Desde hace ya unos años, las redes IP se han convertido en una prioridad para las empresas. Si bien es cierto, que la telefonía IP todavía no ha despegado como se esperaba, la verdad es que cada vez son más las compañías que se están adentrando en este mundo del Internet Protocol para realizar sus comunicaciones de voz.
Manuel Navarro
Realizar llamadas, sesiones de videoconferencia o interconectar a todos los empleados de una compañía a través de dispositivos IP es una de las prioridades de las empresas de hoy en día. Tal es así que las operadoras tradicionales están viendo como su antiguo negocio se puede venir abajo en unos años. Las compañías telefónicas están comenzando a investigar nuevos productos y servicios en otros lugares con vistas a reforzar sus ofertas primarias.
El número de usuarios de Internet aumenta sin cesar y la empresa conectada es hoy una realidad. Así que, ahora sí, el éxito parece asegurado. Y es que, como iremos viendo más adelante, uno de los principales factores del éxito de las redes IP es el bajo coste que tiene, tanto de implementación como de consumo.
Tal y como asegura Leonard Pera – Vocal de la Comisión Internacional de AUTEL, el tráfico IP está aumentando a una tasa que supera el 67 % anual, y está creciendo con menor centralización en Estados Unidos. Esta tendencia significa que la naturaleza del tráfico está siendo más regional y más internacional, pero en cualquier caso con ritmos de crecimiento muy fuertes, en los que, cada vez más, los factores de contenidos están teniendo un papel predominante.
Así la lengua de los contenidos es un factor que ya está afectando al desarrollo global de Internet y donde el papel que vaya de desarrollar el castellano está aún por determinar. Influirán sin duda las perspectivas de desarrollo económico en Latinoamérica y la expansión del castellano en países como Brasil y EEUU, donde ya hay más hispanohablantes que en España.
Además de los cambios en la localización del tráfico IP, el equilibrio del tráfico está también en evolución. Mientras que el flujo solía ser principalmente en una dirección, en estos momentos el tráfico “peer-to-peer” comprende hasta dos tercios del tráfico DSL mundial. Sin embargo, debido a ciertas restricciones legales sobre el contenido descargado en las redes de intercambio, resulta difícil pronosticar como evolucionará este mercado.
En opinión de Manuel García, Technical Postsales Manager de SMC Networks, “actualmente el mercado de VoIP se encuentra en plena expansión. Su principal aplicación actualmente son los conocidos programas de teléfono por Internet, como puede ser Skype. Aunque existen operadoras que ya proporcionan un servicio IP completo, aún no se ha producido la explosión de este mercado. En cualquier caso, SMC ya dispone de equipos para cubrir todas las aplicaciones posibles en lo que a VoIP se refiere, incluyendo además en el catálogo una centralita IP que permite realizar uniones de oficinas a coste cero”.
La realidad es que el mercado IP está creciendo cada vez más y su desarrollo es imparable. Inicialmente el protocolo IP era utilizado como método de comunicación en redes corporativas, uniendo las sedes corporativas entre sí, pero cada vez más, se está convirtiendo también en el método de comunicación preferido para las comunicaciones con los clientes y entre los empleados. Adicionalmente, estas tecnologías se usan cada vez más entre los elementos que suelen conformar las plataformas de atención al cliente (CTI, Voice Potals, grabadores, etc.) de las empresas.
Tal y como asegura Xavier Lleixà, Ingeniero de Ventas de NETGEAR Iberia, “Actualmente, el mercado IP se encuentra en fuerte expansión y cada día, las nuevas soluciones IP son más asequibles y fáciles de encontrar. En el futuro, es altamente probable que todos los servicios que se prestan a través de otras redes (red de telefonía, red GSM, red GPRS, red de televisión y radio) converjan en una única red IP. En este sentido, la tecnología VoIP, es decir, telefonía a través de Internet, puede considerarse uno de los primeros pasos hacia la convergencia total”.
Para José Luis Castaños, Director de Operaciones Presence Technology, “Aunque en el mercado se viene hablando de la tecnología IP y sus beneficios desde hace ya varios años, es ahora cuando podemos decir que la convergencia IP se ha afianzado definitivamente y es una realidad en España y prácticamente todas las empresas han abordado o están en proceso de abordar proyectos de migración de sus sistemas de comunicaciones a infraestructuras de redes IP. La madurez de esta tecnología, el crecimiento del ancho de banda y la estandarización de protocolos IP, así como el ahorro de costes a medio plazo, están propiciando que las empresas hayan aceptado totalmente esta opción”.
El mercado IP se encuentra en constante crecimiento, y en el caso de España, ofrece a las empresas grandes oportunidades de negocio. Las empresas y usuarios cada día son más conscientes de los beneficios que aporta la tecnología IP; las redes corporativas están orientándose a soportar aplicaciones y servicios IP tales como de videoconferencia, grabación de voz o movilidad. Para Víctor Mateos Program Manager de Comstor, “en el mercado español, y especialmente en el caso de la PYME, la infraestructura de las redes corporativas no está plenamente capacitada para soportar estas aplicaciones”.

