Gracias a este acuerdo, las grandes organizaciones podrán crear, desplegar y migrar sus aplicaciones a la nube, consiguiendo la escalabilidad y flexibilidad intrínsecos a modelos clouds, administración remota, despliegue transparente y una altísima disponibilidad superior al 99%, permitiendo, además, a los clientes una gran reducción de costes.


Cloud híbrido de Fujitsu con Microsoft

El modelo de Cloud Híbrido surge como necesidad para romper las barreras del cloud público, haciendo uso de una nube pública para mantener desplegadas las aplicaciones (Data Centers de Microsoft Windows Azure), alojando los datos en lo que se denomina “in-country”, es decir, bien en los data centers de la multinacional nipona o en los propios del cliente. Todo esto elimina los problemas de soberanía de datos así como las reticencias de custodia y seguridad de los mismos, generando tranquilidad a los clientes que mantendrán en todo momento el control de su información.


Los servicios de cloud híbridos que Fujitsu proporciona a los clientes a través de esta alianza exclusiva con Microsoft, les permite poner en marcha una completa estrategia Cloud, albergando sus datos en el entorno que mejor se adapte a sus necesidades, privado, público o mixto. Las soluciones ayudan a las compañías a hacer frente a los retos de seguridad, interoperabilidad, gestión y cumplimiento de normativas que surgen cuando estos servicios se ofrecen a través de múltiples plataformas. Asimismo, Fujitsu ofrece servicios de valor añadido, como una completa metodología, herramientas específicas, arquitecturas de referencia, etc. y todo lo necesario para ayudar a los clientes a moverse hacia el cloud de forma gradual, profesional y segura. Al trabajar conjuntamente con Microsoft gracias a este acuerdo, Fujitsu es capaz de aportar a sus clientes las ventajas que ofrece a nivel de coste y flexibilidad, manteniendo un absoluto control de los datos y de sus aplicaciones internas, equivalente a las soluciones “on-premise”.

Además, este modelo, permite que la seguridad y la privacidad de la información de los clientes esté garantizada, que se aprovechen las ventajas de la reducción de costes, logrando ahorros del hasta el 30% en relación a los enfoques tradicionales, mejorar la agilidad del negocio y aportar flexibilidad.

Para Juan Angulo, Director del Area de Aplicaciones de Fujitsu ”somos la tercera empresa en el mundo en Tecnologías de la Información y proporcionamos una completa gama de servicios a las organizaciones orientados a sus procesos de negocio, lo que nos ha llevado a día de hoy a poder afirmar que nuestro éxito en el mundo cloud, queda plenamente avalado por nuestros clientes. Con esta alianza única, mostramos una fuerza fruto de la colaboración de ambas compañías y una experiencia compartida, mediante la cual ofrecemos una verdadera solución global para ayudar a las organizaciones a cumplir sus objetivos, bajo los principios de seguridad y disponibilidad de la información”

Según Juanjo Carmena, Responsable de Microsoft Windows Azurela nueva oferta de soluciones de cloud híbrida de Fujitsu demuestra el gran valor añadido que se consigue al sumar la elasticidad y capacidades de Windows Azure con servicios y soluciones de alto valor añadido y solucionar de manera muy efectiva las necesidades de las grandes organizaciones. En particular, esta alianza permite a los clientes resolver las cuestiones relativas a integración y los requerimientos específicos de seguridad, a la vez que se hace el mejor uso de la elasticidad y la eficiencia en costes, que son inherentes al cloud computing”.

Los analistas estiman que alrededor del 35% de los clientes a nivel mundial se decidirán por clouds híbridos para el año 2015, una tendencia que irá en alza. En lugar de mantener sus propias infraestructuras TI, adquieren servicios tecnológicos y pagan únicamente por lo que consumen y así aprovechan todos los beneficios de la nube. El modelo facilita, en consecuencia, poner sus cargas de trabajo y datos donde tiene más sentido, aprovechando la combinación perfecta de los servicios clouds públicos con los privados, mientras que se hace frente a la seguridad, el gobierno, cumplimiento de normativas y retos presupuestarios.