Alemania prohíbe el uso de Whatsapp

Ulrich Kelber, actual responsable de protección de datos de la Cancillería alemana, ha advertido de forma seria a las autoridades federales sobre los riesgos que supone el uso de WhatsApp ante la posibilidad de que esos datos privados terminen en manos de Facebook.

Kelber lo ha dejado claro y advierte de que queda excluido el uso del WhatsApp por parte de cualquier autoridad federal, para evitar posibles filtraciones indeseadas de información confidencial.

Ulrich Kelber. Responsable de Protección de Datos del Gobierno Alemán.
Ulrich Kelber. Responsable de Protección de Datos del Gobierno Alemán.

Según ha señalado el periódico de Düsseldorf, Handelsblatt, Kelber ha anunciado en una carta dirigida a todos los ministerios y autoridades federales que “se descarta el uso de WhatsApp para cualquier autoridad federal». Tal y como parece apuntarse, la crisis provocada por el coronavirus ha hecho que muchos funcionarios estén optando por el uso de Whatsapp para comunicarse pero Kelber ha señalado que “aunque nos encontremos en tiempos difíciles, no debe descuidarse la protección de datos”.

Según la carta a la que han tenido acceso Handelsblatt, con cada mensaje de Whatsapp muchos metadatos son enviados, y posteriormente entregados a Facebook. Entre otros se encuentran datos de ubicación, direcciones IP, fechas de actividad en el servicio de mensajería, datos sobre los sistemas operativos que emplean los usuarios o datos del dispositivo desde el que se envían los mensajes.

El responsable de protección de datos del Gobierno de Merkel advierte del almacenamiento masivo de metadatos por parte de Whatsapp que son enviados a Facebook

Unos datos con los que sería muy sencillo elaborar un perfil muy preciso de los usuarios, para usos no autorizados y que según pone de manifiesto el responsable de protección de datos del la Cancillería germana, “contribuye a aumentar el almacenamiento [por parte de Facebook] de datos personales, incluso aunque éstos representen un pequeño porcentaje”

Los responsables de WhatsApp han salido al paso para negar las acusaciones e insistir en que no recaban ningún tipo de metadato. Tal y como afirma el mismo medio, desde el servicio de mensajería niegan ceder ningún metadato a Facebook: “los mensajes sólo pueden ser leídos por interlocutores directos”