Atracos en sucursales bancarias, hackers infiltrados en las redes, manipulación en los cajeros automáticos, cada vez más este tipo de acciones son habituales en nuestro país y suponen una preocupación mayor para los bancos. Estos hechos suponen para las entidades bancarias pérdidas económicas y lo que es más grave deterioran su reputación  erosionado la confianza de sus clientes. Es por ello que Wincor Nixdorf, compañía líder de soluciones TI para Retail y Banca, ha ampliado su cartera de soluciones ProTect-Security Solutions con su nuevas e innovadoras herramienta Dynamic Fraud Management para prevenir de forma activa cualquier ataque contra cualquier canal en el que se manejen tarjetas y se mueva dinero en forma electrónica o efectivo.


El objetivo de Wincor Nixdorf en este terreno es lograr la ‘convergencia’, es decir lograr integrar los diferentes componentes disponibles en la entidad (en software de seguridad, seguridad de efectivo, vigilancia, control de acceso e identificación) con los nuevos elementos de esta solución Dynamic Fraud Management para crear un entorno de seguridad completo y eficiente.


El fraude a la orden del día

El número de ataques registrados en Europa no deja de crecer: se estima que uno de cada cinco usuarios de tarjeta ha sido víctima de algún fraude, y el volumen del fraude se calcula en unos 4.000 millones de euros. El dinero en efectivo obtenido a través del fraude en cajeros continúa siendo el método preferido por los delincuentes, que obtienen la información sobre tarjetas y números secretos  con una amplia gama de técnicas que van desde el “shoulder surfing” (que es cuando ven el PIN mirando por encima del hombro), a técnicas de “skimming complejo” (cuando se instalan mecanismos en el lector de tarjetas para clonarlas).


El objetivo de Dynamic Fraud Management es evitar activamente esos ataques en lugar de esperar a que sucedan y luego reparar los daños. Entre los componentes de esta solución están el módulo Anti-Skimming para cajeros automáticos, soluciones biométricas, el Optical Security Guard o la solución de manchado de billetes. “Nos centramos en el estudio y reconocimiento de comportamientos de ataque, y en averiguar cómo éstos pueden ser evitados —explica Javier López-Bartolomé, presidente de la región Américas e Iberia—. Con nuestras innovadoras soluciones Wincor Nixdorf mostramos cómo la información puede ser utilizada y canalizada de forma inteligente  para proteger los procesos y sistemas de los bancos frente a amenazas de seguridad”.

 

El portfolio de Wincor Nixdorf incuye consultoría, hardware, software y servicios; y se extiende ahora para incorporar las soluciones Dynamid Fraud Management. Wincor Nixdorf mantiene su probada aproximación en tres pasos para proteger a los bancos: un primer paso de análisis de los riesgos de la sucursal en sus procesos, estructuras de comunicación y entornos de trabajo; un segundo paso en el que se implementan soluciones de seguridad a medida; y por último una tercera fase en que la entidad tiene la posibilidad de dejar en manos de Wincor Nixdorf toda su  infraestructura de seguridad.

>