Adiós al teléfono fijo

Telefonía móvil y redes IP parece que se han puesto de acuerdo en quitar de en medio al tradicional teléfono de Graham Bell. Sin embargo esto parece que no va a llegar a producirse. Bien es cierto que la telefonía tradicional está perdiendo importantes cuotas de mercado, pero también es verdad que existen elementos que harán que el antiguo teléfono siga en el mercado.
Y es que, si la telefonía IP sobre banda ancha fuese un sustituto perfecto de la fija y los costos de cambio fueran insignificantes, todos los usuarios conectados a la banda ancha migrarían, incluso si la telefonía IP sobre banda ancha fuera sólo un poco más barata. En la práctica, sin embargo, hay costos de cambio, y es incierto cuántos usuarios migrarán hacia la telefonía IP sobre banda ancha.
Los antiguos monopolios telefónicos están viendo peligrar su negocio original ya que actualmente son operadoras de segundo nivel quienes están ofertando de forma general los servicios de Voz sobre IP. La entrada de las grandes operadoras en este mercado globalizará la oferta y aumentará de forma exponencial el número de usuarios de VoIP, ya que los costes de llamada sí que caerán de forma drástica, llegando en muchos casos a ser coste cero.
Por ejemplo, Genesys Telecommunications Labs. lleva varios años colaborando con las operadoras dominantes para el desarrollo de plataformas sobre las que estas ofrecerán nuevos servicios y aplicaciones al mercado. Estas operadoras se están convirtiendo, cada vez más, en proveedores de servicios de valor añadido complementarios a los tradicionales servicios de comunicaciones. Las tecnologías de VoIP/SIP son las grandes facilitadoras de estos servicios.
Tal y como asegura el responsable de Gensys, “las grandes beneficiadas de este tipo de servicios serán las pymes, que conseguirán tener acceso a un sinfín de tecnologías a las que hasta ahora no podían acceder debido a su elevado coste. Las operadoras pondrán al alcance de las pymes las tecnologías necesarias para, por ejemplo, ofrecer un servicio de atención al cliente de calidad a un precio muy asequible, permitiéndolas competir en mejores condiciones con las grandes empresas, que disponen de mayores recursos tecnológicos.”
Para el responsable de Netgear, “Las operadoras tendrán que responder a la demanda de estos nuevos servicios con una rápida capacidad de adaptación, por ejemplo, ampliando el ancho de banda disponible (como ya está sucediendo) que requieren las nuevas funciones disponibles a través de una red IP.

