Orange y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), a través de la  Cátedra Orange, han dado a conocer las ideas de negocio ganadoras de la segunda edición del Proyecto start, que ofrece becas para universitarios que quieren acabar su carrera convirtiéndose en emprendedores tecnológicos.

Este Proyecto, adherido al sello “Estrategia de emprendimiento y empleo joven 2013/2016” del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, fomenta el emprendimiento entre los estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación (ETSIT) de la UPM. Se trata de unir una idea de negocio de base tecnológica con la realización del Proyecto Fin de Carrera (PFC) o Trabajo Fin de Grado (TFG) de cada alumno.

En esta ocasión los tres proyectos ganadores han sido:

  • Beacon Club: desarrollada por los estudiantes Diego Hernández y Daniel Paniagua, esta aplicación para móvil y tablet ofrece planes de visitas y rutas turísticas personalizadas, dependiendo de las preferencias y necesidades de los usuarios. Una vez descargada la aplicación no es necesaria la conexión a internet, por lo que es de gran utilidad para los turistas que viajan fuera de sus países y no quieren utilizar datos en roaming.
  • SmartLock es un sistema de cerraduras inteligentes desarrollado por Carlos Santos y Álvaro Rodríguez, que sustituye a las tradicionales llaves físicas por el uso del smartphone como herramienta de seguridad. Esta aplicación permite monitorizar a cada usuario autorizado por el sistema las entradas y salidas que se producen en un recinto determinado.
  • El tercer proyecto ganador es Serving Monitoring, un sistema de alerta de fallo en servidores creado por el estudiante Julio Rodríguez. La particularidad de esta idea de negocio radica en que no necesita ningún tipo de instalación ni configuración en la red del cliente. La información se monitoriza externamente y, en caso de cualquier incidencia, avisa automáticamente al cliente de cualquier fallo vía mail, sms o whatsapp.

Los futuros emprendedores han tenido que presentar su idea de negocio en una breve exposición ante un jurado formado por miembros de SECOT, B-Able, Cátedra Orange y TelecoEmprende. En dicha presentación, estos futuros emprendedores han ofrecido los argumentos que demuestran que sus proyectos tienen el grado de definición, originalidad y potencialidad suficientes para convertirse en futuras startups tecnológicas viables.

Se inicia ahora la segunda fase del Start, en la que, a lo largo de seis meses de duro trabajo, estos estudiantes compaginarán la realización de sus PFC (o TFG, si son alumnos Grado) con la puesta en marcha de esta aventura empresarial.

Gracias al Proyecto start, a lo largo de este periodo contarán con el asesoramiento personalizado de expertos de Orange, así como de SECOT (Asociación de Voluntariado Empresarial Senior) y de tutores de la ETSIT-UPM, que les dotarán de las capacidades necesarias para el desarrollo de un proyecto empresarial.  Así, aprenderán cuestiones legales, financieras, comerciales, de marketing, etc., que habitualmente no recibe un estudiante de ‘teleco’ y que también son necesarias para convertir una idea en un plan de negocio.

El emprendimiento start tiene de esta edición un aliado más. La ETSIT-UPM ha creado la plataforma TelecoEmprende para canalizar todas las actividades y proyectos de los jóvenes emprendedores. No solo se apoya e impulsa a los estudiantes que tienen claro poner en marcha una idea de negocio, sino que además busca despertar vocaciones entre los futuros emprendedores que aún no se han atrevido a dar el primer paso, o en aquellos que ni siquiera saben aún que son emprendedores en potencia.

La Cátedra Orange UPM, a través del Proyecto start, genera una nueva vía de desarrollo formativo que pretende impulsar la generación de conocimiento y la innovación dentro del emprendimiento tecnológico entre los estudiantes e investigadores de la ETSIT-UPM.