El Grupo de Trabajo Financiero de AUSAPE abordó en su reunión de octubre la lucha contra el software de doble uso y el proceso de reconciliación de datos con el SII.

La lucha contra el software de doble uso fue, junto al proceso de reconciliación o consistencia del SII, la protagonista de la reunión del Grupo de Trabajo Financiero de AUSAPE celebrada el 13 de octubre.

Esta persecución del software de doble uso se enmarca en la Ley 11/2021 de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, que ha entrado en vigor el 11 de octubre modificando la Ley General de Tributos.

Lucha de la Agencia Tributaria

Según Victoria Golobart, product manager de SAP, esta norma establece, entre otros aspectos, la obligación de los productores, comercializadores y usuarios de sistemas y programas informáticos que soporten procesos contables, de garantizar la integridad, conservación, accesibilidad, legibilidad, trazabilidad e inalterabilidad de los registros.

De esta forma, a partir del 11 de octubre, está prohibido usar software que permita llevar diferentes contabilidades, no reflejar la anotación de transacciones realizadas, alterarlas o registrar transacciones distintas a las anotaciones realizadas.

Además, los sistemas y el software contables deberán estar certificados. Ante estas modificaciones legales, se está planteando lanzar un sistema similar al TicketBAI usado por las Administraciones vascas, que certifica cada una de las facturas que se emiten, aunque todavía no está definido y, según vaticinó Golobart, es posible que aún tarde unos meses.

Software de doble uso

Junto a la lucha contra el software de doble uso, el Grupo de Trabajo Financiero de AUSAPE dedicó un apartado al proceso de reconciliación o consistencia de datos con el SII (Sistema de Suministro Inmediato de Información de IVA de la Agencia Tributaria). Esta reconciliación deriva de las diferencias existentes entre los documentos que hay en el SII de la Agencia Tributaria y los eDocuments presentes en el monitor del SII de SAP.

Golobart explicó que partimos de una situación en la que tenemos una solución SII o FacturaE de SAP que generan documentos electrónicos a partir de las facturas. Estos documentos se transmiten a la Agencia Tributaria a través de la solución Document Compliance y la información se almacena en una serie de tablas de SAP. En la AEAT se reciben esos documentos y se almacenan en su base de datos.

Cómo afecta la lucha de la Agencia Tributaria contra el software de doble uso

El problema llega cuando esas bases de datos no coinciden. Estas discrepancias pueden producirse en tres puntos: en el contenido, en el estado del documento o en los documentos inexistentes o perdidos.

Algunos de los principales problemas de consistencia comunicados por los clientes SAP son que los documentos creados en SAP Document Compliance no coinciden con los que hay en la AEAT o al revés, o bien que no existen documentos electrónicos correspondientes a los documentos ERP relevaantes.

También se da el caso de que no se haya generado un documento en SAP Document Compliance o haya errores en el proceso de creación de documentos, o bien que existan diferencias entre los estados de los eDocuments en SAP y la website de la AEAT.

Posibles soluciones

Ante este conflicto, se analizaron posibles soluciones, como la creación de herramientas que exploren las posibles diferencias entre los documentos que hay en SAP Document Compliance y los que están en poder de la AEAT, desarrollar la capacidad para actualizar automáticamente la información de las facturas registradas, o cruzar la información que hay en el website de la Agencia con los documentos presentes en las tablas de Document Compliance.

Esta última serviría, en primer lugar, para identificar las diferencias que hay entre ambas bases de datos y, posteriormente, para resolver esas diferencias, con un panel de control para revisar las inconsistencias, solventarlas y generar informes consolidados.