Apuesta ganadora

La apuesta por las redes IP es, sin embargo, clara. Y esto es así porque en primer lugar se produce un significativo ahorro de costes. Sobre todo, este ahorro, aparte de que no hay que pagar cuotas de conexión (ya se pagan al proveedor que ofrece a la empresa el servicio de conexión a Internet) se aprecia en el momento de realizar llamadas internacionales o establecer servicios de videoconferencia.
Esto es debido a que los teléfonos IP le permiten escoger números de distintas ciudades del país no importando la ubicación física del teléfono. Y eso no es todo: si una empresa cuenta con un teléfono IP en las distintas sedes que tenga y dependiendo de la compañía con el contrate el servicio, puede ser que ni siquiera pague el costo de la llamada local, ya que en la mayoría de los casos, las llamadas entre teléfonos IP son gratuitas.
Además, si necesita llamar de larga distancia nacional o internacional, las tarifas son sustancialmente más económicas a las de la telefonía convencional. Otro valor añadido es la presencia en múltiples ciudades a través de números virtuales. Estos números virtuales no sólo ahorran dinero a la empresa en cuestión sino también a sus clientes que sólo tendrían que marcar un número local para ponerse en contacto con la compañía.
La portabilidad es otra de las características interesantes de los teléfonos IP ya que se pueden mover de un sitio a otro y el cliente conserva el mismo número. Es decir el directivo que tiene el teléfono lo podrá llevarlo a cualquier rincón del planeta y conectarlo a Internet en una ciudad distinta de tal forma que éste seguiría funcionando exactamente igual que si se encontrara en la oficina. La persona que le llama no notará ninguna diferencia.
Otro aspecto destacable es que la mayoría de las compañías IP nos permiten controlar una gama de servicios a través de una página Web. Estos servicios pueden incluir: bloqueo de prefijos (por ejemplo para bloquear celulares), correo de voz, identificador de llamadas, desvío de llamadas a un tercer número, etc. Además puede consultar todo el detalle de llamadas, desde el ordenador.
Además, en los próximos años va a ser muy común pagar una renta de un conmutador hospedado con un tercero, como hoy en día lo hacemos con los servidores de Internet. Nuestro teléfono se conectará a un nodo más de la red de datos, como si fuera una computadora, y con esto estaremos listos para trabajar.
Podremos entonces marcar una extensión para comunicarnos con un colaborador que puede encontrarse en cualquier parte del país o del mundo como si estuviera en la oficina de enfrente, recibiremos los mensajes del correo de voz en un e-mail y haremos llamadas regulares, todo por una renta mensual fija por extensión que oscilará entre los 10 y los 20 euros.
Para Antonio Balairón, director de Operaciones de Vocari, “la mayor de las ventajas es un importante abaratamiento de costes que, respecto a la telefonía tradicional, puede llegar a escalar hasta el 70 u 80%; y la homogeneización y ampliación de toda una serie de servicios como correo electrónico corporativo, la Centralita IP, el Call Center IP, la Sala de Conferencia IP, la agenda virtual o CRM, la web, la tienda virtual, y el portal o la intranet de la empresa.
En suma y de cara a la pyme, es un dinamizador de salto al mundo de la tecnología sin, prácticamente, percibir la tecnología que se esconde detrás”. Esta opinión es corroborada por el responsable de SMC quien asegura que “Aunque el factor precio es más que interesante, solamente representa una pequeña ventaja frente a la multitud de opciones que presenta la VoIP.
Una de las principales ventajas es la movilidad, ya que con esta tecnología se pueden tener números virtuales y hablar desde cualquier localización geográfica con el mismo número. Pero tal vez la principal ventaja sea la posibilidad de integración con el resto de sistemas IP del mercado, como pueden ser redes, videovigilancia, etc”.
Jose Luis Prieto, Country Manager de Génesis asegura que “La aparición de estándares abiertos en las comunicaciones de VoIP, como el ampliamente soportado por Genesys, Open IP/SIP, permite incrementar el nivel de sofisticación y eficiencia de las comunicaciones con los clientes y entre los empleados.
Las nuevas comunicaciones IP permiten desarrollar nuevas aplicaciones que alterarán la forma de comunicarnos utilizada hasta ahora, y que mejorarán las comunicaciones entre las empresas y sus clientes. A los mencionados ahorros en los gastos en comunicaciones, las tecnologías de VoIP/SIP simplifican la gestión de las redes y facilitan la aparición de nuevas formas de comunicación con los clientes
Beneficios adicionales pueden ser la facilidad de virtualización de los centros/agentes así como la extensión de las funciones de atención al cliente más allá de los centros de contacto”. Finalmente, José Ramón González, director de marketing de NEC-Philips, cree que las principales ventajas son “las derivadas de la convergencia e integración: Centralización de gestión; movilidad y por tanto desarrollo del teletrabajo; posibilidad de contar con un Terminal único que además de telefonía fija y móvil incorpore otras prestaciones a nivel de aplicaciones”.

