Próximos eventos

Adaptando Cloud con Ciberseguridad, 7 de marzo (evento presencial)

Ciberseguridad de los hospitales sector sanitario

La ciberseguridad de los hospitales necesita una revisión

La ciberseguridad de los hospitales necesita una revisión. El sector sanitario se ha convertido en objetivo de los ciberdelincuentes y, durante el año pasado, más de 500 instituciones sanitarias notificaron incidentes de vulnerabilidad, según el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

Ante los retos que ha supuesto la pandemia para toda la población y, en especial, para el sector sanitario, y ante un aumento de ataques cibernéticos cada vez más innovadores, sofisticados y cambiantes, las organizaciones sanitarias deben adaptarse no solo a los cambios en las prioridades médicas, sino también a mejorar la seguridad de sus dispositivos IoT.

¿Qué entendemos por IoT en sanidad? Cuando hablamos de dispositivos IoT en Sanidad, nos referimos, por un lado, a los sistemas de gestión del propio hospital, como el control de acceso, las escaleras mecánicas, la energía, la iluminación, los sistemas de ventilación y refrigeración o los suministros de agua.

La ciberseguridad de los hospitales necesita una revisión

También hacemos mención a los propios dispositivos médicos o IoMT (Internet of Medical Things) como aquellos de control remoto, dispositivos de monitorización de pacientes, un equipo médico, o un monitor. Y sí, todos son vulnerables de ser objeto de un ciberataque y que quede interrumpida su actividad.

A su vez, la pandemia ha traído cambios sociales como, por ejemplo, el impulso de la telesalud y la monitorización remota de pacientes, lo que aumenta las superficies de ataques y los lugares de ataque.

Ciberseguridad: conocer para proteger

Ante este gran número de dispositivos, la estrategia de ciberseguridad debe comenzar por su identificación, ya que lo que no se conoce no se puede proteger.

Como mencionábamos con anterioridad, las organizaciones sanitarias deben obtener visibilidad de los activos IoT, OT y TI nuevos y existentes. Después es importante responder rápida y eficazmente a los incidentes y, por supuesto, cerrar las brechas de seguridad. Gartner, entre sus predicciones, destaca que en dos años los ciberdelincuentes habrán convertido en armas la tecnología operativa (OT) en un arma que matará o dañará a seres humanos en 2025.

Supervisión, visualización y resiliencia serán las claves para un entorno tan vulnerable como el sanitario, donde la salud y la vida entran en juego.

Autor: Adriel Regueira, Senior Sales Engineer, Nozomi Networks

Deja un comentario

Scroll al inicio