Únicamente 76 segundos es el tiempo que el usuario espera de media para recibir ayuda online durante su proceso de compra. Una vez pasado ese tiempo la abandonan y buscan en otro website, según un estudio realizado por la empresa LivePerson. Por ello, la facilidad de uso es una de las claves en el comercio electrónico. Además, el 74% de los consumidores valora positivamente una navegación fácil y clara, y el 78% repetirá la experiencia si sus necesidades son satisfechas.

Otro de los pilares debe ser usar el mejor producto en cada categoría buscando ofrecer al usuario la mejor experiencia. El enfoque de las empresas debe ser el cliente, poniéndose en su lugar, entendiendo sus necesidades e identificando las tecnologías que le ayudarán. Unos clientes contentos acabarán de forma natural en un incremento de las ventas.

Ofrecer los servicios en cualquier parte también es esencial. Cada vez es más común el proceso de compra a través de múltiples dispositivos. Según un estudio de Google Insights, el 67% de las ventas iniciadas en un dispositivo finalizan en otro y el 65% de esas compras se inician desde un smartphone. Que el usuario tenga una buena experiencia en el móvil a la hora de comprar, es esencial para no perder ventas.

Miguel Abreu, director general de Magnolia CMS en España, explicó en su ponencia de OMEXPO la necesidad de aplicar una estrategia digital basada en estos tres pilares. “Ubicar un gestor de contenidos como pieza central permitirá garantizar una integración sencilla con las mejores herramientas del mercado”. También, agregó, debe permitir una experiencia multicanal coherente y adaptada a cada dispositivo.