Comunicaciones Unificadas

El hecho es que la telefonía IP está generando grandes negocios. Las cifras de compañías como Cisco o Avaya así lo corroboran. La primera de ellas tiene el 21% del mercado total de voz empresarial global, que incluye centralitas tradicionales, pasarelas de voz y sistemas híbridos y tecnología IP. Cisco es líder en el mercado de Telefonía IP desde hace muchos años, y desde el tercer trimestre de 2006 la compañía vende en la región EMEA más soluciones de voz basadas en IP que cualquier otro fabricante de soluciones de centralita basada soluciones de voz tradicionales, híbridas o IP.
Buena parte de culpa la tiene la denominada política de Comunicaciones Unificadas, un termino que están poniendo de moda casi la totalidad de los fabricantes. Las comunicaciones unificadas juegan un papel protagonista en este nuevo escenario tan competitivo para las empresas. Uno de los factores del éxito que está alcanzando esta nueva era de las comunicaciones viene de la mano de la denominada telefonía IP, que mantiene la calidad ofrecida por las redes de telecomunicaciones convencionales a unos precios mucho más competitivos.
La comunicación unificada viene impulsada por aplicaciones nuevas para la colaboración que aprovechan redes más asequibles y versátiles de voz y datos. Sin embargo, las comunicaciones unificadas son algo más que simple telefonía IP, aunque ése sea un componente crítico. Por ejemplo, el hecho de que la información que tradicionalmente se transmitía a través de líneas de voz pueda viajar por líneas de datos significa que los faxes y los mensajes de voz ahora pueden aparecer en la bandeja de entrada del buzón de correo electrónico.
Ver los correos de voz junto al e-mail y hacer clic en el que sea más importante es mucho más sencillo que tener que escucharlos uno por uno. Sólo con esta herramienta tan simple se incrementa la productividad de los empleados de la oficina. Para el portavoz de Génesis, “Las comunicaciones electrónicas (email, IM, SMS, etc.) están cada vez más sustituyendo a las tradicionales comunicaciones telefónicas. Así mismo, las empresas tienen cada vez más empleados trabajando para ellos en movilidad.
Esta movilidad nos obliga a llevar con nosotros cada vez más terminales que nos permitan mantenernos comunicados incluso fuera de nuestros centros de trabajo habitual. En definitiva, las personas contamos en la actualidad con diversos medios de comunicación dispersos y aislados unos de otros.
Las soluciones de comunicaciones unificadas tienen como misión facilitar la comunicación entre todos estos elementos, de manera que podamos utilizar el que más nos convenga en cada momento, contando con las principales funciones, independientemente del medio utilizado”.
Linksys, es una filial de Cisco dedicada a ofrecer soluciones a usuarios domésticos y a pequeñas y medianas empresas. Para Javier Gómez, responsable de Linksys para el Sur de Europa, “entre las ventajas más destacables de las comunicaciones unificadas está la reducción de la complejidad del sistema, un aumento de su eficacia, la seguridad de que las empresas se puedan adaptar más rápidamente a esta tecnología, mayor movilidad para sus empleados y una mejora de la seguridad en cuanto a las amenazas internas y externas.
Además, de la posibilidad de tomar decisiones rápidamente y con mayor acierto, así como mejorar la respuesta del cliente”. Para el responsable de NetGear, “una de las principales ventajas es que las soluciones unificadas permiten que la oficina móvil sea una realidad. Por ejemplo, si un empleado dispone de un dispositivo móvil con múltiples funcionalidades y los sistemas de comunicación unificados en una red IP, aumentará su movilidad y como consecuencia, también lo hará su productividad. En el futuro, los dispositivos tenderán a diferenciarse más por su portabilidad que por su funcionalidad”.
Así pues, la gran ventaja reside en que ahora los empleados de organizaciones que están distribuidos geográficamente pueden comunicarse con la misma agilidad y rapidez que los ubicados en la central y colaborar desde prácticamente cualquier lugar del mundo. La tecnología IP es una gran ayuda para este tipo de progresos ya que ha hecho realidad la posibilidad de unificar comunicaciones reduciendo costes.
Para José Luis Castaños, Director de Operaciones Presence Technology “hablar de comunicaciones unificadas implica que todas las infraestructuras de comunicación de la empresa están integradas y conectadas entre si. Hablamos de ahorros en tiempo, agilidad en la toma de decisiones y una mejor eficiencia en las interacciones porque cada empleado puede escoger el canal más adecuado para comunicarse con el resto de la compañía”.

