La Secretaria Xeral de Modernización e Innovación Tecnológica de la Xunta de Galicia, Mar Pereira, y el consejero delegado de R, Arturo Dopico, han hecho balance del despliegue de las redes de nueva generación (NGA) en la Comunidad. Es una de las acciones del Plan de Banda Ancha 2010-2013, que se puso en marcha con la intención de dotar a la mayor parte de los habitantes de Galicia de internet de calidad y lograr que tengan acceso lo antes posible a los servicios más avanzados de telecomunicaciones.

 La extensión de esas redes comenzó el año pasado, después de que R resultara adjudicataria de una subvención de la Xunta de Galicia para esta actuación, y va ya un paso por delante de sus previsiones de cobertura, gracias al avance progresivo y satisfactorio de los trabajos de despliegue de red. De hecho, a día de hoy disponen de acceso a redes de nueva generación con la calidad de la fibra óptica de R cerca del 40% de los núcleos programados, un total de 74 de los 193 previstos en la parte del PBL que le alcanza al operador gallego de comunicaciones por fibra óptica.

 Desde octubre de 2010 y hasta finales de ese año se han activado los núcleos de Mesoiro, Palavea, Santa Gema, A Zapateira, Casanova de Eirís, Eirís de Arriba, Montserrat, A Cabana y San Pedro de Visma en el entorno de A Coruña. Además, también en esa provincia tienen acceso a las nuevas redes desde el año pasado los núcleos de Meicende y A Pastoriza en Arteixo, Freixeiro (Narón), O Milladoiro (Ames), Os Tilos (Teo), Cordeda (Culleredo) y Sigüeiro (Oroso). En la provincia de Pontevedra se incorporaron al grupo de localidades con acceso a redes de nueva generación Pereiro, Bagunda, Ceboleira, Pardavila, Roade, Rioboo y Raviso, todos ellos en Vigo; Redondela y Angorén (Redondela) y Barca y Valina en Poio.

 En 2011 se activaron núcleos, hasta un total de 47, en zonas de A Coruña, Culleredo, Narón, Oleiros, Cambre, Marín, Aires, Cedeira y Fene. Y antes del final de 2013 se prevé cubrir otras 119 localidades de las cuatro provincias gallegas.

 Más de 100 megas para un millón de gallegos

 Todos estos núcleos cuentan, de esta manera, con un acceso a la red de un mínimo de 100 megas de bajada y 5 megas de subida y con un caudal garantizado del 80%.

 Sin contar con la población de las siete grandes ciudades gallegas (donde ya medio millón de personas tienen acceso a las nuevas redes), el objetivo es que otras 575.000 puedan desfrutar de estos servicios avanzados, con lo que habría ya, una vez completado el plan, más de un millón de habitantes preparados plenamente para la Sociedad de la Información en Galicia. Teniendo en cuenta los 27 núcleos a los que se les dio acceso en 2010 y los 47 que lo tienen desde el inicio de este año, ahora son más de 176.000 los habitantes de Galicia que pueden acceder a las ventajas de las redes de nueva generación por vez primera. Y siguiendo lo previsto, R continuará desplegando su red de fibra óptica para acercar a los habitantes de la comunidad servicios de 200 megas en 2012.

 Nuevos servicios avanzados

 Además de todas las ventajas que las redes de nueva generación ofrecen tanto en velocidades como en posibilidades de desarrollo, R incluye en su oferta un paquete de servicios adicionales (para todas las nuevas localidades con cobertura) en el que se incluyen la televisión de alta definición, el vídeo bajo demanda y aplicaciones interactivas a través de la televisión: un servicio de información de emergencias del 112 por localidades, una red wifi que permita disponer de acceso a Internet en las áreas públicas e incluso teleasistencia para personas con discapacidad para, por ejemplo, comunicar on line a través del televisor con los centros asistenciales. Del mismo modo, con el wifimedia de R, los clientes de este servicio dispondrán de un sistema para acceder a sus archivos desde cualquiera aparejo con wifi en la casa lo en la empresa (portátil, PC, tableta o ?smartphone?)

 Galicia, a la vanguardia de las telecomunicaciones

 Esta nueva andadura del despliegue de la red de R permitirá que la extensión de la fibra óptica siga siendo una realidad en Galicia. Hasta la fecha, entre los años 1999 y 2010, se desarrolló un proyecto de construcción de una nueva red de telecomunicaciones por fibra óptica con una inversión de unos 800 millones de euros y con una cobertura total de más de 800.000 hogares y empresas.

 El apoyo de la Administración Autonómica a R refuerza el objetivo de situar a Galicia a la vanguardia de las telecomunicaciones para competir en Europa y en el resto del mundo. La Xunta de Galicia, a través de su Plan de Banda Ancha 2010-2013 le dio el empuje definitivo a la iniciativa del operador acercando 28 millones de euros (un 21%) de los 129,6 millones previstos en la inversión total para desplegar las redes de nueva generación en la comunidad. Unas redes con ingentes posibilidades que serán la base de servicios diferenciales y elementos imprescindibles para el desarrollo empresarial y la generación de empleo en Galicia.

 La adjudicación de la extensión de redes NGA a R, una de las actuaciones más importantes del Plan de Banda Ancha, se aprobó el pasado 16 de septiembre en el Consello da Xunta a través de la Secretaría Xeral de Modernización e Innovación Tecnolóxica.