Toshiba España vendió más de 150.000 unidades  durante el primer semestre de este año. Con esta cifra, Toshiba creció un 18% respecto a igual período de 2011 y se convierte en la empresa con mayor crecimiento entre las pocas marcas que también han incrementado sus ventas en este período. Según las estimaciones realizadas por la compañía a partir de los datos del mercado de informática portátil (laptop, ultrabook, netbooks), de diversas consultoras, el mercado español decreció un 28% en nuestro país durante este primer semestre, empujado por la situación de crisis económica.

En este contexto, Toshiba ha conseguido ganar 5,5 puntos porcentuales de cuota de mercado, y pasar de una participación del 8,4% que ostentaba el año pasado, a un 14%  durante estos primeros seis meses del 2012.

Igualmente, Toshiba es una de las pocas “primeras” marcas del mercado que ha conseguido crecer en venta de unidades. Este indicador es especialmente significativo teniendo en cuenta las caídas generalizadas del resto de competidores, en particular de los líderes tradicionales de los últimos años, así como de los nuevos actores que han crecido muy rápido amparándose en productos de moda, lo que en opinión de Alberto Ruano, director general de Toshiba en España, “ha contribuido también a la caída del mercado del 28% en ventas de unidades como se apuntaba anteriormente”.

Según Ruano, “son momentos delicados para el sector que exigen afinar muy bien la oferta de productos a las verdaderas necesidades de los clientes, así como de exploración y detección de nuevos mercados. En este sentido –prosigue Alberto Ruano–, creo que las últimas gamas de productos desarrolladas por la compañía han dado en el clavo ya que los usuarios no quieren renunciar a la calidad y a las altas prestaciones pero si quieren asegurar su inversión”. “Además, en nuestro caso –termina diciendo Ruano–, los clientes valoran la experiencia que ya han tenido anteriormente con la marca y este hecho está siendo nuestro mejor aliado en estos momentos, ya que siguen prefiriendo calidad, robustez, durabilidad y rendimiento, por encima de otros valores que son más pasajeros o no aportan valor”.

En este sentido, cabe resaltar las nuevas tipologías de productos que ha lanzado la marca, como es el caso de los Ultrabook, con el Portégé Z830 a la cabeza, un equipo altamente reconocido en esta categoría y que ha supuesto un éxito de ventas para la compañía desde su lanzamiento en España

Igualmente, Toshiba ha seguido desarrollando sus mercados estratégicos (educación,  administraciones públicas y gran cuenta) y ha continuado expandiéndose en otros, tales como el de I+D, hostelería y alimentación, constructoras, banca, automoción o comunica­ción.

Según Alberto Ruano, director general de Toshiba en España, “aunque a medio plazo todo indica que el mercado tradicional va a seguir contrayéndose nosotros somos optimistas ya que están emergiendo nuevos empresarios que proponen nuevas tipologías de negocios, de servicios y proyectos muy basados en la tecnología y en la capacidad de lo móvil y creo que es un segmento en el que Toshiba puede aportar un plus muy apreciado por esta nueva economía”.