Los problemas

Uno de los factores que juegan en contra, o por lo menos que hasta el momento han perjudicado a las comunicaciones sobre IP es el nivel de calidad, que en muchos casos es bastante inferior a la de las comunicaciones tradicionales y a las comunicaciones móviles. Sin embargo eso no es del todo cierto o más bien, poco a poco, se va convirtiendo en un mito.
La calidad de la Voz sobre IP está directamente relacionada con la capacidad y la calidad de la red sobre la que funcione, no solamente a nivel del proveedor de servicios sino a nivel de la red local. Una buena infraestuctura de red garantiza una calidad equivalente a la telefonía tradicional.
Los switches de SMC proporcionan características fundamentales para la composición de esta infraestructura, como pueden ser VLAN y calidad de servicio (QoS). El incremento en el gasto en comunicaciones en las empresas está llevando a los CTOs de todas las empresas a investigar nuevos métodos de comunicación entre empleados y clientes menos costosos y eficientes. Las comunicaciones VoIP/SIP representan una enorme oportunidad ya que facilitan la aparición de nuevas formas de comunicación más ágiles, eficientes y baratas.
Por otro lado, la necesidad de incrementar la productividad de los recursos de una empresa, obliga a los responsables de las tecnologías a fomentar la virtualización de estos recursos, poniéndolos a disposición del negocio en su globalidad, en lugar de destinarlos a silos departamentales como suele ocurrir en la actualidad. Las tecnologías de VoIP/SIP facilitan la ubicuidad de los recursos de una empresa por cuanto que estos no se encuentran “físicamente ligados” a ningún entorno.
Para el responsable de Génesis, “En absoluto la calidad se resiente. Las tecnologías ofrecidas por los principales fabricantes del sector, permiten ofrecer niveles de calidad equivalentes a los ofrecidos por otras tecnologías tradicionales. No obstante, como en toda nueva tecnología, se precisa de una curva de aprendizaje hasta que su uso sea plenamente eficiente.
Genesys Telecommunications Labs, que lleva varios años liderando el uso de tecnologías de VoIP/SIP en entornos de Contact Center, está ya desplegando sus soluciones de VoIP/SIP para sustituir y/o complementar los centros de contacto de sus clientes. Nuestra experiencia nos indica que se están consiguiendo unos niveles de calidad incluso superiores a los obtenidos utilizando otras tecnologías”.
Para el portavoz de NetGear, “el principal problema radica en el miedo que surge en los empresarios a adoptar nuevas soluciones IP para servicios que llevan muchos años prestándose a través de redes “tradicionales” como, por ejemplo, la red telefónica. Este miedo está justificado en muchos casos ya que es posible que la infraestructura de red empresarial esté obsoleta y sea necesaria una renovación de los dispositivos.
En este sentido NETGEAR ofrece a las pequeñas y medianas empresas una amplia experiencia en redes IP y unas soluciones totalmente adaptadas a las necesidades del cliente”. Desde Linksys se afirma que Si tenemos en cuenta la situación de las empresas españolas, el principal problema es que todavía no están mentalizadas en el uso de esta tecnología. Y esto se conseguiría a través de un proceso de educación y formación en torno a las soluciones y productos que existen hoy en el mercado.
Según un estudio que e-Quantium llevó a cabo para @asLAN parece que España es el primer país de Europa en el uso de la tecnología de VoIP; pero esta tendencia no se manifiesta en el caso de la telefonía IP que todavía no se ha popularizado entre las empresas españolas. Así pues el reto de las compañías es saber entender y aprovechar las oportunidades que representa la convergencia, esto es la integración de diferentes servicios y aplicaciones que harán de la comunicación algo más ágil y directo (mensajería unificada, videoconferencia, etc).

