diferentes áreas de negocio. La pyme, no”. El director técnico de Ermestel-Econocom-Osiatis, también considero que “las empresas más grandes tienen una aproximación a cloud más cauta, menos arriesgada e innovadora que por ejemplos pequeñas empresas que acaban de nacer y que son capaces de llevar su “core” a la nube. Este tipo de empresas están trabajando muy bien. Las grandes tienen tantos problemas relacionados con la seguridad que sólo llevan algunos departamentos a la nube como por ejemplo el márketing, es decir aspectos no relacionados con su “core”. Juanjo García, director comercial división cloud solutions de Arsys, consideró que “la gente tiene clarísimo qué es cloud, el que no apuesta por la nube es porque no quiere. Todas las empresas de reciente creación están en la nube. No puede ser que en países como Reino Unido estén en la nube y aquí no. El problema está en la inseguridad del CIO. Cualquiera de las empresas que ofrecemos soluciones cloud damos más seguridad que la propia seguridad que pueda tener una empresa o un usuario en su casa”.

¿Es entonces un problema de la idiosincrasia española? Para Víctor López, director de preventa de aplicaciones CRM de Oracle, sí. En opinión de este ejecutivo, “en España es mucho más difícil transformar la mentalidad para que la gente cambie de soluciones o apueste por cloud si lo comparamos con otros países de nuestro entorno. Aquí casi nadie se atreve a cambiar su modelo tradicional”. Esta falta de asunción del riesgo, viene según Sergio Ocón de red Hat porque “muchos CIOs tienen justificado su puesto de trabajo con lo que están haciendo ahora. Si se van al cloud , por ejemplo para automatizar, es como si de repente fueras a tener una serie de mentes ociosas en la oficina. No se innova porque innovar lleva riesgos. Cuando el CEO de una empresa eche a este CIO tradicional es cuando las empresas empezarán a apostar por la innovación. Estamos en un mercado donde innovar no debería ser un lujo, sino una necesidad”.

Ahorro de costes

Una de las claves a la hora de migrar a la nube es el ahorro de costes. De hecho en muchos casos parece ser el único motivo por el que se adoptan soluciones cloud. Para Filipe Ribeiro jefe de producto y soluciones de Konica Minolta, “se trata de mostrar ante el cliente, al principio, la reducción de costes, pero lo que es realmente importante es la automatización de los datos. El input de estos datos es fundamental (trabajar con albaranes, con facturas, etc. todo lo hacen manualmente) y eso es lo que tratamos de vender con las soluciones cloud: la automatización de los procesos de negocio. A la larga la reducción de costes no es algo tan lineal y al final siempre te vas a encontrar que lo haga más barato”. Para Raúl López, director de ventas de Seidor, “la diferencia en este sentido es abismal entre pyme y gran cuenta. Al final los CIOs de las grandes tienen claro que el ahorro de costes puede ser o no ser. Se empiezan a ver cosas que van muy rápido, por ejemplo la migración de correo, así que el ahorro de costes es relevante pero ya no es lo más importante”.

En esta línea se sitúa también el portavoz de Arsys para quien “el time to market y la flexibilidad son más importantes que el ahorro de costes. Ya no es el factor fundamental de decisión. Los clientes aprovechan más otras ventajas. Más que el ahorro de costes los clientes, sobre todo las pymes, están buscando cosas a las que antes no podían acceder”. Sergio Bernal, director técnico de Ermestel-Econocom-Osiatis afirmó que “el cliente quiere algo que sea flexible, que sea cambiante, que sea dinámico y que les permita trabajar con tecnología como lo que tienen las grandes empresas. Y eso solo se lo pueden permitir las grandes empresas. A la pyme, haber nacido en el cloud ,le permite tener estas ventajas de las grandes y les permite un crecimiento exponencial. Pero esto solo se ve en mentalidades jóvenes, en las tradicionales no, y siguen apostando por lo tradicional. En este caso sí apuestan por cloud por ahorro de costes”.

Sin embargo para algunos el ahorro de costes es un mito. Este es el caso de Sergio Ocón, solutions architect de Red Hat  quien cree que “no es un ahorro de costes. Cloud es más caro. Hay que distinguir entre inversión y ahorro de costes. Porque el problema es la capacidad de inversión y por ejemplo una pyme, no tienen la capacidad de inversión en una herramienta. Lo que sí creo es que cloud va muy alineado al negocio y gracias a ella puedes por ejemplo duplicar el número de licencia, así que más que el ahorro de costes es ir más con la alineación de negocio y la capacidad de inversión. Me hubiera gustado ver cuál habría sido la evolución de cloud sin una crisis de por medio”. Finalmente, Luis Colino, director de preventa y desarrollo de negocio de HP Software cree que “la cuestión es que hemos pasado de un modelo clásico a un modelo más innovador y rápido. Y lo principal es que hemos cambiado como clientes finales la percepción. Por ejemplo, si tú tienes una aplicación y tu competencia no, lo más probable es que tus clientes te abandonen y se pasen a la competencia. Por eso cloud crece y la gente apuesta por ello, no por el ahorro de costes”.

La seguridad

Como punto final se trató el apartado de la seguridad. Una tecnología que facilita la productividad, mejora la flexibilidad y supone importantes ahorros de costes tiene que tener algún pero y las compañías lo tienen claro: se llama seguridad. Al igual que sucedía cuando los primeros portales de comercio electrónico aparecían y los usuarios no se fiaban de dejar sus datos de la tarjeta de crédito, ahora tienen incertidumbre de alojar datos que son importantes para el funcionamiento de la compañía que no se sabe muy bien dónde pueden estar alojados. Pero, ¿realmente son preocupantes los riesgos que conlleva la nube? Para Colino, de HP Software, “cloud no tiene un problema de seguridad. La seguridad viene por la normativa de los países. Todos los proveedores ofrecen una medidas de seguridad superiores. El problema de la seguridad no está en el cloud, está en la misma compañía. La inseguridad está dentro de la propia empresa. La protección externa tiene que existir pero el punto flaco está en la protección interna”. Por su parte, Albert Casadejust, CIO de Omega Peripherals cree que la seguridad “puede ser un mito pero para muchos clientes sigue siendo un tema muy importante. Hay muchos proveedores de cloud y no todos son igual de buenos ni igual de seguros: El principal problema relacionado con este aspecto es cómo distingue un usuario a un proveedor seguro de uno que no lo sea tanto. Mucha de la gente que va a cloud lo hace sin saber los riesgos”.

Sergio Ocón, solutions architect de Red Hat, cree que “hay que distinguir entre el servicio cloud que ofrecemos (PaaS, IaaS, SaaS) para que una pyme pueda tener más seguridad y por otra parte quién te ofrece el servicio. La seguridad por recursos y por capacidad va a ser mayor en una cloud. ¿Qué no metería en cloud? Hay cosas que no se pueden meter: determinadas aplicaciones. Yo creo que la nube es segura pero luego hay que elegir el proveedor que te ofrezca el mejor servicio”. Óscar Roncero, experto en soluciones cloud de SAP aseguró que “las empresas hace un par de años estaban muy preocupadas por la seguridad y ahora no tanto. En cuanto las soluciones que no llevarías a la nube dependerá de si hablamos de cloud público o cloud privado. En un cloud privado, todo el negocio podría ser llevado a él”.