control de la nube híbrida red hat summit
control de la nube híbrida red hat summit

Red Hat presentó durante su evento anual las nuevas características de sus soluciones Open Source  adaptadas a las necesidades empresariales entre las que destaca el control unificado de la nube híbrida.

Por Laura Pajuelo. San Francisco (EE.UU.)

La gestión de la información es clave en el desarrollo y despliegue de las aplicaciones empresariales. La nube también y cada vez adquiere una mayor importancia el control unificado de la nube híbrida. Prueba de ello son las novedades presentadas por Red Hat durante el Summit 2016, celebrado en San Francisco, y en el que se dieron cita clientes y partners del canal. Uno los anuncios más destacados fue la disponibilidad de un conjunto de soluciones empresariales para contenedores Linux capaz de cubrir todas las necesidades de los negocios: desde herramientas gratuitas hasta una plataforma que integra gestión, Platform-as-a-Service (PaaS) y Containers-as-a-Service (CaaS). Este portfolio de soluciones apoyado en Red Hat Enterprise Linux ofrece, entre otras cosas, un sistema operativo para contenedores Linux potente y fiable mediante Red Hat Enterprise Linux y Red Hat Enterprise Linux Atómica Host, la plataforma empresarial Red Hat OpenShift, almacenamiento para contenedores con Red Hat Storage Gluster y gestión unificada de los contenedores a través de Red Hat CloudForms. Todo ello, al final, se enfoca hacia un control unificado de la nube híbrida.

Control unificado de la nube híbrida

Las innovaciones de almacenamiento presentadas por la firma americana están destinadas a gestionar y provisionar el almacenamiento continuo en aplicaciones en contenedores Linux de forma más sencilla. La principal novedad en este sentido es la versión 3.1.3 de Red Hat Storage Gluster, que destaca por su capacidad para que los desarrolladores puedan controlar aplicaciones y almacenamiento mediante un único panel de control. Ofrece otras mejoras en cuanto a rendimiento y estabilidad del sistema, como una rápida auto recuperación y una estructura de almacenamiento definida por software de alto rendimiento para máquinas virtuales. Por todo ello, supone el fortalecimiento de la tecnología de contenedores, con una mayor integración y automatización de DevOps en entornos de desarrollo y de producción físicos o en la nube. «Esta última versión está diseñada para satisfacer las necesidades de las organizaciones que cada vez son más dependientes de microservicios y contenedores. Los dispositivos de almacenamiento monolíticos tradicionales no están bien adaptados para ofrecer un almacenamiento flexible y rentable para contenedores de aplicaciones de Linux”, afirmó Ranga Rangachari, Vicepresidente y Director General de Almacenamiento en Red Hat.

La tecnología de contenedores permite un control unificado de la nube híbrida

Esta nueva característica se integra dentro de Red Hat OpenShift Container Platform (antes conocida como OpenShift Enterprise), considerada como la primera plataforma de contenedores de aplicaciones del mercado a escala web basada en contenedores Linux en formato Docker, orquestación Kubernetes y Red Hat Enterprise Linux 7. Gracias a ella, es posible desplegar aplicaciones y almacenamiento de forma convergente, eliminando la necesidad de un clúster de almacenamiento independiente y, como consecuencia, aumentando la eficiencia y ahorrando costes.

Además, la firma aprovechó su cita anual para anunciar OpenShift Primed, un programa de preparación técnica que reconoce los primeros pasos de un ISV (proveedor de software independiente) en la integración de sus aplicaciones con OpenShift y su progreso para convertirse en Red Hat Container Certification como parte del programa Technology Partner de Red Hat. De hecho, ya son 15 ISVs las que han obtenido esta designación: 3scale, 6fusion, CloudBees, CloudMunch, Couchbase, Crunchy Data, Diamanti, Dynatrace, GitLab, Iron.io, NGINX, Nuage Networks, Pachyderm, Roambee y Sysdig. “OpenShift Primed nos brinda una plataforma para reconocer este ecosistema de partners y, a través de ella, esperamos conectar cada vez a más ISVs que están construyendo soluciones de contenedores de aplicaciones con tecnologías Open Source» explicó Ashesh Badani, Vicepresidente y Director General de OpenShift en Red Hat.

Por otra parte, la plataforma de gestión Open Source para entornos TI físicos, virtuales y cloud, CloudForms, con soporte para contenedores y máquinas virtuales también se ha renovado con nuevas características. Compatible con Google Cloud Platform, Microsoft Azure o Amazon Web Services, la versión 4.1 de CloudForms ha ampliado sus capacidades de gestión con redes SDN (Software-defined Networking), facilita la automatización con la integración de Ansible Tower y ofrece un modelo de suscripción sencillo y cloud-friendly. Del mismo modo, ha aumentado el soporte para Microsoft Azure con un mayor número de funcionalidades, ha actualizado el Charge-back con capas de tarifas y monedas personalizables, ha incluido funciones para Red Hat OpenShift Container Platform entre las que se encuentran el análisis SmartState y mapas de calor que muestran el uso operativo, y ha mejorado la interfaz de auto servicio del usuario.

IoT en código abierto

Por último, y gracias a la colaboración de Red Hat con Eurotech, ha sido posible el desarrollo de un proyecto de código abierto llamado Eclipse Kapua para gestionar dispositivos periféricos IoT desde la conectividad y la configuración al ciclo de vida de la aplicación. Esta colaboración supone un importante impulso para este tipo de soluciones y marca el desarrollo de la primera plataforma IoT de código abierto end-to-end. Además, y con el objetivo de hacer frente a los problemas de escalabilidad, latencia, fiabilidad y seguridad inherentes a las implementaciones de IoT complejas, Red Hat ha impulsado la plataforma Eurotech ReliaGATE 20-26, basada en su propio software. Se trata de un gateway inteligente que brinda servicios de gestión de datos y dispositivos y permite gestionar cientos de miles de ellos.