Tendencias

Los últimos movimientos por parte de gigantes informáticos que cada vez más se suben al carro de la VoIP, ya sea porque están adquiriendo empresas que integran esta tecnología o porque están desarrollando aplicativos que la soportan, nos da una idea del grado de penetración de la VoIP en el mundo empresarial. Por otra parte, a nivel de usuario final también se está extendiendo su uso, con el despliegue de cada vez más aplicaciones basadas en VoIP (casi todos los dispositivos móviles de usuario final). La VoIP no es más que una manera de transmitir la voz, por lo que su evolución pasará por la creación de más aplicaciones que le den contenido a esta tecnología.
La tendencia es hacia la convergencia total de servicios en una gran red IP. En el futuro, probablemente desaparecerán el resto de redes y las operadoras ofrecerán Internet, teléfono, televisión, radio y muchos servicios más a través de IP. Cada día más dispositivos contarán con este tipo de conectividad. Por ejemplo, ya existen televisores con conexión Ethernet y también se han llevado a cabo proyectos para implantar soluciones domóticas sobre IP.
Estas tendencias se pueden ver en las apuestas de los diferentes fabricantes. El portavoz de Netgear afirma que su compañía va a seguir ofreciendo a susclientes las soluciones de networking basadas en IP más avanzadas y adaptadas a sus necesidades, tanto a las pequeñas y medianas empresas, con una amplia gama de productos profesionales; como al usuario doméstico, con dispositivos de almacenamiento, entretenimiento digital o voz sobre IP. En otro claro ejemplo se encuentra Vocari que según su director de operaciones Antonio Bailarón, “su vocación d ha sido y será la de cubrir todas las necesidades de comunicación de todo tipo de empresas, con un marcado cuidado por las pymes.
En ese sentido, nuestra apuesta pasa por la personalización y adaptación de los servicios para cada uno de los clientes –con exhaustivos reportes de actividad por extensiones-, respetando siempre la máxima de la sencillez. Se trata a un mismo tiempo de una labor de ‘evangelización’ de la tecnología IP entre las pymes y de consolidación. El futuro de nuestra plataforma vendrá definido por la ampliación de los servicios como ha sucedido con la Centralita 2.0, en la que a medida que se incrementa el número y la calidad de los servicios toda la interfaz resulta más sencilla de cara a su administración. Ya no será necesaria la dedicación exclusiva de una persona a atender la centralita”.
Además, y teniendo en cuenta las previsiones, parece que en el futuro las llamadas de VoIP se impondrán a la telefonía analógica, fundamentalmente por el ahorro de dinero que implica el uso de la tecnología IP. Además, para las empresas la implementación de esta tecnología llevará consigo un cambio en la propia organización para un entorno laboral y de negocios más flexible, productivo y con unos costes más bajos; y estos factores son los que buscan la mayoría de las empresas, independientemente de cuál sea su tamaño.
Según datos facilitados por la consultora Juniper Research, el mercado de servicios VoIP para empresas representará 18.000 millones de dólares a nivel mundial para el año 2010. Otras consultoras como Integrated Research hablan de que el 78% de las grandes cuentas ya se encuentran desplegando aplicaciones y tecnología IP, como la videoconferencia. No sucede lo mismo en el segmento de las pymes a las que hay que llegar combatiendo a toda costa la complejidad.
La tendencia principal es hacer de la red IP una plataforma en la que se pueden integrar diferentes aplicaciones y servicios que influirán significativamente sobre la productividad de los empleados, al margen de la mera llamada telefónica

ROI

Una de las obsesiones de las empresas es obtener un rápido retorno de la inversión. Con los sistemas IP este retorno es prácticamente inmediato. Para el responsable de NetGear, “Es evidente que sí. Las soluciones IP ofrecen los mismos servicios que otro tipo de soluciones, pero a un precio mucho menor, es decir, el ahorro de costes es considerable. Este ahorro también es debido a que una única persona podrá gestionar todos los servicios unificados que ofrece la red IP”.
La medición del retorno de la inversión debe tener en cuenta las oportunidades que la telefonía IP brinda a largo plazo. El despliegue de soluciones de telefonía IP debe ser visto como un movimiento estratégico, y no sólo como un mero ejercicio de reducción de costes. Para José Luis Prieto de Genesys, “en última instancia, el mejor enfoque de la implementación de la telefonía IP es desde la óptica de la inversión a largo plazo, ya que estas tecnologías no sólo proporcionarán ahorros en el gasto en comunicaciones, sino que nos permitirán aumentar la productividad de nuestros recursos, y nos dotarán de una enorme capacidad de innovar en el desarrollo de nuevos modelos de negocio y de relación con nuestros clientes”
Para el responsable de Vocari el ROI también es inmediato y da sus razones: “hay que añadir otros ahorros inmediatos derivados de la implementación de un Call Center IP, por ejemplo, aprovechando el teletrabajo y sin necesidad de montar costosas infraestructuras: cada operador puede estar desde su propio domicilio, accediendo vía IP tanto a las llamadas como a la información necesaria para atenderlas, todo ello de un modo transparente y sencillo.Con la comunicación IP se generan ahorros medios de 40% en llamadas y de 80% en equipos. Además, no hay necesidad de realizar inversiones por lo que la comunicación IP es de muy rápido retorno”.