Grundig

“Queremos aportar nuestras tecnologías innovadoras para que nuestros consumidores puedan conservar mayor tiempo la frescura de los alimentos, así como ofrecer alternativas, como por ejemplo recetas fáciles de cocinar, para reutilizar la comida con mal aspecto o que no consumiríamos”, ha señalado Manuel Royo, Marketing Manager de GRUNDIG España, en el curso de la presentación de la campaña “Respect Food”, cuyo fin es concienciar y motivar un cambio de actitud de la población española sobre la necesidad de reducir la cantidad de alimentos que desperdiciamos cada año.

Publicidad

Según datos oficiales, España es el séptimo país de la Unión Europea que más alimentos desperdicia, en concreto, cerca de 8 millones de toneladas de comida cada año. Se trata de unas cifras que GRUNDIG, con sus tecnologías orientadas a la sostenibilidad, quiere reducir gracias al desarrollo de productos que permiten mayor eficiencia y conservación de los alimentos, y aportar visibilidad al usuario final con su campaña global.
“Respect Food” se centra sobre todo en los alimentos que desperdiciamos en nuestros hogares. De hecho, se estima que entre el 30% y el 40% de la comida desaprovechada se genera en los hogares de los españoles. Una cifra muy relevante que GRUNDIG quiere contribuir a minimizar a través de una serie de acciones que se presentarán a lo largo de 2018.

Para Cem Akant, General Manager de GRUNDIG, “la campaña de Respect Food es nuestra aportación para contribuir a solventar un problema ético, como es el desperdicio de los alimentos, así como económico y medioambiental”.

Entre las acciones previstas hay la creación de una red de entidades colaboradoras que, junto con la firma, perseguirán el cumplimiento de los objetivos de la campaña. El proyecto nace con una donación a la Federación de Asociaciones de Centros para la Integración y Ayuda a Marginados (FACIAM), con sede en Madrid, y a la ONG Nutrición sin Fronteras, establecida en Barcelona. Ambas recibirán un lote de electrodomésticos por parte de GRUNDIG con el fin de colaborar en diversos proyectos sociales de dichas entidades.

Asimismo, varias personalidades que trabajan para motivar un cambio de actitud en relación al desperdicio de alimentos, como la referente gastronómica Ada Parellada y la entidad cultural Screen Projects, responsable del prestigio festival Loop Barcelona de arte visual, también se han sumado a esta iniciativa, para generar actividades gastronómicas y culturales que aporten nuevas visiones de esta realidad y ayuden a concienciarnos.

A nivel internacional, GRUNDIG ha colaborado con diferentes organizaciones de distintos países europeos con iniciativas para reaprovechar los alimentos que acostumbramos a desperdiciar en nuestros hogares.