La compañía cxLoyalty, ha publicado un estudio que muestra como una gran parte de las empresas no ofrecen ayuda o protección a aquellos que han sufrido un ciberataque. Esto supone perder una gran oportunidad para obtener un mayor número de clientes, o mejorar la relación con los actuales y la reputación de la marca.

Publicidad

El estudio, dice que dos tercios de los encuestados confiaría en un banco para prevenir, detectar o resolver un ciberdelito financiero, frente a un 14% que optaría por la ayuda de la policía. Además, revela que un 64% de los consumidores tiene una buena percepción de aquellas compañías que los ayudó a resolver un ciberdelito y les proporcionó una mayor seguridad.

“La amenaza que supone el delito cibernético aumenta a medida que el mundo online se vuelve cada vez más complejo y global. Sin embargo, esto puede traducirse en una oportunidad para las empresas siempre que estas sean capaces de proteger al cliente y darle la confianza y seguridad que necesita”, afirma Eduardo Esparza, VP General Manager de cxLoyalty.

La seguridad afianza al cliente 

Sin duda, el descubrimiento más importante del estudio, afirma que ayudar a un cliente en un escenario tan complicado como es el de la ciberdelincuencia, y proporcionarle una solución positiva, puede fortalecer la relación entre la empresa y el consumidor y forjar un vínculo de confianza a largo plazo.

El 64% de los consumidores tiene una buena percepción de aquellas compañías que los ayudó a resolver un ciberdelito

Y es que, las empresas que apuesten por esto e incluyan en sus servicios protección frente al cibercrimen, podrán verse recompensadas con la confianza de los consumidores. De los encuestados, el 63% afirma tener más posibilidades de renovar o adquirir una póliza de seguro si esta incluye protección cibernética; el 62% de decantarse por una compañía telefónica en base a ello y el 70% de elegir un servicio bancario u otro.

“Nuestra investigación revela que cualquier empresa que consiga hacerlo será recompensada con una mejor percepción de su marca y una mayor lealtad del cliente. Al proporcionar servicios de protección en Internet y ofrecer a los clientes el conocimiento necesario sobre cómo protegerse online, las empresas están dando a sus clientes una experiencia digital más segura, algo positivo para todos», ha concluido Esparza.